Tiempo en movimiento  4 horas 9 minutos

Tiempo  5 horas 47 minutos

Coordenadas 2791

Fecha de subida 10 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
45 m
3 m
0
3,9
7,8
15,56 km

Vista 135 veces, descargada 0 veces

cerca de Niebla, Andalucía (España)

--Senderismo al humedal de La Balastrera, desierto rojo del Tinto y Vado de las Tablas y visita guiada al castillo e iglesias de Niebla.
La Laguna de La Balastrera es un humedal artificial localizado en el Paisaje Protegido del Río Tinto y cuyo origen se debe a las extracciones de áridos que se realizaron en esta zona durante los años 70 y 80. La laguna está constituida por varias cubetas de escasa profundidad que se inundan por surgencia desde el acuífero y por acumulación de precipitaciones y escorrentías superficiales. Es frecuente observar ejemplares de focha moruna, especie en peligro de extinción y escasamente representada en nuestra región. También se ha constatado la presencia de la malvasía así como diferentes representaciones de anátidas, ardeidas, cigüeñas y limícolas. Los observatorios instalados en el margen de la laguna pretenden poner en valor este humedal poco conocido pero importante para la conservación de varias especies sensibles de nuestra provincia.
Día: 10.03.19. Hora: 08.00 h. Acudimos desayunados. Recorrido: 15 kms. Tiempo: 6 horas. Lugar: Niebla. Tiempo: despejado. 23º.
1.- Punto encuentro-1 (08’00h.): Av. Andalucía, Plz. Paco Toronjo s/n, Peña Flamenca de Huelva.
2.- Punto de encuentro 2 (09.00h.): quedamos a las puertas del colegio San Walabonso (coordenadas: 37.357820, -6.687887), a la salida de Niebla por la A-472, en la Plaza Virgen del Rocío. Las calles que circundan a este punto son C/ Rociana del Condado, Calle Almonte y Barriada Valdeflores.
3.- 09.00–15.00: visita a La Balastrera, Desierto Rojo y Las Tablas: a la salida de Niebla por la A-472 en dirección hacia San Juan del Puerto, a unos 2,2 km se encuentra el acceso señalizado hasta el humedal de La Balastrera. Para llegar a la charca de la Balastrera sobre unos tres kilometros aproximadamente a mano izquierda cogeremos un carril, seguimos uno o dos kilómetros a mano derecha. Visitamos el humedal de la Balastrera, a unos 5 kms de Niebla, el desierto del Tinto, a unos 3 kms de los humedales (desierto rojo) y el vado de las Tablas, a unos dos o tres kilómetros más adelante. En La Balastrera nos toparemos con la Finca de Ganado Bravo Prieto de la Cal, la cual Rodearemos hasta llegar al Vado de Los Paredones y asi a "El Desierto Rojo del Tinto", lugar poco frecuentado y conocido, pues en epocas de lluvias o calurosa es muy muy dificil transitar , ya que incluso es muy posible la desubicación en el terreno. Tras encontrar sus aguas Rojas, estaremos en El Vado de Las Tablas, la Vía Verde sigue más adelante hasta el Arroyo Candon con su torre árabe y el puente romano. El primer observatorio del Humedal de la Balastrera se encuentra justo antes de cruzar la A-49, después de observarlo podemos cruzar la A-49 por debajo del puente sobre el río o un poco más arriba por algunos de los túneles que la cruzan. El segundo observatorio de La Balastrera se encuentra a unos doscientos metros, siguiendo un camino que sube del puente sobre la A-49. Luego hay que girar a la izquierda, rodear una finca de ganado bravo. Alrededor de un kilómetro después, encontramos un camino que baja a la izquierda y cruza el río. Para el camino de vuelta, tenemos que quitarnos las botas y cruzar, porque no hay un vado en condiciones para hacerlo. Aquí la lámina de agua es baja. El camino de vuelta lo hacemos por la otra orilla para no repetir paisaje. El primer tramo y el último de la vuelta es accesible, pero tenemos un tramo intermedio muy elevado y escarpado en relación al río con una densísima vegetación que nos obligó a meternos por el borde de una finca privada. Luego bajamos de nuevo a la orilla del río entre una abundante maleza, y no sin dificultad volvimos a un camino despejado en la orilla. Pasamos por dos molinos harineros. Este recorrido de vuelta es muy bonito, con unas vegas que nada tienen que ver con el aspecto árido y rojizo de la otra ribera. Ahora las vegas son verdes y llenas de flores de manzanilla, entre eucaliptos y pinos centenarios. Ya divisamos las murallas de Nielba en lontananza. Seguimos avanzando unos kilómetros hasta dar con el puente viejo del ferrocarril minero, en desuso, el cual cruzamos para vadear el río. No es aconsejable cruzar este puente, peso a las planchas de hierro que han colocado, porque existe riesgo de caídas al lecho del Tinto. Lo recomendable es continuar por la misma orilla, por el trazado del ferrocarril, hasta el puente romano que está al otro lado del pueblo. Ahí es donde hay que cruzar el río. Debajo del puente, el lecho del río se ensancha, hay un molino mareal y una represa. La vista es espectacular.
4.-15.00-17.00: almuerzo: restaurante Casa Ramos. Calle San Lorenzo, 1, Niebla. Tel 658 94 84 63
5.- 17.00-19.00: visita guiada a Niebla. Inés María Tel. 689 133 380. Hay que comunicárselo con una antelación de 24 h. (90€, hasta 23 personas, 65 euros/diez personas, incluye entradas, solo el acceso al castillo vale 4€ por tu cuenta). Oficina Turismo Niebla:959 362 270. El casco histórico de Niebla ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico del patrimonio español. Niebla es un pequeño pueblo onubense enmarcado dentro de un recinto amurallado que data de la época romana, aunque las murallas actuales son musulmanas; consta de 6 puertas de entrada y 50 torreones. En su interior se halla el Castillo o Alcázar de los Guzmanes (visita obligada), así como la iglesia gótico-mudéjar de Santa María de la Granada, el Hospital de Ntra. Sra. De los Ángeles y los restos de la iglesia de San Martín. Es una gozada perderse por las estrechas callejuelas, con sus casitas bajas típicamente andaluzas de fachada de cal blanca, decoradas con azulejos y balcones de forja. La plaza de Santa María es el epicentro del pueblo, donde se halla el Ayuntamiento. Otra de las plazas de la villa es la Plaza de Feria, en la que se encuentra el monumento a Alfonso X El Sabio, quien tomó la ciudad en el año 1262.
6.- Recomendaciones y seguridad: cada uno de nosotros participa en el sendero bajo su propia responsabilidad, así que es importante garantizar en todo momento nuestra seguridad, permanecer juntos y evitar comportamientos irresponsables. Llevamos agua, fruta, bastones, protector solar y medicamentos (quien los necesite). Llevamos calcetines de repuesto porque nos lavaremos los pies recalentados allí donde haya agua dispoible, así que llevarremos toalla pequeña para secarlos, ya que si si los dejamos húmedos nos saldrán ampollas más fácilmente.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta