-
-
1.425 m
982 m
0
2,9
5,8
11,7 km

Vista 967 veces, descargada 15 veces

cerca de Padornelo, Castilla y León (España)

Marcha realizada por el grupo de senderismo SERMAR el 28/01/2012 (Guía Ana)
En el noroeste de Zamora, en la comarca de Sanabria-Carballeda, subimos desde Requejo por la antigua N-525 y nada más pasar el túnel aparcamos a nuestra derecha junto a unas naves que se encuentran también al lado de la salida de los túneles de la A-52.
Aquí comenzamos nuestra marcha. Atravesamos la N-525 y caminos por el arcén izquierdo durante unos 150 mts. hasta alcanzar un camino que en ligera ascensión tomamos en dirección Este.
Caminamos unos 500 mts. y seguimos por la bifurcación de la derecha (SSE).
Otros 800 mts. y tomamos una bifurcación a la izquierda.
Ahora seguimos durante 3 kms, primero entre matorrales, brezos y escobas y luego entre robles, abedules, castaños, acebos, avellanos y serbales hasta llegar a un cruce con un cortafuegos.
En este punto entramos en un bonito robledal y enseguida encontraremos un desvío a la derecha donde comenzamos 1 km de una fuerte ascensión hasta alcanzar el mirador la Peña del Veladero donde observamos los distintos colores de la masa arbórea. Dos manchas oscuras nos permiten identificar los tejos que ocupan una superficie de 7,5 y 0,7 ha.
Tras esta hermosa vista, continuamos avanzando por el sendero en dirección Sur, hasta que cruzamos uno de los arroyos que surcan el Teixedelo y comenzamos a descender mientras vamos descubriendo los gigantes guardianes de este bosque. Los viejos tejos que nos transportan a un mundo misterioso. Parece que el tiempo se ha detenido aquí hace miles de años.
Este sendero recorre uno de los 120 LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) gestionados por la Junta de Castilla y León. También está incluido dentro de los 48 millones de hectáreas de la Red Natura 2000, que protege y fomenta la utilización sostenible de su patrimonio natural, y también están protegidas sus aves, pues goza de ser una de las Zonas de Especial Protección (ZEPA). También nos permite conocer los secretos y los usos tradicionales del bosque a través de los cinco paneles informativos que encontramos mientras seguimos el recorrido.
El aprovechamiento del bosque en Requejo era comunal, aportando a los habitantes del entorno: leña, madera, alimento y cama para el ganado, tintes, lámparas, medicinas, protección ante los rayos y mal de ojo (poniendo las ramas en sus casas), incluso sustituyendo las ramas de olivo en las ventanas por el Domingo de Ramos.
Pero siempre bajo unas normas no escritas de protección a los ejemplares más antiguos.
Vamos descendiendo junto a unos pequeños arroyos que surcan como serpientes el bosque cuesta abajo, incluso dos de estos arroyos crean una pequeña barrera natural a ambos lados de la lengua de tejos que cae por la ladera. Estos viejos sabios, que llevan milenios observando se han posicionado a gusto, en la zona más húmeda, recogida y fresca de este rincón mágico. No sería nada extraño encontrarnos con algún duende de los que habitan en el Tejedelo. Estamos en un bosque de cuento de hadas
Valores del tejo
• Reliquia botánica: su origen se remonta al jurásico, hace 100 millones de años.
• Bosques del pasado: hace más de un millón de años ya representaba a la vegetación de la Península Ibérica.
• Milenario: es uno de los árboles que siguen creciendo toda su vida, de las más longevos.
• Germinación difícil: tienen que pasar cuarenta años para ser fértil, y aun así pocas son las que llegan a desarrollarse.
• En peligro de extinción en Europa, Asia y norte de África, debido a las talas, los incendios y el clima actual, más seco y extremo.
• Valor Cultural: símbolo de eternidad, de la vida y de la muerte. Por eso encontramos algunos ejemplares en plazas, iglesias y cementerios de muchos pueblos europeos.
• Importancia histórica: por la calidad de su madera, de gran dureza y flexibilidad. Utilizada desde hace miles de años, como arma de guerra, para hacer sarcófagos por los egipcios, como clavo de banco vikingo o eje de carro medieval.

Finalizado el descenso entre los Tejos, tomamos dirección Norte hasta alcanzar de nuevo el claro del cortafuegos, avanzamos 300 mts más y nos salimos del camino tomando una senda que surge a nuestra derecha para descender entre brezos y escobas.
Otros 300 mts y tomamos la bifurcación de la derecha.
Llegamos a una cascada y pasamos el riachuelo por un puente de madera.
Seguimos y pasamos por encima del túnel del ferrocarril.
Por fin llegamos a una pista que seguimos en dirección Este hasta alcanzar la carretera asfaltada.
Cruzamos el puente sobre el río y seguimos en dirección Norte hasta llegar el Hostal Tu Casa que se encuentra en la carretera N-525 aproximadamente a 1 km de Requejo en dirección a Padornelo, donde finalizamos la marcha.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta