Tiempo  11 horas 19 minutos

Coordenadas 3690

Fecha de subida 4 de marzo de 2018

Fecha de realización febrero 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.987 m
932 m
0
5,2
10
20,82 km

Vista 1399 veces, descargada 83 veces

cerca de Sierra, Andalucía (España)





    Partiendo desde el Río Dílar, la ruta consiste en recorrer la crestería de los Alayos de Dílar, coronando sus principales cumbres: Pico Abantos (1.664 m.), Picacho Alto (1.776 m.), Corazón de la Sandía (1.885 m.) y Los Castillejos (1.986 m.). El regreso se realiza por el Collado del Pino, faldeando a media ladera la vertiente norte, y descendiendo al Río Dílar por el Barranco de Rambla Seca. Nos encontramos en el Parque Nacional Sierra Nevada.




    Estacionamos en el Área Recreativa Río Dílar, que se encuentra a unos 3 km. del pueblo, a la que se llega por una pista asfaltada en buen estado para turismos. Tomamos la pista terriza que lleva al Aula de la Naturaleza Ermita Vieja, para desviarnos al poco tiempo hacia un sendero indicado, que se interna en el pinar. Este sendero salva una cancela con candado que interrumpe la pista, sin paso peatonal posible. Más adelante enlazamos de nuevo con la pista, cuyo tráfico obviamente está restringido. El ascenso es suave de momento. A nuestra izquierda tenemos una propicia perspectiva del Cerro de la Boca de la Pescá, haciendo honor a su nombre. Pasando por tres barrancos menores, al llegar al cuarto, el Barranco de Poca Leña, nos desviamos a su cómodo lecho seco.




    Enlazamos con la Vereda del Picacho Alto, que zigzagueando con fuerte pendiente, nos lleva a un collado divisorio del Pico Abantos y el Picacho Alto. Detrás nuestra tenemos un hermoso paisaje de la Silleta de Padul con la Vega de Granada de fondo.




    Desde el collado tenemos una fabulosa panorámica de los Alayos de Dílar, admirando la crestería que vamos a recorrer. Aunque su topónimo correcto es Galayos. Una desviación en la pronunciación, anotada por el topógrafo del IGN que nos tocó en la zona. Pero antes de proseguir, nos desviamos al cercano Pico Abantos, a fin de mejorar notablemente las vistas que tenemos, incluyendo ahora el Picacho Alto, la cordal de los tresmiles y los Barrancos de la Cueva del Sauco y de Rambla Seca, así como el valle del Río Dílar.




    Nuestro siguiente objetivo es ascender al Picacho Alto. Para ello abandonamos la vereda que lo rodea, siguiendo otra que recorre su arista cimera. La subida es pronunciada pero sencilla. Sin embargo no lo será su descenso para continuar por la crestería, donde será inevitable pasar un tramo de destrepes algo expuestos, aunque sin mayor complicación técnica. Las vistas desde esta cima son colosales. A la derecha queda el Barranco de Prado Seco.




    Seguimos recorriendo la crestería. Ya tenemos en el punto de mira nuestro siguiente objetivo: el Corazón de la Sandía. El omnipresente Pico Trevenque nos acompañará durante toda la ruta. Además de la dificultad física, con un desnivel positivo de casi 1.500 m. y un tránsito tan agreste, justifico la dificultad técnica como difícil, por los siguientes tramos expuestos: el descenso del Picacho Alto, los encumbramientos del Corazón de la Sandía y Los Castillejos, y el paso delicado en una cárcava del Barranco de Juana Benitez. Por tanto hay que estar preparados para trepadas exigentes y pasos algo aéreos que son inevitables.




    Desde la cabecera del Barranco de Prado Seco, tenemos un extraordinario mirador hacia la cresta de Los Gallos. Sobre ellos se alzan el majestuoso Pico del Caballo y la cordal de los tresmiles hasta el Veleta. A la izquierda observamos la cumbre bicéfala de Los Castillejos.




    Pero más cercano aún, tenemos ante nosotros el imponente peñón del Corazón de la Sandía y su pico adyacente. Hacia ellos nos dirigimos. El Trevenque nos observa detrás de ambos, cual Torre de Mordor.




    Ambas cotas están separadas por una estrecha y empinada canal. Siempre bajo la atenta mirada del Trevenque. Encumbrar el Corazón de la Sandía exige divertidas trepadas.




    Ésta es la panorámica del peñón del Corazón de la Sandía desde su cima adyacente.




    Y ésta es la visión de la cima adyacente desde el Corazón de la Sandía, con Los Gallos, la Loma de los Tres Mojones y el Pico del Caballo como telón de fondo.




    Advierto que el trazado que opté para descender del Corazón de la Sandía y continuar la vereda, es muy difícil y expuesto, así que aconsejo rodear la cima adyacente por su cara sur. En la imagen se aprecian los abruptos tajos de la cara norte, siendo la cara sur más alomada.




    Proseguimos la crestería, haciendo una parada en el Tajo Blanco, el cual se encontraba hoy más blanco aún si cabe, por la presencia de cúmulos de nieve. Aprovechamos emocionantes asomos en los puntales extraplomados próximos a la senda.




    Le siguen los Tajos de la Virgen, los cuales veremos mejor desde abajo en el regreso.




    Continuamos faldeando hacia un collado que traspone la loma, el cual tomaremos como referencia para desviarnos y coronar la cima oeste de Los Castillejos.




    Según ascendemos, vamos admirando los penachos de la cresta que se yerguen a nuestra izquierda.




    Y tras varios pasos algo delicados, por fin hollamos la cota más elevada de Los Castillejos. Un cuasidosmil, cien metros menor que el Trevenque, el rey de la media montaña de esta sierra. Las panorámicas de 360º son sensacionales.




    Tras volver al collado de referencia en la loma, continuamos faldeando en dirección al Collado del Pino, pasando por la boca de una mina abandonada.




    Al otro lado del Collado del Pino se eleva la Loma de Peña Madura. Detrás queda el valle del Río Dúrcal.




    En el Collado del Pino cambiamos el rumbo hacia el Río Dilar, teniendo de nuevo el Trevenque como fondo. Nos internamos en el denso pinar de la umbría, pasando por varias intersecciones con otros senderos. Al fondo se divisa el Puntal de los Mecheros.




    Cruzamos varios ramales de la cabecera del Barranco de Juana Benitez. Esta segunda mitad de la ruta, aunque no lo parezca, acumula bastante desnivel, tanto en bajada como en subida.




    Pero todavía nos queda el mirador más privilegiado para contemplar la vertiente norte de los Alayos, acompañados de una bella puesta de sol. Se encuentra situado en un espolón del Tajo Alto, que marco con un waypoint.




    A continuación la vereda supera un graciosillo tramo, con una cárcava dolomítica muy inclinada y terreno bastante suelto. Cruzamos la Cañada de la Selva, y al conectar con el Barranco de Rambla Seca se nos hizo de noche. Solo resta cruzar el Río Dílar, con poco caudal en esta fecha invernal, y enlazar con el Camino de la Fábrica de Luz, que nos llevará al punto inicial.




    Respecto a la vegetación, destacan distintas variedades de pinos: negrales, salgareños y silvestres. También encinas y su matorral bajo asociado, como lavándulas, tomillos y bolinas, además de un bosque de ribera. En cotas más elevadas, abundan majuelos, agracejos y otros arbustos espinosos, así como pastizales de alta montaña, y matorrales almohadillados, como piornos azules y amarillos. En cuanto a la fauna, es frecuente el avistamiento de cabras monteses. También es posible cruzarnos con jabalíes en las zonas boscosas. Con suerte podemos contemplar el vuelo de perdices, córvidos, águilas reales y buitres leonados, mientras que los confiados acentores alpinos son habituales.
    El tiempo en movimiento fue de 9 horas 40 minutos, sin incluir las paradas. El itinerario transcurre según el tipo de terreno: un 50 por vereda pedregosa, un 30% por sendero terrizo, un 15% por pista terriza con tráfico restringido, y un 5% campo a través rocoso en las cúspides de las cumbres. El desnivel positivo es de 1.450 m. La temperatura en cumbre osciló entre -6º y -4º, con suave brisa del norte. En el vídeo de abajo hay un montaje fotográfico con mi visión de la ruta, que por motivo de copyright de la música de fondo, es posible que no pueda reproducirse en dispositivo móvil, como smartphone y tablet, por lo que solo será posible visionarlo en ordenador y smart TV.




    Ver también las siguientes rutas nevadenses:
Ruta Postero Alto - Barranco del Alhorí - Picón de Jérez - Cerro Pelao.
Ruta Postero Alto - Sendero del Avión - Cerro del Mirador Bajo - Sulayr tramo 17.
Ruta Postero Alto - Cerro de Trevélez - Cerro del Gallo - Sulayr tramo 16.
Ruta Hoya de la Mora - Collado de Veta Grande - Pico Juego de Bolos - Cerro de los Machos.
Ruta Hoya de la Mora - Pico Veleta - Pico del Caballo - Tozal del Cartujo.
Ruta Cerro del Almirez por el Barranco del Ubeire.
Ruta Puente Palo - Pico de las Alegas - Pico del Tajo de los Machos - Cerrillo Redondo.
Ruta Loma de Papeles - Puntal de los Cuartos - Picón de Jérez - Lavaderos de la Reina.
Ruta Puerto de la Ragua - Cerro del Chullo - Peñones del Mediodía - Sulayr tramos 14 y 15.
Ruta Capileira - Alto del Chorrillo - Mulhacén - Siete Lagunas - Alcazaba - Vasar del Mulhacén - Poqueira.
Ruta Pico Trevenque y Barranco del Dílar.
Ruta Vereda de la Estrella - Vereda de la Cuesta de los Presidiarios.
Ruta Cahorros de Monachil.
Ruta Pico del Caballo desde la Rinconada de Nigüelas.


3 comentarios

  • Foto de failosmen

    failosmen 08-mar-2018

    Muy bien explicada y excepcionalmente bien ilustrada. Muchas gracias por el aporte.

  • Foto de Kminante del Sur

    Kminante del Sur 08-mar-2018

    Gracias a ti por el comentario, failosmen. Un saludo. Nos vemos en el camino.

  • Foto de correcaminos andaluz

    correcaminos andaluz 09-mar-2018

    Impresionante ruta.

Si quieres, puedes o esta ruta