• Foto de E4 230ª DUSESTI-REMETEA
  • Foto de E4 230ª DUSESTI-REMETEA
  • Foto de E4 230ª DUSESTI-REMETEA
  • Foto de E4 230ª DUSESTI-REMETEA
  • Foto de E4 230ª DUSESTI-REMETEA
  • Foto de E4 230ª DUSESTI-REMETEA

Tiempo  2 horas 35 minutos

Coordenadas 1510

Fecha de subida 2 de junio de 2019

Fecha de realización enero 2010

-
-
277 m
141 m
0
6,5
13
25,93 km

Vista 23 veces, descargada 2 veces

cerca de Dușești, Bihor (România)

15 de mayo de 2019



Distancia: 25,93 km.



Ascenso total: 393 m.



Descenso total: 369 m.



Altura máxima: 277 m.



Altura mínima: 141 m.



Valoración: 7


Tiempo de marcha: 7 h. 40 m.



Velocidad media: 3,5 km/h



Señalización: Sin señalización


Acabado el desayuno, nos despedimos de la Pensión Daiadela, es un buen lugar para descansar. Al salir, un vaquero saca su ganado a disfrutar de la hierba verde del campo. Nos vamos fijando en las casas de estos pueblos, en general partidas en dos, separadas por un portalón de entrada para coche y personas y que da acceso a un patio. En algunas de ellas hacen obras de arte con la hojalata de los canalones.
Antes de salir de Dusesti visitamos la bonita iglesia ortodoxa de San Nicolás, a su lado cuidando del cementerio la basílica también ortodoxa de Lemn.
Seguimos por la carretera principal, algún antiguo carro antes tirado por mulas se haya aparcado en la cuneta, ahora suelen ser tirado por viejos tractores.
Salimos de la carretera principal, sin dejar las edificaciones llegamos a Zavoiu, una nueva iglesia ortodoxa nos marca la salida del pueblo, en Rumanía estamos viendo que son muy aficionados a pintar sus casas con colores muy chillones, cosa que ocurre en mucho de sus pueblos.
Salimos a unos campos florecidos, el camino es cómodo y no llueve, hasta penetrar en un bosque donde volvemos a los caminos embarrados, subimos un poco y bajamos por un camino casi perdido en medio del bosque. Llegamos a Cornisesti, de nuevo casas con colores chillones donde las puertas de las viviendas y garajes están decoradas con hierro forjado, también se ve algún hórreo donde guardan el maíz y la paja.
Llegamos a Hidisel, pasamos una escuela, los alumnos corretean tras un balón, es la hora del recreo, un grupo de mujeres almuerzan juntas en la calle a la puerta de una casa. Hacemos un descanso cuando vemos un banco para sentarnos, saludamos a la gente que pasa y pregunta, uno de ellos Ioan, pronto va a llamar a Iorge que ha trabajado durante 10 años en el campo en España, concretamente en Pilas, Sevilla, habla muy bien castellano y echamos un rato muy agradable, su vecina también estuvo trabajando en España, ganó bastante dinero para comprar su casa en Hidisel, pero su marido murió en un viaje de vuelta, historias que vamos conociendo conforme caminamos. Salimos de Hidisel, penetramos de nuevo en el bosque, de nuevo barro hasta volver a salir a los prados, con buenas vistas de estos campos de Transilvania. Llegamos a un alto, buenas vistas de Sitani y las sierras que se encuentran al este, descendemos cortando un par de curvas del camino pero entramos en un viejo cementerio con sus cruces semienterradas. Llegamos a Sitani, encontramos una pequeña tienda pero se encuentra cerrada, la señora cuando nos ve, enseguida abre, quiere ver qué necesitamos, de paso ella hace negocio. Llega una chica joven de unos 15 años, habla bien inglés a pesar de su edad y de las pocas posibilidades de este pueblo para enseñar idiomas, pero la chica nos sorprende cuando también comenta en castellano, mi pregunta fue clásica, donde aprendiste español? y la sorpresa fue la respuesta, de las telenovelas, fue la misma respuesta que me dio una chica en la piscina de un hotel de Estambul hace unos días, de las telenovelas. Creo que deberían poner el Salvame en inglés a ver si los españoles somos capaces de aprender algo sin ponerlo fácil.
Salimos de Sitani, cruzamos una pasarela sobre un pequeño río y cruzamos unos campos con bastante barro. Llegamos a Cimpani de Pomezeu con una iglesia ortodoxa y una iglesia de Lemn que guarda el cementerio. Llegamos a Valami, y hacemos nueva parada, un paisano pinta su fachada, ascendemos hasta un alto por una carretera nueva y llegamos a las casas de Goila donde tomamos un camino que era un auténtico barrizal hasta llegar a Josani que cruzamos sin parar, amenaza lluvia y queda poco, apretamos para entrar en Remetea, destino de etapa. Buscamos la Pensión Tulipán que encontramos enseguida,nos recibe Iovu y su mujer Iuliana, muy amablemente y con un café y una copa de palinka.
Antes de cenar una ducha, Iuliana se ofrece a lavarnos ropa, aprovechamos para llenar una lavadora.
Salimos a dar una vuelta, encontramos una tienda-bar, hablamos un poco con la gente que tiene ganas de conversación, uno de ellos estuvo siete años trabajando en España, la mayor parte en Levante y sur de Cataluña.
Volvemos a la casa, Iuliana nos ha preparado una cena estupenda, justo lo que esperábamos desde que comenzamos este stage. Habíamos concertado el alojamiento con una chica en Holanda, es su hija que trabaja en Utrecht, que llama a su madre y de paso hablamos con ella a través de vídeo conferencia. Iovu nos enseña su jardín y su taller, está muy orgulloso de lo que hace.
Vamos a dormir, mañana comienza la montaña, nos esperan tres etapas muy duras, nos vamos a descansar.

Alojamiento Pensión Tulipán 7
Cena Pensión Tulipán 8,5
Desayuno Pensión Tulipán 9
Relación calidad/precio 8

Ver más external

Waypoint

HIDISEL

Waypoint

SITANI

Waypoint

CIMPANI DE POMEZEU

Waypoint

VALANI DE POMEZEU

Waypoint

REMETEA. PENSION TULIPAN

Waypoint

JOSANI

Waypoint

DUSESTI. PENSION DAIADELA

Waypoint

ZAVOIU

Waypoint

COMISESTI

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta