Tiempo en movimiento  3 horas 11 minutos

Tiempo  5 horas 34 minutos

Coordenadas 2194

Fecha de subida 23 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
1.884 m
1.272 m
0
3,1
6,3
12,58 km

Vista 43 veces, descargada 0 veces

cerca de San Rafael, Castilla y León (España)

CUEVA VALIENTE (1.903 m): por el collado del Hornillo.

Subida a la cumbre abulense de Cueva Valiente (1.903 m), por el collado del Hornillo (1.637 m), desde el municipio segoviano de San Rafael, en concreto desde la fuente de la Virgen de las Nieves (bandera 1 del mapa y 1.340 m). Con visita, en el descenso, a la célebre cueva que da nombre a la montaña y se abre sobre un promontorio rocoso de su falda norte (bandera 18).

Es Cueva Valiente una cima enclavada en el municipio de Peguerinos desde la que se tienen unas vistas magníficas, especialmente al noreste, donde despuntan las cúspides más repesentativas de la sierra de Guadarrama: Peñalara, la Cuerda Larga, La Maliciosa, La Pedriza y su Yelmo, La Mujer Muerta, Peña El Águila o La Peñota. Al sureste y sur, la sierra de Malagón: Cabeza Líjar, Cerro de la Salamanca o Abantos. Al norte, la llanada segoviana, con los pueblos de El Espinar y San Rafael a nuestros pies.

A pesar de que el vértice geodésico se erige sobre un afloramiento rocoso al que es muy fácil subir, la cumbre achatada dispone de cómodas campas ideales para el descanso y el apaciguamiento. De hecho, hay construido un pequeño refugio de acceso libre a la sombra del roquerío cimero. Por la opción elegida, la ascensión se demora 2.40 horas, a ritmo suave e incluyendo pequeñas paradas. La subida no presenta dificultades técnicas.

Más atención hay que prestar en la bajada de la cima a la cueva (también llamada Valiente) para evitar resbalones (de la bandera 16 a la 17) y encontrar el senderillo final (bandera 17), señalizado con hitos de piedra, que lleva hasta la oquedad: se pierden 90 metros de altura en unos 300 metros de recorrido.

FUENTE DE LA VIRGEN DE LAS NIEVES
La ruta parte de la fuente de la Virgen de las Nieves. Hasta ella se puede llegar en vehículo, cogiendo la carreterilla que sale de la Nacional VI a la altura del kilómetro 61,300 (a izquierda si se viene desde el Alto de los Leones), frente a la ermita de la Virgen del Carmen, en el límite urbano de San Rafael. En la fuente de la Virgen de las Nieves hay espacio para el estacionamiento. Una vez en ella, atravesamos la cancela y seguimos el camino que discurre por la hermosa pinada hasta alcanzar la pradera Nevada (bandera 2), donde empalmamos con el GR-88 (sendero de gran recorrido) que, precisamente, viene de la ermita antes mencionada, la de la Virgen del Carmen.

El GR-88 remonta el cauce del arroyo Mayor, que nace en las postrimerías del collado del Hornillo, al que nos dirigimos. El itinerario está señalizado con las clásicas marcas rojiblancas de los GR, sobre los troncos de los árboles. Este primer tramo también incluye balizas de madera, con la banderola amarilla y blanca de los senderos de pequeño recorrido, pues pateamos por un tramo de la Senda de la Peña del Águila, ruta circular.

COLLADO DEL HORNILLO
Tras varios cruces del arroyo Mayor (banderas 3, 4 y 5), llegamos a la intersección señalizada donde la Senda de la Peña da la vuelta (bandera 6). Cogemos a derecha, siguiendo el GR-88, cruzamos más tarde de nuevo el cauce (bandera 7), atravesamos una hermosa campa y emprendemos el repecho final (140 metros de desnivel en 800 lineales) hasta el collado (1.637 m), al que se tardan 1.20 horas desde la salida. El collado une la falda del cerro de la Salamanca, al sur, con la de Cueva Valiente, al norte. Por él transita una carreterilla, abierta a la circulación de vehículos, que une el Alto de los Leones (en la N VI) con Peguerinos.

Una vez en el collado, tomamos la segunda senda pedregosilla que sale a derecha y pica para arriba desde el inicio. Señalizada con hitos de pidra, en ocasiones presenta pequeñas bifurcaciones: da igual, porque todas acaban uniéndose según avanzamos.

MIRADORES NATURALES
Este tramo ofrece diversos miradores naturales si nos apartamos 20-30 metros del camino, siempre a nuestra izquierda (banderas 9, 10 y 11), con los extensos pinares de Peguerinos desplegándose como alfombra al sur y las primeras vistas alpinas de Peñalara y Cuerda Larga a nuestra espalda, al noroeste. Y por supuesto, panorámica de las vecinas Cabeza Lijar y Cerro de la Salamanca. Aquí el porte de los pinos se va achatando y, una vez alcanzado el primer mirador (bandera 9), el sendero llanea plácidamente, rumbo oeste, hasta el collado de las Navas del Toril (bandera 12).

Una vez en el collado, toca cambiar de rumbo: coger cualquiera de los dos senderos que van hacia el norte (nuestra derecha, según venimos): da igual uno que otro (nosotros negociamos el que se sitúa más a la izquierda), pues ambos, en escasos 15 minutos, nos sitúan en el collado pradera que precede a la cima de Cueva Valiente (1.824 m y bandera 13).

LA CIMA
Desde el collado solo queda seguir la pista, que aún conserva restos de un antiguo asfaltado, que serpentea fácilmente y sin apenas sofocones hasta la cumbre, en cuyas hermosas campas almuerzan un par de grupos de excursionistas (2.40 horas de marcha). Las vistas, ya descritas al principio del texto, son estupendas, se mire sonde se mire. Y sobre la pradera cimera hay numerosos puntos para recobrar fuerzas. Por el norte de ésta se descuelga el sendero que lleva hasta el collado de El Peñoncillo, por donde habremos de pasar. Marcado con hitos, zigzaguea por la ladera con una pendiente importante: se pierden 80 metros de desnivel en escasos 300-400 metros lineales. Y como hay piedrecilla suelta, conviene prestar atención para evitar resbalones.

LA CUEVA
Pero como unos 100 metros antes de alcanzar el collado, nos desviaremos a izquierda (bandera 17) para buscar el senderillo que nos dejará en la cueva. Este desplazamiento lateral por la ladera, de unos 200 metros, ya no es pronunciado, incluso finaliza en pendiente hasta la peña donde se abre la gruta (bandera 18), invisible en un peimer momento pues se encarama en un pequeño alto del roquedo: para llegar a ella se da un rodeo mínimo y se realiza una casi inapreciable trepada (nivel: muy asequible).

Vista la caverna, desandamos el sendero que traíamos, en suave llaneo descendiente que, casi de forma natural y sin necesidad de alcanzar el punto de intersección con el sendero que nos traía desde la cumbre, nos situa en el collado de El Peñoncillo (una peña que se yergue entre las provincias de Ávila, por donde caminamos, y Segovia).

FUENTE DE BELLVER
En el collado, que también hace de divisoria provincial, tiramos por el amplio camino de la izquierda, que sigue descolgándose por el pinar, al principio de una manera un pelín abrupta (aunque sin grandes complicaciones) y luego llaneando. Pasamos por la fuente de Bellver (bandera 20 y a un kilómetro del collado), escondida en un recodo del camino, por lo que hay que tomar un desvío de 20 metros para verla (señalizado con un cartel en un pino). 300 metros más adelante desembocamos en un cruce de caminos: es la intersección (bandera 21) con la pista que viene del collado de la Gargantilla, una de las rutas a Cueva Valiente si se sale desde los cámpines de Peguerinos.

Nosotros enfilamos por la vereda de la derecha más próxima al sendero que traíamos, descendiendo el cauce del arroyo de la Gargantilla durante un kilómetro y medio. En esta parte el riachuelo va seco. Rápidamente, como a unos 200 metros, damos con otra intersección: nuestro camino lo señala un punto rojo sobre una roca: por la derecha (bandera 22) y siempre próximos al cauce. Cada cierto tiempo veremos algunas piedras más con el círculo encarnado impreso. Por cierto, hay senderos paralelos y pegados al lecho pedregoso de bajada principal: mucho mas cómodos, pues son de tierra compacta y están alfombrados por la hojarasca de los pinos.

ARROYO DE LA GARGANTILLA
Como dijimos, se trata de descender el curso del arroyo durante 1,5 km, que va a nuestra derecha, hasta dar con la carreterilla o pista asfaltada del inicio de la etapa, la que sale de San Rafael y pasa por la fuente de la Virgen de las Nieves. En este tramo paralelo al arroyo, aún debemos pasar primero por una puerta cancela (bandera 23 y donde el arroyo ya sí baja con agua, a nuestra derecha) y luego atravesar el cauce para cambiar de orilla (bandera 24; la corriente, ahora, a nuestra izquierda).

Una vez en la carretera (bandera 25), la cogemos a derecha hasta dar, unos 600 metros más adelante, con un paso canadiense precedido de una estaca de madera con su parte superior pintada de rojo (bandera 26). Recordemos que es una vía abierta al tráfico de vehículos. En este punto se puede seguir por la carretera hasta dar con la fuente donde estacionamos el coche o adentramos por el sendero que sube ligeramente a derecha por el pinar.

CAMINO DEL INGENIERO
Este caminillo al rato empalma con el camino del Ingeniero y va siempre en paralelo a la carretera (visible unos 20 metros más abajo a nuestra izquierda). Tras patear desde la cancela unos 700 metros, nos podemos dejar caer por otro senderillo, menos evidente, que de frente traza una diagonal en descenso a izquierda hasta dar con una puerta de la carretera que, tras superarla, nos deja en la fuente de la Yedra, a escasos 100 metros de nuestra fuente de la Virgen de las Nieves.

Si en lugar de tomar este brevísmo desvío seguiéramos por el camino del Ingeniero, a unos 250 metros nos cruzaríamos con una especie de cortafuegos o pista desbrozada con maquinaria: lo descendemos a izquierda (apenas 30 metros de desnivel) y alcanzamos la fuente donde empezamos la ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta