Tiempo  5 horas 52 minutos

Coordenadas 1718

Fecha de subida 11 de mayo de 2018

Fecha de realización enero 2014

-
-
1.010 m
933 m
0
3,6
7,1
14,24 km

Vista 395 veces, descargada 14 veces

cerca de Valdeprados, Castilla y León (España)

*** SENDERISMO CON PERROS - RUTAS CON PERROS ***

Agua en el camino SI
Nos cruzamos con el Río Moros en varias ocasiones.

Ganado No
No nos cruzamos con ganado aunque vimos caballos a lo lejos.

Estaciones Todas

Afluencia MUY BAJA
Ruta solitaria y muy tranquila.

Cómo llegar:
La ruta comienza en el pueblo de Valdeprados, en Segovia. Para llegar se puede ir por la N-VI o por la AP-61 desde los Ángeles de San Rafael. Enlace a Google Maps

Descripción:
Esta es una de las rutas más bonitas que he hecho en toda mi vida. Fui con BRUJA, LEGO y todo el grupo de SendasConMascotas y disfruté como una enana. Me encanta todo lo que tenga que ver con edificios antiguos, ruinas y arqueología (para eso estudié la carrera) jeje y en esta ruta nos encontramos un pueblo abandonado, minas antiguas también en desuso, etc. A parte de los paisajes preciosos que nos deja el Cañón de la Risca del Río Moros. Sin duda... merece muchísimo la pena.

La ruta comienza en el pueblo de Valdeprados, en Segovia. Nosotros decidimos dejar el coche al inicio del pueblo y así poder disfrutar de su arquitectura. Es un pueblo precioso y muy bien conservado. Tras atravesarlo ya cogemos el camino del Espinar o Camino de las Minas y seguimos por él hasta encontrarnos el puente sobre el Río Moros (no tenemos que cruzarlo).

Atravesamos la cancela que encontramos a nuestra derecha y tras caminar un poco podemos atravesar el murete de piedra que hay hacia el otro lado, para poder disfrutar de las vistas del cañón. Volvemos al camino en el que estábamos y tras pasar un molino abandonado... llegaremos al pueblo abandonado de Guijasalbas, que fue despoblado hacia el año 2000, así que la mayoría de sus edificios se siguen conservando bastante bien, sobre todo el caserío, o como llamaban sus habitantes el el Hotel del Señorito.

Atravesamos el pueblo y salimos a la carretera de entrada al pueblo, tomamos el puente que hay hacia la izquierda y tras cruzar a la otra ribera del río, volvemos al camino de tierra. Lo seguiremos hasta llegar a una mina de caolín abandonada con bastantes edificios aún conservados. Junto a la mina tenemos una pradera preciosa donde podemos comer y disfrutar de un descanso.

Tras el avituallamiento nuestro camino continúa, otra vez pasando por el Cañón de la Risca pero esta vez al otro lado del cañón. Seguiremos hasta pasar una puerta, junto al río, que nosotros nos encontramos abierta, y siguiendo la senda llegaremos a un paso canadiense justo antes de la carretera. Tenemos que tener cuidado andando por el arcén, aunque no pasen demasiados coches.

Cuando salimos a la carretera tenemos que caminar unos metros hacia la izquierda, e inmediatamente tomar la primera salida a la derecha. Este camino nos llevará a la mina y a la Presa del Embalse de Los Ángeles de San Rafael. Aquí finaliza nuestro camino de ida.

Volvemos exactamente por el camino que hemos vuelto, volvemos a cruzar la carretera y esta vez, a nuestra derecha, casi junto a la puerta que habíamos indicado al inicio, encontramos en lo alto la Cueva del Cestero. Es una cueva muy pequeña y casi sin profundidad.

Ya sólo nos queda volver al pueblo. En la bifurcación que encontramos, con forma de Y tenemos que tomar el camino de la derecha que nos llevará de nuevo al pueblo otra vez.

Os animo a hacer la ruta!! 100% recomendable!! yo repetiré seguro.
Cuando el camino se bifurca debemos tomar el de la derecha (en el camino de vuelta)
paso hacia la mina y la presa.
En la primera intersección salimos hacia la derecha, hacia la mina y la presa
Tras el paso canadiense salimos a la carretera unos metros, hay que girar a la izquierda.
Nosotros nos encontramos la valle de paso abierta, aunque en el lateral hay paso peatonal.
Vistas del cañón de la Risca desde el tro lado del camino.
Restos de una mina abandonada. Junto a ella hay un prado perfecto para comer! :)
Cruzamos el puente por la carretera hacia el otro lado.
Giro a la izquierda para coger la carretera abandonada que lleva al pueblo.
Molino abandonado en el camino. Está derruido casi en su totalidad
Pueblo abandonado hacia el año 2000. Sobre todo el caserío se mantiene en muy buen estado y varias casas. Es un pueblo precioso que encierra un trozo del pasado.
Para llegar al cañón debemos saltar el murete de piedra que cierra la finca.
Debemos girar a la derecha atravesando la cancela. Acordarse siempre de cerrar la puerta. Tras pasarla hay que subir.
Iglesia y ayuntamiento de Valdeprados. Un pueblo muy bonito que conserva arquitectura antigua.
La ruta se inicia en el pueblo de Valdeprados. Nosotros dejamos el coche al inicio para ver el pueblo, andando pero podemos aparcar donde se quiera.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta