• Foto de El Tranco - Canto Cochino - El Tolmo - Collado de la Dehesilla - El Yelmo - El Tranco
  • Foto de El Tranco - Canto Cochino - El Tolmo - Collado de la Dehesilla - El Yelmo - El Tranco
  • Foto de El Tranco - Canto Cochino - El Tolmo - Collado de la Dehesilla - El Yelmo - El Tranco
  • Foto de El Tranco - Canto Cochino - El Tolmo - Collado de la Dehesilla - El Yelmo - El Tranco
  • Foto de El Tranco - Canto Cochino - El Tolmo - Collado de la Dehesilla - El Yelmo - El Tranco
  • Foto de El Tranco - Canto Cochino - El Tolmo - Collado de la Dehesilla - El Yelmo - El Tranco

Tiempo en movimiento  4 horas 23 minutos

Tiempo  5 horas 23 minutos

Coordenadas 2098

Fecha de subida 21 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.707 m
980 m
0
3,0
6,0
11,94 km

Vista 49 veces, descargada 0 veces

cerca de Manzanares el Real, Madrid (España)

Hoy toca una ruta mítica de La Pedriza, la subida al Yelmo. Y hoy somos cuatro; Bulto, Laura y yo, como casi siempre, y el nuevo fichaje estelar... Adolfo (alias Golfo, alias Golfinger, alias Golfin,...)
Aparcamos el coche en El Tranco, junto a Casa Julián, para tener el bar cerca a la vuelta, y salimos siguiendo el rio hacia Canto Cochino, no tiene pérdida. No sé por qué, pero hoy el GPS se ha saltado los primeros 500 metros, estaría remolón.
Antes de Canto cochino, si no se cruza el rio por el puente, se puede seguir hasta el Refugio Giner por el cordel del Ortigal (GR 10) manteniendo el rio a la izquierda, pero nosotros decidimos cruzarlo para ir por el otro margen que es más boscoso y hay ardillitas, por el PR 2. Cerca del Refugio Giner se cruza de nuevo el rio por un puente de madera y se toma el GR 10 que nos lleva ascendiendo poco a poco hasta El Tolmo, pedrusco redondo impresionante que está en mitad del camino y que usa la gente para hacer prácticas de escalada. Continuamos por el Arroyo de la Dehesilla hasta el Collado de su mismo nombre. Este tramo es bastante pedregoso y asciende 200 metros en poco más de un kilómetro. Golfin resopla pero corona el Collado de la Dehesilla (1.454 m) como un campeón.
Si se continuara por el GR 10 bajaríamos hacia Soto del Real, pero como la cárcel ya está llena, la idea es girar a la derecha y remontar las peñas de Los Fantasmas, por el inicio de la Senda Maeso, el PR 1, para ir en busca del Yelmo. Se suben otros 150 metros entre riscos espectaculares y en menos de dos kilómetros hemos llegado a la Peña del Yelmo (1.717 m)
Para subir al Yelmo hay que entrarle desde el Este, buscando un paso por debajo de una piedra que nos lleva directamente a la famosa chimenea, una grieta estrecha y profunda que es el único modo de llegar a la cima, si no se es escalador o no se tienen alas.
Golfin aprovecha para darnos un susto y dejar caer las llaves del coche por las piedras que hay a la entrada de la chimenea. Por suerte se cuelan en una grieta pequeña y se pueden recuperar. No passa ná.
Esta jodida chimenea tiene dos partes, un primer tramo muy estrecho en el que quedarse encajado está chupao, y luego hay un escalón que da paso a otro tramo aún más estrecho en el que quedarse encajado es obligado, si pesas 88 kilos y estás bobo.
Primero pasa Bulto, que es muy valiente y pasa sin problemas. Segundo pasa Golfo, que es lugareño y lo ha hecho cuatro o cinco veces. Tercero pasa Laura, que es más fina que un bastón y se cuela por las rendijas. Y cuarto paso yo, que soy gilipollas y me quedo encajado.
El primer tramo lo paso con dificultad, pero lo paso. Subo el escalón y me doy cuenta de que mi pecho de toro y mi chepa de Blasa son más anchos que la grieta. Así que, cual Papá Noel montañero me veo obligado a abandonar esta chimenea.
Triste y humillado me dedico a pasar el mal trago con una mandarina mientras estos tres disfrutan de la cima y las espectaculares vistas que ofrece El Yelmo.
Menos mal que en la bajada nos encontramos con una manada de unos quince machos cabríos que me hicieron olvidar la humillación con sus peleas a cornada limpia. Estaban ellos tan contentos con sus trompazos cuando, de repente, se escucha un silbido y salen todos corriendo por las rocas arriba. Resulta que el perro de una pareja que pasaba por allí los debió incordiar y el macho que estaba de guardia dió la alarma silbando dos o tres veces. Que espectáculo.
Continuamos bajando por la senda con un pequeño despiste que solucionamos rápidamente y a base de pisar piedras y algún resbalón, que aconseja ir pensando en cambiar de botas ya, acabamos por llegar directos a Casa Julián 700 metros más abajo.
Cervecita para reponer.
Salud y al monte !

2 comentarios

  • Foto de Juan Desnivel

    Juan Desnivel 22-mar-2019

    Buena y divertida descripción Qki.
    Ya veo que te has animado al final a subir las rutas.
    Solo te falta poner puntos de interés para ser un profesional.
    Un abrazo para todos

  • Foto de Qki

    Qki 24-mar-2019

    Gracias Juan, pero ya no me dá el ancho para más...

Si quieres, puedes o esta ruta