• Foto de DOLOMITAS - Piz Boè (3.152 m.) desde Passo Pordoi
  • Foto de DOLOMITAS - Piz Boè (3.152 m.) desde Passo Pordoi
  • Foto de DOLOMITAS - Piz Boè (3.152 m.) desde Passo Pordoi
  • Foto de DOLOMITAS - Piz Boè (3.152 m.) desde Passo Pordoi
  • Foto de DOLOMITAS - Piz Boè (3.152 m.) desde Passo Pordoi
  • Foto de DOLOMITAS - Piz Boè (3.152 m.) desde Passo Pordoi

Tiempo  5 horas 34 minutos

Coordenadas 1457

Fecha de subida 26 de junio de 2018

Fecha de realización junio 2012

-
-
3.154 m
2.242 m
0
3,0
5,9
11,89 km

Vista 285 veces, descargada 28 veces

cerca de Passo Pordoi, Veneto (Italia)

Empieza en Passo Pordoi a 15,3 km del hotel. Tiempo estimado 30 minutos.

Me acerco con el coche hasta Passo Pordoi (2.243 m.) por la carretera que desde Arabba bordea el Macizo de Sella por el sur. Aparco junto al teleférico. Es temprano y todavía no hay turistas.

Subo por la senda marcada. Al principio asciende suavemente por unos prados pero conforme me acerco a las paredes del Macizo de Sella la verde hierba da paso a las canchaleras de piedras. Pronto me veo envuelto en nubes que suben desde el valle arrastradas por una ligera brisa. Pierdo visibilidad pero a cambio me libro del justiciero sol durante gran parte de la ascensión.

La senda no tiene pérdida pues se dirige a una pedrera que mediante lazadas desemboca en una brecha, denominada Forcella Pordoi.

Una vez alcanzada la brecha nos topamos con el Refugio de la Forcella Pordoi (2.848 m.). Desde allí, hacia la derecha, veremos la cumbre del Piz Boè, algo lejana y en forma de un gran promontorio que habrá que subir. Justo en la cima se adivina otro Refugio.

Siguiendo el marcado camino giro a la derecha (Este) e inicio la aproximación hacia mi objetivo. Todavía persiste nieve por esta zona pero hay buena huella y tampoco hay exposición, al ser un terreno relativamente plano.

Tras llanear un rato el sendero comenzará a ganar altura para acercarme a la base de la pirámide final. El último repecho esta equipado con algún corto tramo de sirga pero no tiene ninguna complicación en ausencia de nieve.

Por fin alcanzo la cumbre. Miro el reloj y veo que son solamente las 9:15, me ha costado 1 hora y 40 minutos subir a un ritmo normal.

Desilusiona llegar arriba y encontrarte una enorme antena pasiva que afea mucho el entorno. En el refugio, llamado “Capanna Fassa”, hay tres mujeres que charlan animadamente. El grupo electrógeno también despide un tufo que se queda flotando en el ambiente, quizás porque apenas sopla viento.

En la cima da el sol de lleno pero todo alrededor se encuentra cubierto de nubes. Me quito la mochila y me tumbo en una roca plana, donde el aire se respira limpio, a barlovento del refugio. Me quedaré en la cima más de hora y media esperando a ver si despeja. Las nubes dibujan formas caprichosas. Desde mi privilegiada atalaya las veo evolucionar y moverse aleatoriamente. Estamos rodeados de cúmulos, pero en ningún momento cubren la cima, cuya cúspide parece una isla sobre un mar de algodón.

Veo llegar a bastantes montañeros, parece que el funicular ya está en marcha. Por la vertiente que he subido veo una horda de personas que avanza por la zona de los neveros. Como no despeja del todo decido marcharme antes de que llegue la marea humana. Pregunto en el refugio para ver si se puede bajar por la otra vertiente sin problemas y me dicen que es fácil. Por tanto decido regresar por la vertiente NW en dirección al cercano refugio Piz Boé y así hago una ruta más variada.

Durante la bajada paso por una zona equipada también con sirga pasamanos, que es muy sencilla, apenas hay que tocar el cable, y pronto alcanzo el refugio Piz Boè. Desde allí vuelvo a coger la senda que con rumbo Sur enlaza con el sendero por donde subía hace unas horas.

A mitad de camino me encuentro con un numeroso grupo de niños. Hay cola para pasar los neveros. Yo decido bajar un poco y abrir un nuevo trazado paralelo al anterior. Pronto veo que la gente sigue mi huella.

Alcanzo otra vez el Refugio de la Forcella, en plena ebullición de turistas. Como sigue siendo temprano decido subir desde allí al Sass Pordoi (2.952 m.), que es precisamente donde desemboca el teleférico.

Subo en escasos minutos y me doy una vuelta por la zona plagada de gente. Las vistas desde luego son impresionantes. Me encuentro a uno en chanclas atravesando un pequeño nevero, otros van con zapatos de “mudar”. Decido que ya he visto bastante y emprendo el regreso desandando el camino de subida hasta el coche.

Desnivel + acumulado: 1.023 m.
Horario total: 5,5 h.(incluye 1,5 horas descansando en la cima)
Distancia recorrida: 11,9 km.
Zona: Dolomiti di Sella

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta