Tiempo  4 horas 33 minutos

Coordenadas 2455

Fecha de subida 3 de octubre de 2019

Fecha de realización octubre 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.308 m
761 m
0
3,4
6,8
13,7 km

Vista 146 veces, descargada 6 veces

cerca de Las Canales, Murcia (España)

Accedemos desde la Autovia Murcia-Lorca, por la salida 609 en dirección Aledo (RM-502), desde la carretera de Aledo-Zarzadilla de Totana llegamos al paraje de La Santa, torcemos por la derecha hacia el área recreativa de El Grifo, atajando por el Arco de Totana; a la altura de la Ermita de Santa Leocadia, giramos a la derecha, pasando por la Finca Caruana en el Rincón del Grillo, aparcando en El Purgatorio, un bonito y apacible enclave con casas de campo, rodeadas de los tradicionales cultivos de secano (olivos y almendros).

Partimos 11 Andarin@s Caminando por La Vida, rodeando el caserío, encontramos la pista cortada por una reciente valla con candado, nos obliga a dar un rodeo, para perimetrarla y retomar la pista; dudando de la legalidad de la misma, cruzamos el Barranco de Enmedio; cambiando de dirección hacia el Norte, atravesamos el Barranco del Infierno; a medida que toma altura, aumenta la erosión por los arrastres y ausencia de mantenimiento; preferimos sortear la zona abancalada del Cortijo la Cuesta, pasando junto a un almez entre dispersos almendros y alguna higuera aislada; bordeando sus ruinas, continuamos en pronunciado ascenso junto a una antigua balsa; pasado un portillo, se inicia el Sendero del Pinillo, antiguo PR sinuoso y matorralero que, además de hacernos sudar, araña las piernas como un gato; bajo la sombra del prolífico pinar y denso sotobosque mediterráneo, accedemos a la zona de Casa Nueva, donde hacemos un alto para tomar el mantente, con vistas de los campos de Lorca y la cercana Sierra de Pedro Ponce.

Continuamos salvando el Barranco del Cantal, penetrando en la antigua zona de aclimatación de los Arruis en la Casa del Pinillo, donde aunque perviven comedero y abrevadero, pero ni rastro de sus usuarios.
La introducción del arruí (Ammotragus lervia) en España, en un intento por paliar la desaparición en la zona de la cabaña ganadera, manteniendo despejado el sotobosque contra incendios e incrementando la diversidad cinegética.
Procedentes de los zoológicos de Frankfurt y Casablanca, los primeros ejemplares fueron liberados en Sierra Espuña en 1970; tres años más tarde, se creó la Reserva Regional de Caza de Sierra Espuña.
En 2011, Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife y AEMS Ríos con Vida, interpusieron una reclamación, para incluirlos en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, en base a que en 1991, los ejemplares afectados por la sarna sarcóptica, podrían haber contagiado a la cabra montés, además de haberla desplazado de su territorio. El 19 de marzo del 2016, el Tribunal supremo les dio la razón.

Actualmente, recurrida la sentencia, los expertos apoyan la teoría contraria, argumentando que por la preferencia en el hábitat de ambas especies, el arrui no supone una amenaza para la cabra hispánica mejor adaptada al medio; aunque los guardas del parque, aplicando la normativa, han eliminado a la mayoría de los arruis; las consecuencias para el turismo de la zona no se hicieron esperar; el Hotel Monasterio de Santa Eulalia, tuvo que cerrar sus puertas como explicó su gerente: “Este animal es una joya cinegética, gastronómica y turística de nuestra comunidad, nos convertía en un destino en la agenda de cazadores de Europa. Era un sello identificativo, al igual que la cabra montés en la Sierra de Gredos”.

Salimos del recinto acotado, atajando por un bebedero circular; enlazamos con la pista para transitar cómodamente, al inicio de la corta subida a la Cueva de la Plata, un abrigo rocoso usado como refugio por los pastores que antaño pululaban por estos parajes; la entrada al recinto protegido por un murete de piedra, se realiza a través de una puerta; el interior en pendiente, nos permite disfrutar brevemente de su fresca umbría.

Volvemos a la pista, cruzando por el Collado de Caseta Pelada (1305), vemos a nuestra izquierda las escarpadas paredes del Pedro López y al fondo el Morrón de Espuña (1583 m), situado dentro del vallado recinto militar de EVA-13; atajamos en descenso una curva cerrada, para tomar el sendero por la derecha hacia la Casa Forestal de la Carrasca; bajo el extenso pinar llegamos al cruce de pistas, seguimos casi rectos junto al vallado, por un sendero donde abundan las Terfeziaceae, criadillas de tierra, turmas de tierra o trufas del desierto; se trata de un hongo que establece una asociación simbiótica (micorrícica) entre las raíces de plantas cistáceas (malvas y jaras ) y sus hifas . Son apreciadas para uso culinario.

Entroncamos con la Senda de las Cabras, vamos faldeando el Cerro Caseta Pelada (1356 m) en la Sierra de las Cabras; el sendero, con amplios tramos de mampostería, se halla invadido por la vegetación y algunos pedruscos, aunque se camina bien y por sombra, cosa de agradecer en este inicio otoñal, donde el veranico de San Miguel o de los membrillos aprieta lo suyo. Hacemos un alto junto a las ruinas de una pequeña construcción, con vistas de Aledo y sus parrales; aquí comienza el descenso, agudizado a partir de la segunda bifurcación, hasta acabar en la pista del Barranco de Enmedio que nos acerca a los coches. Ponemos el final feliz, tomando un menú abundante y casero en el Restaurante Hermanos Mandola; como dice nuestro compañero Manuel: “Para vivir así … más vale no morirse”.

Powered by Wikiloc
refugio

El Purgatorio

Camino sin salida

Puerta vallada con candado

Waypoint

Retomamos la pista

Ruinas

Cortijo de la Cuesta

panoramica

Senda del Pinillo

foto

Barranco del Cantal

Observación de fauna salvaje

Zona de aclimatación de los Arruis en la Casa del Pinillo

Lago

Bebedero circular

Cueva

Cueva de la Plata

Intersección

Sendero de la Carrasca

foto

Senda de las Cabras

panoramica

Mirador

Riesgo

Bifurcación izquierda

2 comentarios

Si quieres, puedes o esta ruta