Tiempo en movimiento  52 minutos

Tiempo  una hora 33 minutos

Coordenadas 601

Fecha de subida 9 de noviembre de 2020

Fecha de realización noviembre 2020

-
-
831 m
706 m
0
0,9
1,9
3,77 km

Vista 941 veces, descargada 61 veces

cerca de Vidángoz, Navarra (España)

Nos encontramos en un rincón menos concurrido del Valle de Roncal. En la carretera entre Burgui y Vidangoz, se esconde este pequeño paraíso detenido en el tiempo. La cueva de Azanzorea es un enorme abrigo que se ubica en la cabecera de un barranco de gran belleza. Desde lo alto de la roca, cae una pequeña cascada que en época de lluvias baja con mucho más caudal. El sonido del agua cayendo desde lo alto y el maravilloso paisaje que se abre ante nuestros ojos confieren a este lugar un halo de magia muy especial.

Comenzamos la ruta en la carretera que une Burgui con Vidangoz. A mano derecha encontraremos un desvío muy bien señalizado con paneles indicativos que tomaremos y seguiremos a través de un claro sendero. La ruta hasta la cueva de Azanzorea, se trata de una ruta muy sencilla, en apenas media hora habremos llegado a nuestro objetivo. Habrá que extremar las precauciones si vamos con niños, en algún tramo en la zona en la que empezamos a subir, donde el camino se estrecha y puede haber algún riesgo de caída.

El camino es muy evidente, comenzaremos andando hasta llegar a una borda, a partir de donde el bosque se empezará a cerrar. Cuanto más nos adentramos en el bosque, más vegetación encontraremos, aunque el camino es claro y evidente en todo momento. Avanzaremos por el bosque, primero en llano y posteriormente en ligero ascenso, hasta llegar a un punto donde nos encontraremos un cartel que indica que nos quedan 8 minutos a la Cueva de Azanzorea, tanto a la izquierda como a la derecha. Se trata de un pequeño circuito circular, iremos por el camino de la derecha para después, tras visitar la cueva, volver por el de la izquierda.

Subimos por el camino de la derecha, y a los pocos metros encontraremos un abrigo, lo dejaremos atrás y proseguiremos por el camino hasta por fin llegar a la cueva de Azanzorea. Desde lo lejos ya se comienza a oír el agua de la cascada que cae desde lo alto, lo que indica que nos estamos acercando. Como es noviembre, nos encontramos la cascada con poco caudal, aunque en época de lluvias seguramente bajará mucho más caudalosa y debe ser un espectáculo! El sonido del agua, es música para nuestros oídos, marcando un mágico compás que acompañado del paisaje que se abre a los pies de la cueva, es pura magia!

La cueva es un enorme abrigo de piedra con unas bonitas formaciones calizas. Es probable que nuestros antepasados de la prehistoria se cobijaran bajo estas paredes de piedra, al menos parece un lugar idóneo para hacerlo! Aunque no se conoce que haya yacimientos prehistóricos en esta zona... Un lugar precioso que nos sorprendió por su belleza y sencillez. Para volver, tomaremos el camino que sale detrás de la cueva, haciendo una pequeña circular que enlazará al poco con el camino por el que hemos venido.

Ver más external

Foto

Borda

Foto

Riachuelo

Foto

Riachuelo

Foto

Cascada y Cueva de Azanzorea

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta