Tiempo  2 horas 54 minutos

Coordenadas 365

Fecha de subida 27 de agosto de 2017

Fecha de realización agosto 2017

-
-
89 m
63 m
0
1,9
3,8
7,51 km

Vista 814 veces, descargada 18 veces

cerca de Ribarroja del Turia, Valencia (España)

El Parc Natural del Túria convocó el pasado 26 de agosto una ruta nocturna e interpretativa por el entorno fluvial próximo al término municipal de Riba-roja. La explanada del área recreativa era el punto de inicio establecido por el PN Túria, pero nosotros aparcamos a la otra orilla del río, muy cerca de la oficina de turismo, y cruzamos el puente para encontrarnos con el resto del grupo. Allí conocimos a Paula, nuestra guía a lo largo de la ruta, que nos explicó algunos detalles sobre el paseo que íbamos a realizar.

Nuestra primera parada fue el Puente Viejo para que Paula nos contase algunos datos sobre esta construcción. Las primeras referencias a la existencia de este fabuloso puente datan del siglo XVI y originariamente contaba con doce arcos, pero el trazado de la historia y otras catástrofes han reducido a seis el número de arcos. Paula nos contó que a principios del siglo XIX, durante la invasión napoleónica, los habitantes de Riba-roja derribaron dos de estos arcos para impedir el paso de las tropas francesas, aunque sirvió de poco porque el ejército invasor encontró cómo cruzar el río un poco más abajo, en la Vallesa. El resto de arcos perdidos parece ser que tiene que ver con las catastróficas crecidas del Turia, cuyo último episodio lo constituye la riada de 1957.

Después de la amena exposición sobre el Puente Viejo, lo cruzamos y seguimos andando. Tras unos cuatrocientos metros y ya con el Turia fluyendo a nuestra izquierda, nos detuvimos en una plataforma de pesca, una construcción de madera que asoma sobre el río. La guía nos contó que se destina a la pesca deportiva de la trucha arcoíris, aunque también se pueden recoger otras especies como el barbo.

Proseguimos la marcha río abajo y pasamos muy cerca de un área con unos grandes pinos piñoneros (Pinus pinea) antes de cruzar el río por una de las clásicas pasarelas que hay a lo largo del parque. Encontramos una segunda pasarela unos dos kilómetros más abajo y la cruzamos para empezar el regreso.

En principio, la intención de nuestra guía era la de volver cruzando el área urbanizada conocida como Masía de Traver, pero tuvimos que dar la vuelta porque parece ser que el paso hacia la urbanización era algo complicado. De modo que volvimos a la pista que discurre paralela al río y subimos hacia Riba-roja. La guía nos condujo hasta otro de los puntos importantes de nuestra ruta: el plátano de sombra que hay en otra de las entradas a la Masía de Traver, un árbol formidable de más de 30 metros de altura. Aquí nos detuvimos para descansar y cenar antes de retomar la marcha.

Tras la parada, seguimos andando paralelos al río hasta salir a unos caminos asfaltados por donde caminamos algo más de un kilómetro. Llegamos a la carretera CV-336 por la que transitamos durante unos pocos metros hasta encontrar el camino que desciende hacia el cauce y que cruza el puente de la carretera por abajo. En poco tiempo ya estábamos cruzando el Puente Viejo para llegar a la explanada del área recreativa, punto en el que finalizaba la ruta.

En definitiva, agradable y sencillo paseo nocturno por los alrededores del Turia que merece la pena realizar durante los meses más cálidos. Desde aquí, agradecer la labor divulgativa que realiza del Parc Natural del Túria en general, y en particular a Paula que nos detalló muchos aspectos interesantes sobre el entorno.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta