Tiempo  5 horas 44 minutos

Coordenadas 1656

Fecha de subida 30 de noviembre de 2014

Fecha de realización noviembre 2014

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.010 m
652 m
0
4,0
8,1
16,17 km

Vista 99 veces, descargada 5 veces

cerca de Hervás, Extremadura (España)

Si quieres ver esta ruta con el texto y las fotos insertadas en la descripción, visita mi blog en este enlace:

Castañar Gallego de Hervás (2014) (en mi blog)

Realizada el 29 de noviembre de 2014, sábado, en compañía de dos buenos amigos. Día nublado y frío, pero ausente de lluvias, con un castañar pletórico de color que nos permitió disfrutar a gusto de todo el recorrido.

Es una ruta de poco más de 16 kilómetros con un desnivel acumulado de 500 metros y máximo de 358, concentrándose el mayor esfuerzo en los 2,5 kilómetros siguientes al paso por Gargantilla y sin que dicho esfuerzo requiera preparación especial. Quien carezca de dicha preparación que, al menos, tenga paciencia hasta llegar arriba.

Estuvimos pronto en Hervás, de modo que pudimos comenzar a caminar poco después de las 8,30 de la mañana.

Partimos de la ronda que hay junto al Parque Municipal de Hervás y la calle Braulio Navas, saliendo en paralelo a citado Parque y luego por la Avda. Francisco Sanz, en dirección a la Plaza de Toros.

A nuestras espaldas, y por encima de Hervás, el magnífico Pinajarro, al que tantas ganas le tengo y cuya subida quedó pendiente cuando en verano de 2015 me rompí la rodilla. Pero espero que caiga. De donde está, no se mueve.

Al llegar al puente sobre el que pasa la antigua vía del tren, hemos de atravesarlo para salir al otro lado, donde un letrero nos indica la dirección a Gargantilla (a la derecha), que hemos de seguir.

En este tramo vamos a caminar durante unos metros junto a la vía del tren, ahora totalmente en desuso, que podemos ver si nos salimos por el lado derecho de la carretera.

Pocos metros más adelante y a la izquierda de la carretera vemos una fuente y un amplio estanque que debió servir en tiempos pretéritos tanto para suministro humano como para abrevar animales.

Un kilómetro después de haber pasado el puente del ferrocarril debemos abandonar la carretera por el margen izquierdo, lo que se hace justo en una curva.

Es a partir de este punto cuando entramos en la parte más bonita de la ruta, especialmente atractiva en esta época de otoño.

Todo el camino es un bosque de castaño. Al estar el otoño en su momento ideal, las hojas aparecen de varias gamas de colores: del verde al ocre, naranja y amarillo, todos en sus diversas gamas.

Podemos ver a nuestra derecha el Embalse de Hervás que se nutre del río Balozano. Y si miramos de frente vemos Aldeanueva del Camino y detrás Abadía, y mucho más lejos, el Embalse de Gabriel y Galán.

Un poco más adelante cruzamos un arroyo que baja por una de las gargantas y del que no he podido localizar el nombre.

Entre los árboles, ya casi desprovistos de hojas, podemos ver a nuestra izquierda los altos de Cabeza Arquera y La Cárcava, por los que pasaremos a la vuelta. Y pasamos también un pequeño desnivel protegido por barandas de madera a ambos lados.

Llegamos al Arroyo Romanillo, que baja bravo. En el lugar hay un merendero, amplio, con bancos para el disfrute del caminante. Y un puente que ayuda a salvar el arroyo.

Una pasarela, paralela al puente, permite acercarse a la orilla, lo que hacemos tratando de conseguir alguna foto singular.

El Arroyo Romanillo se abandona en una cuesta arriba a mediados de la que, en el lado izquierdo, hay una casa de piedra con evidentes signos de abandono.

El castañar está pletórico de color y la hoja roja, caída al suelo, hace que todo esté precioso.

Según avanzamos alcanzamos a ver algunas fincas que quedan al pie del castañar. Todo está tan verde que bien pudiera presentarse como si fueran tierras de Suiza.

Cuando volvemos la mirada atrás tenemos la oportunidad de contemplar el Pinajarro y todos los montes de alrededor cubiertos de nieve, lo que realza la belleza que, en sí mismo, ya tienen.

A 6,5 kilómetros del punto de inicio, sin llegar a Gargantilla y cuando tenemos Aldeanueva del Camino a nuestra derecha, nos detenemos en un mirador natural para deleitarnos con las vistas.

Satisfechos con las vistas, iniciamos el regreso por el sitio que llaman de Los Concejiles. Todo es una subida continua hasta llegar a la carretera de Cabezuela, la CC-102 que será el punto más alto de toda la ruta, comenzando ahí la bajada hacia Hervás.

Conforme vamos cogiendo altura tenemos una visión más amplia hacia el noroeste, quedándonos a la vista Gargantilla, Aldeanueva del Camino, Abadía y varios de los sistemas montañosos de los alrededores.

La subida hasta la carretera no es especialmente dificultosa, aunque son 2,5 kilómetros de subida continua. El sendero es bueno y el paisaje muy similar al del resto del castañar que hemos venido viendo anteriormente.

Al llegar a la carretera debe tenerse en cuenta que, por su escaso tráfico, suele ser utilizada por ciclistas para la práctica de su deporte y acostumbran a bajar a bastante velocidad.

Hay que seguir la carretera durante casi 3,5 kilómetros, lo que llega a cansar de tanto pisar asfalto. La contrapartida es lo bonito del lugar que no debe despistarnos en ningún momento en cuanto a la atención que debemos prestar.

Volvemos a pasar por la Garganta de Andrés, donde el Arroyo Romanillo vuelve a saludarnos.

Poco más de un kilómetro después de dejar atrás el Arroyo Romanillo abandonaremos la carretera por un camino hormigonado que, en una curva y cuesta arriba, sale por el lado derecho de la carretera. Por ese camino nos vamos a meter otra vez en pleno corazón del castañar, recuperando el precioso entorno que ya pisamos en la ida.

En algo más de kilómetro y medio alcanzaremos la famosa Pista Heidi, que hemos de cruzar continuando por el otro lado de la misma.

La pendiente de bajada se hace algo más pronunciada mientras nos vamos acercando a Hervás.

El camino nos lleva directamente a la Plaza de Toros ubicada en un entorno agradable donde podremos encontrar mesas y bancos donde es posible sentarse a descansar o a tomar un refrigerio.

Un poco más allá, de camino hacia Hervás, nos encontramos a la izquierda de la calzada con la Fuente de San Andrés. Pascual Madoz en su Diccionario geográfico estadístico-histórico de España y las posesiones de Ultramar, hablando sobre Hervás dice que existía: “No muy distante a estos lugares –N. E. refiriéndose a las afueras de Hervás, dirección sur y cerca de la ermita de San Andrés–, hay una fuente de piedra, con caño de hierro, que tiene buen agua y fresca”

Desde aquí solo nos queda caminar unos pasos más para llegar otra vez al puente del ferrocarril que vimos al principio, volver a pasar por debajo para estar de nuevo en el parque municipal de Hervás, donde comenzamos la ruta.

Ver más external

Waypoint

Hervás

Puente

Puente

Río

Arroyo Romanillo: Puente y merendero

Intersección

Izquierda

panoramica

Mirador

Riesgo

Carretera

Río

Arroyo Romanillo. Garganta de Andrés

Intersección

Derecha salir de carretera

Intersección

Pista Heidi

foto

Plaza de Toros

fuente

Fuente de San Andrés

Intersección

Seguir de frente

Intersección

Izquierda (a la ida)

Intersección

Derecha y seguir de frente

Intersección

Izquierda (camino)

fuente

Fuente y estanque

Río

Arroyo

panoramica

Vistas Embalse y Aldeanueva

10 comentarios

  • Foto de Parian

    Parian 07-feb-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    La hicimos juntos en enero pasado. Ya tuvimos la oportunidad de comentar que también la habías hecho hace unos años con Vicente y Antonio. Buena descripción, aunque esta vez que describes el castañar estaba mucho más bonito, al haber todavía hojas, aunque fuera en el suelo.
    Desde luego, es una preciosidad, no solo por el entorno (en cualquier época que se haga), sino también por las privilegiadas vistas que hay de principio a fin.
    Respecto a la referencia que haces al Pinajarro, avísame cuando vayas a subir, que me apunto.

  • Foto de Dalits

    Dalits 08-feb-2020

    Muchas gracias, Parian, por tu comentario y valoración.

  • Foto de Trankilitos

    Trankilitos 12-feb-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    El Castañar de Hervás es siempre una maravilla, pero muy especialmente si se opta por recorrerlo en pleno otoño, y cuando más metido esté, mejor. La riqueza de especies, de colorido y de mágico misterio es inmensa.

    Las vistas, tanto a lo largo del recorrido como en el mirador final, son magníficas, como queda reflejado en la crónica de Dalits.

  • Foto de Dalits

    Dalits 12-feb-2020

    Muchas gracias, Trankilitos, por tu comentario y valoración.

  • Foto de Crispal

    Crispal 16-feb-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    He realizado la ruta recientemente, fuera de temporada de otoño, con lo que me he visto privada de contemplar el inmenso y variado colorido del Castañar en dicha estación. Ello nos ha serivido para acordar repetir la ruta a finales de noviembre próximo.
    En todo caso la ruta es una preciosidad, no solo por la belleza del Castañar en sí mismo, sino también por las vistas que a lo largo del mismo pueden contemplarse, tanto hacia la zona de Hervás y Baños como, muy especialmente, hacia la zona del pantano.
    Muy muy recomendable.

  • Foto de Dalits

    Dalits 16-feb-2020

    Muchas gracias, Crispal, por tu comentario y valoración. Desde luego, en otoño el recorrido tiene un plus de belleza que no se le puede negar.

  • Foto de Dicaru

    Dicaru 16-feb-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Leyendo alguno de los comentarios coincido, desde luego, en que la época ideal para hacer esta ruta es en otoño y, cuando más a finales de noviembre o primeros de diciembre, mejor. Siempre antes de que caiga la hoja. El colorido diverso e intenso que puede verse a lo largo de todo el Castañar es precioso. Ello aparte de toda la variación de setas que hay y de las vistas que se tiene durante el recorrido y, especialmente, desde el mirador natural que hay antes de llegar a Gargantilla.

  • Foto de Dalits

    Dalits 17-feb-2020

    Muchas gracias, Dicaru, por tu comentario y valoración.

  • Foto de Pelopua

    Pelopua 13-mar-2020

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Precioso recorrido por un castañar espectacular que multiplica sus encantos si se hace en la época más idónea: desde mediados de noviembre hasta finales de diciembre, que es cuando la hoja de los árboles ha adquirido sus tonos rojizos.
    Las vistas desde el mirador próximo a Gargantilla, estupendas.

  • Foto de Dalits

    Dalits 15-mar-2020

    Muchas gracias, Pelopua, por tu comentario y valoración.

Si quieres, puedes o esta ruta