Tiempo  5 horas 12 minutos

Coordenadas 1324

Fecha de subida 18 de septiembre de 2017

Fecha de realización septiembre 2017

-
-
1.323 m
1.064 m
0
4,1
8,1
16,24 km

Vista 290 veces, descargada 14 veces

cerca de Santa María de El Paular, Madrid (España)

Bonita y cómoda ruta circular por uno de los muchos bellos parajes de nuestra sierra de Guadarrama, el cercano al monasterio benedictino de El Paular, joya monumental que bien merece visitarse como complemento cultural al disfrute senderista.

Iniciamos la marcha desde el amplio aparcamiento del citado monasterio, siguiendo el suave y llevadero ascenso del ramal del GR 10-1 que conduce hacia las alturas del puerto de Cotos. Es una cómoda y sombreada pista de gravilla apisonada por ser paso de vehículos forestales, por la que se transita a buen ritmo y que abandonaremos en el punto en que cruza el cauce del arroyo de la Umbría, para tomar otra pista igual de cómoda que nos llevará al Mirador de los Robledos.

Llegados a éste, nos deslumbrará con una de las más bellas panorámicas del valle del Lozoya, la que se contempla desde esta pradera en la que se decidió ubicar un monumento a los Guardas Forestales y que cuenta, además, con un detallado indicador paisajístico que nos detalla la orografía que contemplamos en cualquier dirección. Todo un acierto pensado para los afortunados que visiten la zona, muy frecuentada por su fácil acceso y su mucho atractivo.

Después de disfrutar tantos alicientes, continuamos camino descendiendo hacia el cauce del arroyo de la Angostura, que cruzaremos a la altura del puente de La Isla, donde el citado arroyo toma cuerpo de río por su confluencia con otros cauces menores y pasa a convertirse en el Lozoya, una de nuestras joyas fluviales por la calidad de sus aguas.

La garganta de la Angostura tiene muy bellos rincones y los iremos explorando según descendemos junto al curso del río por las sendas del PR 25, hasta llegar al lugar donde funcionó en tiempos una central hidroeléctrica hoy abandonada y ruinosa, pero que elegimos como punto de descanso para tomar un tentempié en la inmediación de sus ruinas, siempre merecedoras de nuestra prudente curiosidad.

Al poco de reanudar la marcha, las sendas del PR se unen con la amplia pista del ramal del GR 10-1 que proviene de las alturas del puerto de la Morcuera y nos alejamos del río bordeando las tapias del área recreativa de Las Presillas, por respeto a este lugar muy bien cuidado y destinado al disfrute de los bañistas. Aceptamos pues la molestia de caminar unos centenares de metros por la carretera asfaltada en que aquí se convierte el GR 10-1 hasta desviarnos por la pista que conduce al área de los Batanes.

El entorno es ahora de frondoso arbolado y nos lleva hacia unas instalaciones industriales ya en desuso, entre las que encontraremos unos bonitos rincones pensados para solaz y deleite de los muchos paseantes que se acercan a estos parajes atraídos por las cercanías del monasterio. Un pequeño estanque llamado del Bosque Finlandés por las especies arbóreas que lo circundan y otro curioso rincón de asientos tallados en troncos junto a la fuente del Botijo, serán nuestros últimos alicientes antes de retornar al GR 10-1, cruzar el puente del Perdón y finalizar la ruta vueltos al monasterio del Paular.
Conjunto de vestigios ruinosos de lo que fuera esta planta industrial.
En su puente se deja la pista del GR 10-1 y se toma la que dirige al mirador de los Robledos.
Bello paraje en la zona de los Batanes
Excelente balcón hacia el valle del Lozoya y su comarca de entorno, y lugar de emplazamiento del monumento a los Guardas Forestales.
Para atravesar el cauce del arroyo de la Angostura, que poco después pasa a ser río Lozoya con la incorporación de otros cauces.
Bonito puente de piedra, que salva el río en nuestro retorno al monasterio de El Paular.
Según se avanza por el cauce del arroyo de la Angostura recibe otros aportes fluviales y se convierte en el río Lozoya.
Bonito y fresco rincón decorado con bancales tallados en viejos troncos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta