Tiempo  7 horas 53 minutos

Coordenadas 3818

Fecha de subida 1 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
2.065 m
1.043 m
0
5,5
11
21,9 km

Vista 1835 veces, descargada 157 veces

cerca de Corumbela, Andalucía (España)

La Maroma como popularmente se conoce a ésta gran montaña, aunque su verdadero nombre es el Pico de la Tejeda, con sus 2.069 metros de altitud es la máxima elevación del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama y también de la provincia de Málaga. Ésta gran meseta lítica a más de 2.000 metros es además compartida por las provincias de Granada y Málaga.

Con ésta ruta que parte del área recreativa y zona de acampada del Robledal emprendemos un diferente ascenso a La Maroma a las más habituales en ésta zona. Utilizamos para ello la Colada Realenga de Alhama de Granada a Sedella, que pasa por Venta Palma (situada muy cerca del Robledal) y que nos lleva hasta las Llanadas de Sedella, bello lugar éste, donde tomamos otro sendero de uso público que comienza aquí, el sendero Llanadas de Sedella – Tacita de Plata. Cerca de la Tacita de Plata engarzamos con el sendero El Robledal – La Maroma, el cual seguimos para terminar el ascenso a la cumbre. Descendemos siguiendo íntegramente el popular sendero de uso público El Robledal -La Maroma.

La ruta a pesar de que se desarrolla de forma íntegra por una vía pecuaria y senderos balizados, la he calificado de dificultad alta debido a la distancia (22 kilómetros), el desnivel positivo acumulado (cerca de 1.400 metros) y al terreno que pisamos, en ocasiones pedregoso, escarpado y expuesto. La Colada por zonas está muy perdida entre aulagas y otros matorrales y solo hitos de piedras colocados con cierta asiduidad nos garantizan que vamos por el sitio más cómodo, pues realmente no tiene perdida, ya que todo el tiempo discurre por la Loma de Enmedio y después busca la cabecera del Barranco de Parra. En el último kilómetro y medio de ascenso a la Maroma no existe un sendero como tal, pero sí infinidad de hitos de piedras, que marcan diferentes opciones que al final se unen para llegar al vértice geodésico.

La ruta comienza en el área de acampada de el Robledal, al que se accede desde la carretera A-402, entre los kilómetros 35 y 36, tomando un carril que parte junto a la venta y hotel Caños de la Alcaiceria. Este carril tiene unos 5km, esta en buen estado y bien señalizado en los cruces.

El el área recreativa del Robledal buscamos el panel de inicio del sendero El Robledal – La Maroma, el cual se encuentra muy cerca de la ruinas del cortijo del Robledal Alto. Seguimos el sendero de uso público tan solo 200 metros, pues a nuestra izquierda sale un precario carril, que tomamos. En pocos metros hacia el Este llegamos a un cruce de carriles y seguimos a la derecha hacia el Este primero, Sur después, para descender hasta el cauce del arroyo del Cerezal tras pasar bajo el cortijo homónimo. Junto al vado por donde el carril cruza el arroyo hay un tronco donde había un cable para asirse a modo de puente, por si el arroyo del Cerezal viene crecido. No fue éste el caso y pudimos pasar por el vado, debido al escuálido caudal. Tras vadear el arroyo hay una bifurcación de carriles, el de la izquierda asciende a la cercana Venta Palma (en reconstrucción actualmente). Ahora tomamos el de la derecha, que tras vadear el barranco de las Piletas asciende a Majada Peña (en ruinas), donde conectamos con la Colada de Alhama a Sedella.

Por encima de la majada y hacia el sur, tras saltar una valla, comenzamos a ascender de forma acusada por la colada. Al principio muy marcada, conforme ascendemos se vuelve más difusa, aunque no hay problema de orientación, pues en casi todo momento vamos por la parte más elevada de la Loma de Enmedio, la que separa los barrancos de las Piletas y de la Cueva de Parra y siempre hacia el Sur. Pasamos muy cerca de la Majada de las Piletas, también en ruinas y comenzamos a tener grandiosas panorámicas de Sierra Nevada, los Campos de Alhama, la Parapanda, la Maroma... Llegamos a un punto donde de nuevo vemos la vereda más marcada y como va buscando el lecho del barranco de la Cueva de Parra, ahora en un ascenso mucho más suave. Llegamos a la cabecera del barranco, una gran explanada entre el Cerro de los Machos y el Cerrillo de los Tejones, conocido como los Arenalejos, me imagino que porque en esta zona predominan los arenales dolomíticos. Si vamos atentos hacia el sur sigue la vereda. Hitos de piedras nos ayudan a seguir la dirección adecuada. Atravesamos una zona más escabrosa de rocas , dejando un picacho a nuestra izquierda (Cerrillo de los Tejones) y en poco tiempo llegaríamos al Puerto de Santiago, pasando antes por unas feas bañeras que sirven de abrevaderos al ganado ovino que pasta por estos prados montanos. Y digo llegaríamos porque nosotros nos desviamos un poco antes para coronar campo a través el Cerro Santiago (1.645 m).

Desde el Cerro de Santiago las vistas son colosales, ya que vislumbramos una buena parte de la Costa del Sol, algunos pueblos de la Axarquía, el Mar Mediterráneo, las montañas de África y buena parte de este Parque Natural y la comarca del Temple. Vemos también otras montañas béticas como Arana y Sierra Nevada. Hacia el Oeste vemos justo debajo de nosotros las verdes Llanadas de Sedella y la gran mole pétrea de la Maroma casi al alcance de la mano. Descendemos hacia el Oeste por una vereda que discurre casi por la misma cresta y cerca de una alambrada tirada en el suelo. La vereda sale a la pista que recorre esta parte de las cumbres de la Sierra de Tejeda y que hacia el Sur desciende hasta Canillas de Albaida y Salares y hacia el Norte desciende al Haza del Aguadero y a la Resinera de Fornes entre otros lugares.

Tomamos la pista a la derecha, hacia el Oeste y tras recorrer las bonitas Llanadas de Sedella, ésta termina en un gran llano donde se situaba el panel de inicio del sendero de uso público “Las Llanadas de Sedella- Tacita de Plata”. El panel lo han quitado, no sabemos el motivo. A partir de ahora y hasta llegar a la fuente de la Tacita de Plata seguiremos las balizas de este sendero por una preciosa senda. El sendero arranca justo donde acaba la pista, hacia el Noroeste. Comienza descendiendo un poco por un terreno muy erosionado en el paraje de los Ventisqueros. A continuación llaneando recorremos la Umbría de Cuesta Pardilla hasta llegar a la fuente homónima. A partir de ahora comenzamos un fuerte ascenso a través de los innumerables zigzags que describe el sendero. Terminamos el ascenso y ahora de forma mucho mas relajada y ya viendo lejano el grupo de pinos donde se sitúa la fuente de la Tacita de Plata y detrás del Cerro del mismo nombre, tomamos una dirección Oeste, OSO. A los pocos metros a nuestra izquierda se nos une una senda. Ésta senda viene también desde las Llanadas, pero de forma mucho más directa, por la cresta, a través de Cuesta Pardilla. Es otra opción de llegar hasta este punto.

Llegamos al grupo de pinos que veíamos y encontramos unos carteles. A nuestra derecha sale una senda que en 2,5 kilómetros nos lleva a La Maroma, nos informa. A la izquierda en 50 metros se sitúa la fuente de la Tacita de Plata. A ésta última nos dirigimos y una vez en la fuente en vez de regresar al grupo de pinos para tomar la senda que pasando por encima de los tajos del Salto del Caballo conecta con la sendero de “El Robledal – La Maroma” y nos lleva a la cumbre, nosotros decidimos seguir una precaria vereda hacia el Suroeste que asciende a un collado entre el Morrón (1.888 m) y Tajo Rayo. En pocos metros la vereda nos lleva a el sendero de uso público “El Robledal – La Maroma”.

Seguimos el sendero balizado a la izquierda, hacia el Oeste. A partir de ahora, como comente anteriormente no hay una senda definida, aunque infinidad de hitos de piedras nos indican el camino a seguir. El primer tramo discurre por una zona muy quebrada y rocosa, al filo de espectaculares cortados como el popular el Tajo Volaero. Esta parte puede ser muy peligrosa con hielo, niebla o fuerte viento por lo que yo desaconsejaría este ascenso en esas condiciones. Pronto vamos llegando a la gran superficie cimera del Cerro de la Tejeda, cuyo vértice geodésico vemos desde lejos. Este vértice se sitúa en lo alto de una esbelta torreta con asideros para subir. El penúltimo asidero está algo suelto, por lo que hacerse la foto de rigor en el geodésico puede ser también una tarea peligrosa. Al Suroeste del vértice geodésico y a escasos 100 metros se sitúa la Sima de la Maroma, la que de forma errónea ha bautizado popularmente a esta montaña.

Tras recrearnos de las superlativas panorámicas, y reponer energías nos disponemos a regresar, recorriendo de forma íntegra el sendero señalizado por el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama (El Robledal- La Maroma). Para ello deshacemos camino hasta Tajo Rayo. Tomamos dirección Este por el borde del Tajo Volaero, teniendo siempre vistas del mar, divisando Málaga, Torre del Mar, Torrox , Nerja y los pueblos al pie de la sierra, Canillas de Aceituno, Sedella, Competa... Empezamos a descender de forma más acusada en dirección NE, pasando el desvío de la fuente de la Tacita de Plata. El sendero transcurre bajo los tajos de el Salto del Caballo, pasando por un nutrido grupo de tejos (árbol relicto que en otro tiempo debió de ser abundante aquí ya que ha bautizado a esta Sierra), el Collado de Rojas , el mirador del Valle del Temple y el Contadero, todo ello por un sendero de preciosa factura por una loma entre los barrancos de los Presillejos y de la Solana del Espartal. Llegamos a una zona mucho más llana donde hay un cruce de carriles, a la izquierda iríamos a los Barracones y nosotros tomamos a la derecha, que en suave descenso nos lleva de nuevo a el Robledal, pasando por el Cortijo del Robledal Alto.

Ver más external

3 comentarios

  • Foto de Dora la Montañera

    Dora la Montañera 10-abr-2017

    Preciosa ruta, enhorabuena compañeros!

  • Foto de NONA VEGA

    NONA VEGA 02-nov-2017

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Un saludo y gracias por compartir esta preciosa ruta.
    Como siempre, muy bien explicado y descrito el itinerario. Con gran cantidad de fotografias para deleitarnos con estos paisajes montañeros, más conocidos por los malagueños que por los propios granadinos..
    al poco de emprzar la ruta y aunque la vereda es reconocible por las pequeñas trazas en el suelo y algunos hitos, en numerosas ocasiones nos despistamos. Gracias al track pudimos volver a ella. Despues de Cerro Gordo ya no tuvimos problema.
    A señalar tambien que parte del recorrido, concretamente hasta las llanadas de Cedella, transcurre por un coto de caza y es posible que en temporada nos encontremos con cazadores.

  • Foto de alexandermágina

    alexandermágina 12-nov-2017

    Gracias a ti NONA VEGA!

Si quieres, puedes o esta ruta