Tiempo  5 horas 35 minutos

Coordenadas 1395

Fecha de subida 23 de abril de 2019

Fecha de realización abril 2019

-
-
876 m
474 m
0
3,2
6,4
12,8 km

Vista 20 veces, descargada 0 veces

cerca de Gabarderal, Navarra (España)




Tras pasar Sanguesa, vamos dirección Gabarderal para llegar a Torre de Peña, dejamos el coche junto al cartel de Propiedad Privada.
Nuestro recorrido comienza por asfalto, pasamos unas granjas, una bonita ermita con antiguas estelas y viviendas, al pasar por la última casa comienza el camino, está muy marcado y va paralelo a la valla que delimita el coto de caza, hay muchas sendas pero todas ellas nos llevan a una ancha pista, que seguiremos hacia arriba, poco a poco iremos ganando altura y divisaremos el poblado asentado sobre una roca. Dejaremos la pista para tomar un camino a la izquierda que nos lleva al pueblo.
Este Conjunto Histórico en 1997 fue declarado Bien de Interés Cultural de Navarra.
La entrada la haremos pasando por un arco bajo la iglesia de San Martin de Tours.
El castillo de Peña del siglo XI situado en la parte alta del pueblo fue mandado construir por Sancho el Mayor, siendo un importante punto de vigilancia entre el Reino de Navarra y el Reino de Aragón, hoy sólo podemos ver los restos de la torre mayor.
En 1943 un avión de combate de la Segunda Guerra Mundial se estrelló cerca de Peña, sus habitantes rescataron el cadáver del Capitán Walker y está enterrado en el cementerio de Peña.
El pueblo contaba con unas doce casas (hoy en ruinas), maestro, cartero, los vecinos se dedicaban a la agricultura y pastoreo, el pueblo siempre ha sido propiedad privada por lo que los habitantes abandonaron el pueblo sobre los años 50 en busca de mejores condiciones.
Una de las casas tiene su parte exterior rehabilitada, aquí cuentan, vivió el ermitaño Belga sobre los años 60 haciendo vida en solitario.
Su leyenda cuenta que los presos que se escapaban de la cárcel de Sos del Rey Católico lo hacían por el monte con los pies atados por cadenas, cuando llegaban a Peña le pedían al Cristo que los liberase de las cadenas y éstas se soltaban.
Así que merece la pena visitar y conocer las historias de éste maravilloso lugar que no dejará indiferente a nadie.
Desistimos de subir a la cima de Peña por encontrarse vallada por ser parte de coto de caza privado.
Regresamos por el sendero hasta llegar a la pista y seguimos hacia arriba, en una curva y marcado con hitos de piedras tomamos un pequeño sendero que nos lleva hacia las palomeras, aconsejo pantalón largo ya que el sendero es estrecho con mucho boj, el sendero está bien definido y nos lleva por todo el cordal contrario al que hemos subido, desde aquí las vistas de Peña son increíbles además de a toda la zona de bardenas y Aragón, continuamos por la cima, pasaremos por distintos puestos de palomeras hasta llegar a la Cañada de los Roncaleses por la que bajaremos hasta dar con la pista que nos lleva al coche

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta