Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  10 horas 27 minutos

Coordenadas 4064

Fecha de subida 9 de noviembre de 2013

Fecha de realización noviembre 2013

-
-
2.026 m
996 m
0
7,7
15
30,9 km

Vista 2664 veces, descargada 131 veces

cerca de Beleño, Asturias (España)

Ruta larga y con importantes desniveles, que no reviste dificultad técnica alguna y que en parte de su recorrido discurre por zonas muy poco transitadas de Ponga.
Comienza la ruta en Les Bedules, en donde dejaremos el vehículo. Cogemos la pista que lleva a Arcenorio y una vez superado el bebedero que encontraremos a los 100m. de recorrido, la abandonaremos para coger otra pista que sale por nuestra derecha antes de llegar a las primeras cabañas. Ojo con confundirse con el camino que parte justo desde la derecha del bebedero, que nos llevaría a una zona de prados sin salida. Nuestra ruta discurrirá por una pista que no deberemos de abandonar hasta llegar hasta el lugar de Les Llampes, prácticamente a los pies del Recuencu. En este tramo encontraremos una primera fuente-abrevadero a poco menos de los 900 m. de caminata y que probablemente es la de caudal más fiable a lo largo del año. En el resto de la ruta hay más puntos de agua (los principales están marcados) siendo abundantes los regatos, al menos en la época en que se ha hecho.
Al llegar a Les Llampes, deberemos de abandonar la pista, dejándola a nuestra izquierda para tomar un camino que se dirige a loa restos de una majada del mismo nombre, desde donde tendremos una estupenda vista del Recuencu en su cresta norte y al otro lado del valle del río Ponga de la mole del Tiatordos, que nos ha estado acompañando casi todo el camino. Desde la majada tomaremos dirección suroeste para llegar a la Collada Les Caldes, al pie del Recuencu. Aquí giraremos al sur-sureste para dirigirnos hacia el Colláu Pomerín, atravesando un retal de hayedo de gran belleza. En este colláu será donde cerremos el círculo de nuestra ruta al dar la vuelta. Hacia el sur nos llena la vista el Picu Lluengu, que rodearemos por la derecha, hasta llegar al Colláu Zorru y de él subir a la cima del Picu Zorru por una senda marcada. La subida al Colláu Zorru por donde marca el track ha de hacerse con cierta precaución si la hierba larga que reviste esa ladera está húmeda, pues se vuelve muy resbaladiza.
Desde el Picu Zorru tendremos una vistas estupendas en todas las direcciones. Veremos al alcance de la mano el Maciédome y el Tiatordos, veremos la vega de Ventaniella con el monte La Salguerosa, Los Llobiles la Abedular, más alejadas las cumbres que rodean el puerto de Las Señales y el Mampodre. Veremos también la práctica totalidad de la ruta que nos queda hasta la Peña Pileñes y por detrás de ésta, la mole de Peña Ten. Veremos también, en la dirección del Monte Peloño, los Picos de Europa al fondo, destacando entre ellos el perfil monolítico de Peña Santa de Castilla. Y si miramos hacia el norte, veremos buena parte del camino recorrido.
Abandonaremos la cima en dirección sur, por la cresta que desciende hasta el Colláu Chozu; en la misma cumbre nos tiraremos hacia el sureste, para salvar unas rocas por su izquierda, para después de bajar unos metros, tomar la cresta de nuevo. En el Colláu Chozu rodearemos por la derecha el pequeño mogote que emerge, para llegar hasta el Colláu Puerto Sus. Aquí podremos observar restos de cabañas de una antigua majada, con el Maciédome al fondo. Delante de nosotros, en la dirección de marcha que traemos, se alza una cresta rocosa que habrá que salvar por su derecha (aunque nos parezca que hay paso por ella) para o qeu tendremos que descender unos metros hasta encontrar una senda que atravesando un brezal irá bajando poco a poco hacia el Colláu Obrando. Cuando vamos por esta senda, tendremos que descender unos metros por una traza no muy marcada, antes de llegar a un pequeño resalte rocoso. También podríamos seguir nuestro camino, pero luego, la bajada al colláu sería más incómoda. Proseguiremos nuestro camino hacia el sur, para tomar una senda que se interna en una zona boscosa llamada La Cuenya, hasta llevarnos al colladín al pie del Porrón de Viañu y un poco más lejos a otro colladín desde el que veremos perfectamente el valle del río Cabañón, que discurre en su parte superior entre la falda del Pileñes y la del Polleru. Desde aquí bajaremos por una senda bien marcada hasta un afluente del Cabañón, que cruzaremos en una pequeña vega que nos conduce al lugar conocido como El Cabañón, que cuenta con una única cabaña en pie y restos derruidos de otras. Este lugar tiene una belleza particular y transmite sensaciones de soledad absoluta.
Desde aquí nos espera un desnivel de 600m hasta la cima de Pileñes, en poco más de 2,5km. Desde El Cabañón veremos a ratos una senda hasta más o menos el Foxu del Viañu, desde aquí buscaremos el paso más cómodo hasta enlazar con la senda que viene desde los Foyos del Agua y remonta una dura pendiente en dirección a la cresta que en dirección suroeste baja de Peña Pileñes y se dirige a les Pandes de Pileñes, pasando por la Colladina. Cuando lleguemos a este paso en la cresta, a alrededor de 1.800 m. de altitud, veremos en todo su esplendor a Peña Ten, al otro lado de la Collada Las Arriondas. Si tenemos ganas y tiempo, podemos subir hasta su cumbre.
Llegados a este punto, básicamente tenemos dos opciones para llegar a la cumbre de Pileñes: podemos ir por su cresta o casi, no perdiendo de vista a su hermana mayor, Peña Ten, y disfrutando de los precipicios que la forman por su cara este, asomándonos por las pequeñas horcadas que tiene, como la de Los Fogos, o bien podemos subir por la panda oeste, quizás más cómodamente, y disfrutando de las vistas hacia el Maciédome y el Tiatordos. En cualquier caso, solamente nos quedan 175m. de ascensión y menos de 800m. de camino.
Desde la cumbre, bajaremos en dirección este un poco por debajo de la cresta, hasta la Collada Bocoba, que es el punto más bajo de la misma. En este momento podemos seguir la dirección de la cresta por una zona despejada de brezal, para después coger una senda que atraviesa el escobal que nos separa del regato Ruaguín, o bajar más directamente en su dirección y seguir luego la senda que lo acompaña por su margen derecha. De cualquiera de las maneras llegaremos a enlazar con la pista que lleva a Arcenorio. Cogeremos esta pista en sentido descendente e iremos atravesando el hayedo del Monte Cotabiellu hasta el Colláu Guaranga; a partir de aquí, la pista discurre por el Monte Peloño y llega hasta La Palanca. A unos 850m. pista adelante, veremos que sale otra pista, de menor entidad, por el lado izquierdo. En este punto podremos decidir si seguir por la pista hasta Les Bedules o bien, si tenemos tiempo y ganas, seguir el track. En este último caso, tenemos por delante una ascensión de unos 430m. en poco menos de 2,5Km. en la que seguiremos la pista hasta encontrarnos con una cerca para el ganado, al borde del bosque. Seguimos subiendo en dirección a una campera que se abre frente a nosotros, y ascenderemos por terreno despejado, pasando por los restos de la majada del Valle del Antiguo, hasta encontrarnos de nuevo con el hayedo, antes de llegar al Colláu Pomerín, en donde enlazaremos con la ruta ida. Ahora ya solo nos queda hacer a la inversa el recorrido realizado por la mañana, para pasar por la Collada Caldes, la Mallada Les Llampes y enlazar al final de la campera con la pista que nos llevará hasta Les Bedules.
  • Foto de COLLADA CALDES
  • Foto de COLLADA CALDES
  • Foto de COLLÁU OBRANGO
  • Foto de COLLÁU OBRANGO
  • Foto de COLLÁU OBRANGO
  • Foto de COLLÁU POMERÍN
  • Foto de COLLÁU POMERÍN
  • Foto de COLLÁU POMERÍN
  • Foto de COLLÁU POMERÍN
majada en ruinas
  • Foto de COLLÁU ZORRU
  • Foto de EL CABAÑÓN
  • Foto de EL CABAÑÓN
  • Foto de LA MOFOSA
  • Foto de MALLADA LES LLAMPES
  • Foto de MALLADA LES LLAMPES
  • Foto de PEÑA PILEÑES
  • Foto de PEÑA PILEÑES
  • Foto de PEÑA PILEÑES
  • Foto de PEÑA PILEÑES
  • Foto de PICU ZORRU
  • Foto de PICU ZORRU
  • Foto de PICU ZORRU

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta