Tiempo en movimiento  2 horas 46 minutos

Tiempo  3 horas 14 minutos

Coordenadas 2539

Fecha de subida 23 de julio de 2018

Fecha de realización julio 2018

-
-
660 m
613 m
0
3,7
7,4
14,76 km

Vista 548 veces, descargada 2 veces

cerca de Ciudad Rodrigo, Castilla y León (España)

Desde la Florida rodeo la muralla por la Puerta del Sol, San Pelayo y Puerta de Santiago. Bajo por la cuesta de la "M" a la Concha y cruzo el río por el viejo puente de piedra (que no romano).

Para evitar el tráfico de la carretera de Cáceres voy por la vieja de Portugal hasta el cruce de la de Águeda. Me dirijo al cruce de Martiago y empiezo la ruta del Canal. La vereda o camino que lo acompaña está en buenas condiciones y bastante transitado.

El Canal va recorriendo la curva de nivel de la ladera dejando a mi derecha las fincas de secano con encinas y a mi izquierda las huertas, muchas de ellas abandonadas o dedicadas a pastos para la ganadería bovina o caballar. Es verano y el agua fluye abundante, en muchas ocasiones desperdiciada por las grietas y el derroche del riego de pastos por inundación.

Pronto llego al cruce de la Cañada de las Vacas que baja de Campanilla y cruza el río por el Vado. Esta antigua vía pecuaria, con la categoría de Cordel, nace en los pastizales de invierno de la comarca extremeña de Alcántara, cruza el Tajo por el imponente puente romano. Pasa por Zarza la Mayor, Vegaviana y desde Perales sube la sierra por el Puerto del mismo nombre. Pasa por el puerto real del despoblado de Perosín y llega a Peñaparda. De aquí se dirige al río Águeda, que cruza por el puente medieval del Villar de Flores, y sigue por las lindes de la misma finca. En medio del camino se encuentra un dolmen casi enterrado y, unos km mas adelante, el cordel se confunde con la carretera de El Payo a Fuenteguinaldo a la altura del Regato del Rolloso. Bordea el pueblo camino de El Bodón. Casi en todo su trayecto conserva la anchura reglamentaria, salvo en las laderas del puerto de Perales. Entre las dehesas de Sageras y Aldeanueva discurre sin obstáculos desviándose en el Guijo hacia Ciudad Rodrigo. A la altura de las piscinas se bifurca: un ramal sigue hasta el puente de piedra, y era el que seguían los rebaños de ovejas. El otro gira a la derecha hacia Campanilla, atraviesa la carretera de Cáceres y por el monte sigue hasta el cruce con el canal. Este ramal se llama de las Vacas porque era el que usaban las ganaderías de toros bravos del campo charro para evitar el peligro del paso por la ciudad. Los dos ramales se vuelven a juntar en El Salto. El resto del cordel es un discurrir por el campo charro hasta desembocar en la Cañada de la Vizana o de la Plata, a las puertas de Salamanca.

Vuelvo a la ruta. El trayecto hasta Águeda se hace largo porque el canal, siguiendo las curvas de nivel, en un recodo se aleja del pueblo. Justo al cruzar el arroyo de la Guadaña, como pone en los mapas, lo abandonamos por un camino que entra en Águeda por la calle Valdespino. Enseguida llegamos a la plaza con su iglesia nueva. El poblado conserva bien la arquitectura característica de estos pueblos de colonización de los planes de regadío del franquismo. Suelen tener un urbanismo racional y práctico, pensado para satisfacer las necesidades de los colonos en una época en la que no se había mecanizado el campo todavía.

La vuelta la realizo por la carretera, ya que las orillas del río están impracticables por la maleza y el abandono de los viejos caminos. Hay un buen trecho hasta el Arrabal de San Sebastián, que es otra excelente muestra de pueblo de colonización. Tuerzo a la derecha y luego a la izquierda por el Viejo Camino de Pastores. Me choco con la autovía y la cruzo bajo el puente. Por la orilla del río llego a la pesquera, sigo por la plataforma de cemento y en el Picón me doy un baño para relajar los pies, sacudirme el polvo del camino.

Fin del camino.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta