• Foto de DOLOMITAS - Mirador Marmolada
  • Foto de DOLOMITAS - Mirador Marmolada
  • Foto de DOLOMITAS - Mirador Marmolada
  • Foto de DOLOMITAS - Mirador Marmolada
  • Foto de DOLOMITAS - Mirador Marmolada
  • Foto de DOLOMITAS - Mirador Marmolada

Tiempo  5 horas 25 minutos

Coordenadas 1738

Fecha de subida 26 de junio de 2018

Fecha de realización junio 2012

-
-
2.545 m
2.094 m
0
4,7
9,4
18,82 km

Vista 562 veces, descargada 31 veces

cerca de Passo Pordoi, Veneto (Italia)

Empieza en Passo Pordoi a 15,3 km del hotel. Tiempo estimado 30 minutos.

Hoy realizaremos una ruta circular con grandes vistas sobre la vertiente norte de la Marmolada. Podremos contemplar mientras caminamos y durante gran parte del trayecto toda la extensión de su glaciar, de hecho el único que sobrevive en los Dolomitas.

Punta Penia, con sus 3.343 m. es el punto más elevado de la Marmolada y la cota máxima de todos los Dolomitas. Hasta su vecina Punta Rocca (3.309 m.) asciende un teleférico que sobrevuela por encima del glaciar.

Para iniciar la ruta nos desplazamos hasta Passo Pordoi (2.243 m.) por la carretera que desde Arabba bordea el Macizo de Sella por el sur.

Aparcamos en Pordoi y comenzamos a caminar por una senda que sube en dirección sur hacia el Refugio Fredarola (2.387 m.). A nuestra derecha se alza el Monte Sasso Beccé. En 20 minutos aproximadamente ya hemos llegado al mencionado refugio, que se ubica junto a los remontes de esquí.

En este punto ya vemos aparecer al sur la imponente figura del Macizo de la Marmolada y su blanco glaciar. A la izquierda y en dirección Este se ve la amplia senda que iremos recorriendo. Durante la primera mitad de nuestra excursión caminaremos por la vertiente sur de la Cadena Sasso Cappello y Mesola, una cresta de cumbres menores que se alzan entre la Marmolada y el Macizo de Sella.

Llevamos caminando aproximadamente una hora cuando pasamos por el Refugio Viel (2.433 m.). Hacemos un alto para contemplar las excelentes vistas desde la terraza.

Continuamos caminando por la bien marcada senda y al cabo de media hora pasamos junto al desvío del sendero que sube desde el Lago Fedaia, que obviaremos. Nosotros seguimos en dirección Este. Media hora después la senda sube hacia unos remontes de esquí. En este punto es posible acortar la ruta pasando a la otra vertiente y enlazando con la senda de regreso, de esta forma nos ahorraremos algunos kilómetros. Nosotros preferimos aprovechar el magnífico día soleado y continuamos como siempre en dirección Este.

Pasamos por las proximidades de una Vía Ferrata, donde unos montañeros están haciendo equilibrios sobre una pasarela. Abajo hace rato que contemplamos las aguas del Lago Fedaia, que en realidad es un embalse. Me llaman la atención un par de remontes que suben al mismo glaciar de la Marmolada. Mucho más arriba vemos el teleférico que avanza por la parte alta del glaciar, supongo que cargado de turistas.

Cuando la senda comienza a girar hacia el norte llegamos al Refugio Padon (2.381 m.), que está junto a unos remontes de esquí, tan habituales en esta zona.

Ahora tendremos que descender paralelos a un telesilla de la estación de Arabba. La senda baja haciendo zigzags desde el mismo refugio. No hay que confundirse con otra senda que sigue hacia el oeste sin perder altura.

En la parte baja la senda gira a la izquierda y confluye con las pistas de servicio de la estación de esquí. Tendremos que seguir varios kilómetros por dichas pistas. El paisaje por esta parte no tiene nada que ver con el que hemos disfrutado por la otra vertiente ya que transitamos por la estación de esquí. Por el fondo del valle se oyen a los “moteros” que disfrutan subiendo y bajando puertos.

Frente a nosotros tenemos ahora las grandes paredes del Macizo de Sella. Un parapente lo sobrevuela a gran altura. Mucho más lejos, hacia el noroeste se ven grandes montañas nevadas, imagino que son los Alpes.

Cuando ya vemos a lo lejos el Passo Pordoi abandonamos las pistas y seguimos por un sendero convenientemente señalizado. El sendero desembocará en la carretera, a la altura de un restaurante. Hace calor, así que Elena decide esperarme tomándose una cerveza mientras yo subo por la senda que en un kilómetro escaso, atravesando unos prados, me devuelve al punto de partida.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta