-
-
3.201 m
2.578 m
0
4,1
8,2
16,36 km

Vista 195 veces, descargada 14 veces

cerca de San Antonio Cuajimoloyas, Oaxaca (Mexico)

Nuestro recorrido comenzó en Cuajimoloyas en donde llegamos en vehículo. Lo primero que uno puede observar es que el pueblo es muy limpio y en cuanto entras a la oficina de ecoturismo te puedes dar cuenta de la buena organización que tienen. Rentamos una cabaña que estuvo limpia, cuentaba con agua caliente y una deliciosa chimenea.

Para comer se cuenta con varios comedores, nosotras optamos por el comedor cercano a las cabañas en donde la señora que lo atiende es muy amable. El costo de la comida puede ir de 75 a 80 pesos.

Uno puede contratar un guía o bien hacerlo por su cuenta. Mi amiga y yo decidimos ir de manera independiente y para ello tuvimos que pagar $100 pesos como cuota del paso por las comunidades para el tramo hacía Lachatao.

El camino tiene muchos senderos y si no se cuenta con la ruta estudiada, es fácil de perder el camino. A nosotras nos pasó dos veces, pero puimos rectificar oportunamente.

Si bien, el camino de Cuajimoloyas a Lachatao es de bajada, es de considerar que la distancias es muy larga, cerca de 27 km. La ruta queda trunca porque pasando el punto de Las Esperanzas, decidimos no tomar el sendero ya que eran las 5 pm y pedimos un aventón, el cual coincidió con que el alcalde del municipio de Amatlán (pueblo colindante a Lachatao por una calle) pasaba por ahí y amablemente nos llevó el resto del camino.

Durante el recorrido nos encontramos con algunas personas de las comunidades quienes son muy amables y te saludan al pasar.

Dos cosas nos sorprendieron gratamente, la zona está muy bien conservada, limpia y es muy seguro caminar por el bosque, gracias a la buena organización de las comunidades.

A la llegada a San Miguelo de Amatlán, decidimos rentar una cabaña en el centro ecoturístico del pueblo. Se recomienda comer en Lachatao un rico mole de chichilo que es típico del sitio.

Le doy una calificación de difícil por la distancia, más que por la complejidad del terreno. De no haber contado con la suerte de un aventón, seriamente estábamos considerando dormir en el bosque, para lo cual estábamos preparadas.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta