Tiempo en movimiento  5 horas 46 minutos

Tiempo  6 horas 57 minutos

Coordenadas 4266

Fecha de subida 28 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
847 m
623 m
0
6,1
12
24,34 km

Vista 47 veces, descargada 0 veces

cerca de Quintanilla-Escalada, Castilla y León (España)

Cañón del río Ebro
De Quintanilla Escalada a Valdelateja por el GR-99 y el PRC-BU 1
El río Ebro nace en el Sur de Cantabria y pronto se interna en Castilla. Ya en Burgos, su cauce va horadando los páramos calizos del norte de la provincia generando un paisaje muy bonito y de fuertes contrastes. La zona más interesante es aquella donde el río queda completamente encañonado y su cauce forma fuertes meandros. Es el tramo comprendido entre Villaescusa de Ebro y Pesquera de Ebro.
La ruta planteada inicialmente era el PRC-BU 1. Un famoso sendero balizado, muy popular en el Norte de Burgos, que traza una circular entre Valdelateja y Pesquera de Ebro. Pero la ruta, no se puede hacer por la rotura de la pasarela que la riada de comienzos de marzo del 2019 había tirado el puente peatonal que permite hacer la circular y que une Valdelateja con Pesquera. Había que pensar en un plan B… El menos malo era partir de Quintanilla Escalada y terminar la ruta en Valdelateja y luego sugiere por la carretera a Quintanilla Escalada. De esta manera, solamente nos perdemos los tres primeros kilómetros de Valdelateja a la pasarela, aunque este cambio conlleva tres importantes inconveniente. Para cerrar la circular y volver al coche hay que caminar 4 kilómetros por la carretera nacional entre Valdelateja y Quintanilla Escalada.
En el inicio de la ruta hay 5 kilómetros de pista, hasta que arreglen la pasarela, esta será la mejor opción. A la vista del estado actual de la misma parece que la cosa va para largo…
EL RECORRIDO
Aparcamos junto al puente de Quintanilla Escalada. Una pasarela peatonal permite cruzar al otro lado del río y conectar con el sendero GR-99, perfectamente balizado y señalizado, los primeros kilómetros discurren por una pista, paralela al río. El entorno es bonito, hay mucha vegetación y el cañón es bastante profundo. Pasados los primeros cuatro kilómetros, alcanzamos la ermita de Nuestra Señora de Ebro, enclavada junto al río en un enclave con mucho encanto, seguiremos un kilómetro más por pista hasta alcanzar la Central Hidroeléctrica del Porvenir, punto donde se encuentra la malograda pasarela peatonal.
En la Central Hidroeléctrica la pista se convierte en senda y comienza uno de los tramos más bonitos del día, la senda discurre todo el tiempo paralela al cauce del río. Es un tramo muy agradable, con una vegetación densa que lo cubre todo. Este tramo es completamente llano, por lo que podemos dejarnos llevar y disfrutar con el entorno.
El río se acelera en algunos tramos, aunque discurre bastante tranquilo si tenemos en cuenta que estamos en su cuenca alta. Es fácil ver a bastantes pescadores en esta zona alta del Ebro, casi más que senderistas, poco antes de llegar a Pesquera, el terreno se abre y pasaremos por una chopera. Pronto giraremos a mano izquierda, dejando el camino que discurre junto al río para entrar en una zona de campos desde la que ya se divisa el pueblo.
Pesquera de Ebro es un pueblo pequeño, pero tiene varios restaurantes y bares donde coger avituallamiento. En su centro destaca la iglesia, junto a la cual encontramos una fuente donde también podemos rellenar la cantimplora, tras cruzar el pueblo, llegaremos al puente de Pesquera, de origen medieval, está situado junto a una ermita y es el elemento más reconocible del pueblo.

Abandonamos este bonito pueblo por la carretera, tras cruzar el puente Seguiremos un kilómetro aproximadamente por ella hasta tomar una senda que nace a mano derecha, la senda, ancha y sin pérdida, comienza a subir de forma muy suave., son los primeros metros de desnivel positivo del día, algo inédito, teniendo en cuenta que llevamos ya 12 kilómetros en las piernas, la senda conecta con una pista en muy buen estado. Esta pista se dirige al mismo punto que nosotros, el pueblo de Cortiguera, andaremos por la pista poco más de un kilómetro para después tomar una senda que sube directamente a este pueblo.
Entramos al pueblo de Cortiguera por su parte baja, el pueblo está medio en ruinas, con algunas casas arregladas pero otras completamente derruidas, la iglesia se mantiene en pie a duras penas, las últimas casas de esta aldea sorprenden por su tamaño y elegancia, con escudos familiares en sus fachadas, a la salida de Cortiguera encontramos otro tramo de senda muy bonito, avanzaremos casi sin ganar altura entre robles, la senda se va abriendo y a mano derecha podemos empezar a asomarnos al cañón del río Ebro, la panorámica es espectacular, con la central hidroeléctrica cientos de metros más abajo, la senda alcanza un desvío a un mirador, merece la pena parar y acercarse, pues obtenemos una panorámica preciosa de uno de los meandros del río, sin duda, es la imagen de la jornada.
Tras parar casi 15 minutos a disfrutar de la panorámica, volvemos a la carga. Tras un tramo corto casi llano, tomamos una senda que desciende a Valdelateja, sorprende la visión de una ermita situada encima de una montaña con forma de muela. Es la ermita de Santa Centola y Santa Elena, también conocida como ermita de Castro Siero, situada en una montaña junto al despoblado de Siero.
La bajada a Valdelateja se hace por una senda muy chula. Sin sobresaltos alcanzamos las calles altas de este precioso pueblo, situado junto al río Rudrón, uno de los primeros afluentes importantes del Ebro, ya en el pueblo, transitamos por sus calles y cruzamos el puente para buscar la carretera que nos llevara a Quintanilla Escalada donde daremos por finalizada la ruta.
ESTE PEQUEÑO Y ANTIGUO TEMPLO MARIANO SE ENCUENTRA A ORILLAS DEL EBRO, A CINCO KILOMETROS ABUAS ABAJO, ENTRE DOS MURALLASDE ELEVADOS PEÑASCOS, QUE APENAS DEJAN SITIO PARA EL PASO DEL RIO, UN CAMINO Y LA ERMITA. LLAMA LA ATENCION QUE TAN RECONDITO TEMPLO ESTE ALUDIDO EN UN DOCUMENTO FECHADO EN 1244. ENTRE LAS COMPRAVENTAS HECHAS POR EL MONASTERIO DE LAS HUELGAS HAY UNA PACTADA ENTRE LA ABADESA Y EL OBISPO DE BURGOS. AL ENUMERAR LOS TESTIGOS DEL ACTO SE PONEN ENTRE OTROS: DOS CANONIGOS DE SAN MARTIN DE ESCALADA Y A DON RODRIGO, ABAD DE SANTA MARIA DE EBRO. ¿QUIEN ERA ESE ABAD?, ¿SE TRATABA DE UNA COMUNIDAD PARALELA A LA DE SAN MARTIN DE ESCALADA? ¿DE CUANTOS MIEMBROS CONSTABA? ¿CUANDO SE FUNDO? LA VERDAD ES QUE AL MENOS POR EL MOMENTO NO TENEMOS RESPUESTAS PARA TAN ACUCIANTES E INTERESANTES RESPUESTAS. EL EDIFICIO ACTUAL NO PARECE CONSERVAR RESTOS ARQUITECTONICOS DE ESTILO ROMANICO O GOTICO, QUE SERIAN LOS CORRESPONDIENTES A LA FECHA DE LA MENCION ALUDIDA. EN CAMBIO LA IMAGEN ES UNA TALLA PRECIOSA DE AQUEL TIEMPO. OTRA REFERENCIA ESCRITA A SANTA MARIA DE EBRO LA VEMOS EN LA SENTENCIA, QUE SOLUCIONABA EL CONFLICTO SOBRE DERECHO DE PASTOS ENTRE SIERO Y VALDELATEJA DE UNA PARTE Y DE OTRA EL MONASTERIO DE SAN MARTIN DE ESCALADA Y QUINTANILLA. ESTAMOS AHORA EN EL AÑO 1451. DENTRO DE LA DOCUMENTACION, QUE CONSERVA LA COLEGIATA DE AGUILAR DE CAMPOO, PROCEDENTE DE LA ABADIA DE SAN MARTIN DE ESCALADA, HAY UNA CITACION JUDICIAL DE LA CURIA ROMANA CONTRA EL ARZOBISPO DE BURGOS A PETICION DEL ABAD DE LA COLEGIATA PALENTINA. HABIA QUEDADO VACANTE EL EREMITORIO DE SANTA MARIA DE EBRO Y LA ADMINISTRACION DIOCESANA LO PROVEE SUSCITANDO LA PROTESTA DEL ABAD INDICADO POR SER LA ERMITA JURISDICCION DE LA DE AGUILAR DESPUES DE LA ANEXION DE LA ABADIA SE SAN MARTIN DE ESCALADA DE LA QUE PARECE QUE DEPENDIA DICHA ERMITA. CORRE EL AÑO 1589. EL DETALLE PONE DE RELIEVE QUE, SI LA ERMITA DE EBRO FUE UN TIEMPO INDEPENDIENTE, SE UNIO CON EL MONASTERIO O ABADIA DE SAN MARTIN DE ESCALADA. A LO LARGO DEL SIGLO XVIII Y XIX AL ABANDONARSE LAS OBLIGACIONES ANEJAS, EL CUIDADO DE LA ERMITA FUE PASANDO A LA PARROQUIA Y FELIGRESIA. LA ENTRADA DEL EDIFICIO ESTA VIGILIDA POR UN VETUSTO OLMO CON UN GROSOR DE CINCO METROS Y MEDIO A RAS DEL SUELO Y UNA ALTURA A OJO DE DOCE METROS HASTA EL PRIMER COGOLLO Y OTROS DOCE HASTA LA CUMBRE (AGRADECEMOS A DON EMILIANO DIEZ DIEZ, MILO PARA LA GENTE DEL PAIS, LOS TRABAJOS DE MEDICION Y LA COMPAÑÍA). EL TEMPLO TIENE UNAS DIMENSIONES APROXIMADAS DE VEINTE METROS DE LARGO POR CUATRO DE ANCHO, A CUYA SUPERFICIE HAY QUE AÑADIR LA SACRISTIA. HACIA LA MITAD DE LA NAVE ARRANCAN COMO DOS PEQUEÑOS BRAZOS QUERIENDO HACER UNA CRUZ. LA PARTE DE LA SACRISTIA, PRESBITERIO Y PRIMERA PARTE DE LA NAVE DEL PUEBLO CERCANA AL ALTAR PARECEN HABERSE EDIFICADO EN EL SIGLO XVII; TIENE ARCOS DE MEDIO PUNTO Y BOVEDAS CON NERVIOS SIN ADORNOS. LA CUPULA, PROXIMA A LA ENTRADA, IMITACION DE LA DE SAN LORENZO DE BURGOS Y LA ESPADAÑA, OPINAMOS SON DEL SIGLO XVIII. ENCIMA DE LA PUERTA SE LEE:”ESTA OBRA SE HIZO EL AÑO 1786”. ALREDEDOR DE LA CUPULA EN LA PARTE BAJA ESTA ESCRITO:( ESTA OBRA Y ONRA Y GLORIA DE DIOS Y DE NUESTRA SEÑORA DE EBRO, SIENDO CURA DON JUAN DIAS Y MAYORDOMO JULIAN RUIZ Y ERMITAÑO GASPAR RUIZ BARAONA 1815). SOSPECHAMOS QUE O BIEN LA ANTERIOR BOVEDA SE HUNDIO Y ES AHORA CUANDO SE LEVANTA LA CUPULA, QUE CONTEMPLAMOS O BIEN LA OBRA ALUDIDA PODRIA SER EL PINTADO DE LA ERMITA. NO PODEMOS ACLARAR MÁS. EL RETABLO MAYOR Y CAMARIN, SEGÚN INVENTARIO DE LA ERMITA, FUE PAGADO POR EL CONCEJO DE QUINTANILLA ESCALADA EL 1742, HAY OTRO RETABLILLO DE LA VIRGEN EN UNO DE LOS PEQUEÑOS BRAZOS INDICADOS, HABRIA QUE DATARLO COMO DEL SIGLO XVIII. DE LA CENTURIA DECIMOSEPTIMA ESTIMAMOS EL ALTARCILLO DECICADO A SAN ONOFRE EN EL OTRO BRAZO. (LA HAGIOGRAFIA CONSIDERA A SAN ONOFRE COMO ANTIGUO EMERITA, QUE VIVIA SOLO EN MEDIO DE GRAN RIGOR ASCETICO TANTO EN LO QUE SE AFECTABA A LA COMIDA COMO EL VESTIDO; LA ICONOGRAFIA LE REPRESENTA CON UNA LARGA BARBA Y CABELLERA Y VESTIDO DE HOJAS). EL TEMPLO TUVO ERMITAÑO. EN EL 1904 SE QUEMO LA CASA ADOSADA A LA ERMITA, DONDE VIVIA Y POR SUSCRIPCION POPULAR SE REPARO PRONTAMENTE. LA ADVOCACION CONTABA CON DEVOTOS EN EL VALLE DE ZAMANZAS, RUDRON, BRICIA, PUEBLOS AGUAS ARRIBA DEL EBRO… Y POR SUPUESTO EN QUINTANILLA ESCALADA SOBRE TODO. UN KILOMETRO MAS ALLA, AGUAS ABAJO DEL EBRO, ESTA LA “CASA DE MAQUINAS” O CENTRAL ELECTRICA, CUYOS GENERADORES SE MUEVEN POR EL AGUA DEL CANAL, QUE ARRANCA JUNTO A QUINTANILLA Y ATRAVIESA UN TUNEL DE CASI QUINIENTOS METROS. LA CONSTRUYO “EL PORVENIR DE BURGOS” EN TORNO AL 1910, PASO A ELECTRA DE BURGOS EL 1946 Y DESPUES A IBERDUERO EN LA DECADA DE LOS SETENTA, QUIEN LA EXPLOTA ACTUALMENTE. EL PAISAJE ES HERMOSISIMO, INVITA AL SILENCIO, LEVANTA EL ESPIRITU. LA NATURALEZA ABRUPTA CONTRASTA CON LA SUAVIDAD DEL FIRMAMENTO. EL CIELO Y LA TIERRA PARECEN ABRAZARSE A MEDIO CAMINO. LA VIRGEN MEDITADORA DEL EVANGELIO ENCUENTRA AQUÍ UN LUGAR IDEAL Y SUSCITA IMITADORES DESDE MUCHISIMOS AÑOS.
Central eléctrica El Porvenir de Burgos. Desvío de aguas del Ebro para la central. Puente y canal sobre el río Ebro, factura y recuerdo de Altos Hornos de Vizcaya. Obras en el canal. Entrada al túnel del canal clausurada por obras. Vieja maquinaria, arqueología industrial en movimiento. Operarios de El Porvenir (gentileza de Miguel Bravo). Hace ahora 103 años que se inauguró una fábrica de luz en Quintanilla de Escalada, en lo más hondo de los cañones del Ebro, para llevar luz a muchos pueblos y a la ciudad de Burgos [1]. Venturosamente, esta fábrica en el desfiladero, titulada "El Porvenir de Burgos" y cuyo ronroneo mece a los buitres que anidan en los roquedos, todavía hoy sigue produciendo luz, aunque sea con maquinaria más moderna que la de origen y acoplada ahora a la red general. Para el funcionamiento de la central se construyeron una serie de infraestructuras y edificios, cuya conservación es admirable después de tanto tiempo. Entre todo, destaca un gran canal para llevar el agua a las turbinas, con cerca de cuatro kilómetros de largo y un túnel de casi 500 metros horadado en la ladera de la montaña, que es el que ahora está siendo objeto de restauración y consolidación. Un túnel, por cierto, de infausta memoria, ya que en él tuvo lugar un terrible suceso. Fue el 17 de junio de 1938, un grupo de jóvenes que intentaba llegar en barca por el canal al santuario de Nuestra Señora del Ebro, donde se iban a celebrar las rogativas para pedir lluvia, naufragó dentro del túnel, muriendo ahogados nueve de ellos, todos del pueblo de Turzo, y el cura párroco de Orbaneja del Castillo que también iba en la embarcación. Dicha barca es la que utilizaba normalmente mi amigo Milo, de Quintanilla de Escalada, que fue durante 41 años el encargado de cuidar la central. Desde su pueblo y por el canal, todos los días se desplazaba en ella a su puesto de trabajo ayudándose por un chuzo y dejándose llevar por la corriente. Llevaba también un guiñapo de cotón para alumbrarse en la oscuridad cuando atravesaba el túnel. Este canal, ya digo, es el que ahora se está reparando, lo sé porque el pasado 26, día gélido, de sol y hielo, visité de nuevo la Central y pude observar el canal vacío de agua y las obras que en él se están llevando a cabo.
Los primeros escritos en los cuales aparece Pesquera de Ebro están datados en el año 941. Sin embargo la zona estuvo poblada por lo menos desde el siglo IX, época en la cual el rey astur Alfonso III promueve su ocupación con gentes de procedencia norteña o mozárabe. En cuanto a su nombre, parece indicar que existía un área de pesca en el tramo de río que pasa por el pueblo. Al igual que en otras localidades de su entorno la mayor parte de sus habitantes tenia la condición hidalga en los siglos XVII y XVIII. En el Censo de Floridablanca de 1787 es nombrada como Lugar en el Valle de Sedano, dentro del partido de Burgos, que junto con otros trece componían la Intendencia de Burgos entre 1785 y 1833. Su jurisdicción era de señorío y la titularidad recaía en el Marqués de Aguilar, que era quien designaba al regidor ordinario local. Tras la caída del Antiguo Régimen forma ayuntamiento constitucional propio. A mediados del siglo XIX crece en extensión y habitantes con la inclusión en su municipio de Cubillo del Butrón. En los años 70 del pasado siglo se adscribe en el recién creado municipio de Valle de Sedano. En cuanto a su patrimonio arquitectónico religioso destacan la Iglesia parroquial de San Sebastián y la Ermita de San Antonio del silgo XVIII. De sus edificaciones de carácter señorial hay que señalar sus palacios y casas blasonadas de los siglos XVII y XVIII entre los cuales caben señalar, la Casona con escudo con la inscripción Jesús María. Esta es casa de placer i la gente de alegría. Abe María. Año 1712, y la Casona con el balcón de Juan Escalada, capitán de los tercios de Nápoles.
El pueblo, abandonado durante décadas, alberga todavía ruinas de edificios y casas blasonadas de los siglos XVI, XVII y XVIII, mientras que las que se han conservado en mejor estado han sido restauradas, o van siéndolo poco a poco. Algunas de ellas conservan los blasones y las fechas de construcción, como es el caso de las casas de los dos linajes titulares de una capilla propia en la antigua iglesia, los Del Moral (sobre una de cuyas ventanas puede leerse: Moral I(esus) H(omo) S(alvator) María año de 1640) y los De la Fuente Bustamante (cuyas dos casas restauradas, en la fotografía, conservan sendos escudos, bajo uno de los cuales figura la fecha de construcción del edificio, 1701). Casas en Cortiguera. Ruinas de la iglesia de Cortiguera. La Iglesia, hoy en estado de ruina e invadida por la vegetación, fue construida en el siglo XVII y pertenece a un estilo gótico tardío. Cuenta con dos capillas góticas del XVII y XVIII de bóvedas de nervios. Sus retablos de Cristo Resucitado, perteneciente al primer barroco burgalés, y de San Miguel, incluido en una corriente primitiva del renacimiento e influido por la tradición de Felipe Vigarny, se conservan hoy en el Museo del Retablo. El campanario, al que aún puede accederse desde dentro de la Iglesia por una estrecha escalera de piedra, cuenta con una techumbre de madera (también en ruinas) y alberga una inscripción en la que puede leerse: Año 1864.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta