Tiempo  6 horas 38 minutos

Coordenadas 2498

Fecha de subida 7 de junio de 2018

Fecha de realización junio 2018

-
-
1.128 m
720 m
0
4,2
8,4
16,71 km

Vista 1553 veces, descargada 38 veces

cerca de Fuensanta de Martos, Andalucía (España)

No deja de sorprender la Sierra Sur de Jaén con la multitud de joyas que atesora en su seno. En esta ocasión hemos realizado un recorrido por la porción serreña de Fuensanta de Martos en busca de la Cueva de Tilín Tilán y Cueva Terriza, grandes cavidades cargadas de leyendas que esconde este municipio.
Además le hemos añadido la pimienta de la sorprendente bajada por el Tranco de la Umbría, sendero bastante perdido en algunos tramos que de forma casi inverosímil desciende por la agreste y frondosa ladera del Barranco del Arroyo de la Umbría.
Hemos completado el recorrido remontando el Arroyo de la Umbría hasta las proximidades del Cerro de la Yedra donde se esconde unos rincones entrañables junto a una preciosa acequia y sus cascadas.
El Tajo del Despeñadero, recorrido tanto por arriba como por abajo, es otro de los protagonistas de esta gran ruta.

RECORRIDO:
FUENSANTA DE MARTOS - LAVADEROS- FUENTE DE LA NEGRA - PASEO DEL DESPEÑADERO - TAJO DEL DESPEÑADERO - CUEVA DE TILÍN TILÁN - LOS CORRALONES - CASILLA DE CASTRO - BARRANCO DE LOS CORRALONES - CAMINO DE LOS CORRALONES - ERA - PILAR DEL NEVAZO - BARRANCO DEL AJO - EL NEVAZO - CAMINO DE CUEVA TERRIZA - CUEVA TERRIZA - SENDERO DEL NEVAZO - CHOZO Y CORRALES DEL QUEJIGARILLO - EL QUEJIGARILLO - COLLADO DE LOS CALARES - TRANCO DE LA UMBRÍA - ARROYO DE LA UMBRÍA - CAMINO DE LA BEATA - BARRANCO DE LA MAJADA DEL SOL - BARRANCO DE LOS ALAMOS - CORTIJO DEL POLLO - ACEQUIA - CASCADA - TOMA DE LA ACEQUIA Y PEQUEÑA CASCADA - VEGAS DE LA CARCHELICA - PASO ELEVADO DEL ARROYO DE LA UMBRÍA - ARROYO DE LA LOSILLA - CAMINO DE LA BEATA - ACEQUIA - FUENTECILLA - CAMINO DE LAS MONJAS - CASERIA DE LAS MONJAS - ARROYO DE LA UMBRÍA - PASEO DEL DESPEÑADERO - FUENSANTA DE MARTOS.

LEYENDA DE LA CUEVA DE TILÍN TILÁN
Como todos los días, el pastor se dirigió con su ganado al monte al que acudía habitualmente para darle de pastar. Hacia un día radiante y se veían numerosos pajarillos revoloteando entre las flores. Al pastor todo esto no le era ajeno, disfrutaba sintiéndose libre en campo, y sabiéndose conocedor de la naturaleza con la que había estado en contacto desde muy pequeño. Para el, su vida era el rebaño y el monte al que acudía todos los días sin falta.Había transcurrido el día sin contratiempos y se sentía feliz de la labor cumplida, ya tan solo le restaba contar su ganado antes de regresar al pueblo. Tras contarlo varias veces al notar la falta de una de sus ovejas, vio que efectivamente no se había equivocado al contar, y que una de ellas se había extraviado. Sin pensarlo dos veces, se puso rápidamente a buscarla. Después de haber recorrido infructuosamente casi todas las sierras, y cuando ya había perdido toda esperanza, pudo percibir el sonido de un cencerro.
Dirigió sus pasos hacia el lugar del que provenía el sonido, y apreció que salia del interior de una cueva. Descendió una pequeña rampa que conducía hacia su interior, y esperó un momento sin moverse hasta que sus ojos se acostumbraron a la penumbra. Pasados unos segundos volvió a oír el sonido, y dirigiendo su mirada hacia el lugar del que provenía distinguió una pequeña figura blanca, efectivamente se trataba de una oveja que había quedado atrapada en el interior de la cueva. De esta forma casual fue como tuvo lugar el descubrimiento de esta cueva, y en honor al sonido del cencerro se le bautizó con el nombre de Tilin Tilan”.

LEYENDA DE LA FUENTE DE LA NEGRA
Cuenta la leyenda que tiempo atrás viviía en Fuensanta una familia de rancio abolengo a la que pertenecía en casi su totalidad las tierras, las fuentes, los caminos y todo aquello de lo que pudiera extraerse provecho alguno. Tenia fijada su residencia en el lugar que que dominan Cazalla, donde habían construido una enorme vivienda para su comodidad y estancia, servida por numerosos criados y sirvientes.
Algunas de sus tierras las habían arrendado a los campesinos, a los que extorsionaban y gravaban cada día más con la desorbitadas rentas. Debian pagar asimismo altos tributos para que su ganado pudiera beber en los abrevaderos de que disponían esta familia. Todo ello hacía que los campesinos pasaran grandes estrecheces y penurias. Sucedió que durante varios años se padeció en todo el país una de las mayores sequías que jamás se hayan conocido, quedando muchas fuentes secas y las tierras yermas e improductivas. Los campesinos enfermaban, y muchos de ellos morían ante el alarmante estado de miseria en el que se hallaban.
Sólo de una de todas las fuentes sequía manando agua en abundancia. A esta fuente acudía todos los días una criada negra que llevaba el agua hasta la mesa de sus señores, que eran los dueños de aquéllas. A los campesinos les estaba vetado el uso de la misma, puesto que no disponían del dinero suficiente que se les exigía para utilizar el agua, al haberlo empleado todo en el cargo de las rentas que gravaban el uso de las tierras. La criada de corazón noble y bondadoso habíase apiadado de los campesinos ante su lamentable situación, y todos los días sin que el señorito se apercibiera dejaba grandes cántaros de agua escondidos, de los cuales, surtíanse los campesinos, y gracias a ellos podían ir viviendo.
Después que pasara la sequía, era mucho el agradecimiento y el cariño que la negra había despertado en todo el pueblo. Por ello, llegado el día de su muerte la tristeza llegó hasta todos los corazones, quedando su recuerdo impreso en la memoria de todos para siempre.
Así que hubieron pasado los años, fueron muchos los que aseguraron haber visto sacando agua de la fuente al anochecer a la criada negra.
Se dice, que en recuedo de su memoria se bautizó a la fuente con el nombre de Fuente de la Negra.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta