Tiempo  4 horas 12 minutos

Coordenadas 1167

Fecha de subida 18 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
1.254 m
697 m
0
2,5
5,1
10,17 km

Vista 165 veces, descargada 9 veces

cerca de Gastiáin, Navarra (España)

Esta es una de las montañas más bonitas de nuestra geografía y la ruta que hemos hecho creo que es de las mejores posibles. Luego lo explico.

Lo llamo Valle Escondido pero también se conoce como Valle Colgado. Aunque esta denominación es un concepto geológico para un tipo de valles glaciares que al ser cortados abruptamente por un glaciar mayor, quedan suspendidos a gran altura respecto a este. En este caso el valle se ha formado por la ruptura de una parte del farallón, que se ha desplazado dejando el hueco en medio. En las fotos se aprecia su fragmentación.

El paraje es cautivador porque aun estando tan próximo al entorno agrícola del Valle de Lana (la Pequeña Rusia), presenta un aspecto de naturaleza indómita con sus paredes escarpadas.

Anteriormente fui por aquí: pasé primero por el Valle Escondido y prorrogué el paseo por el resto de la sierra. Y ese fue el error. Lo mejor del paseo es el vallecito y al igual que las buenas películas hay que dejar lo mejor para el final.

Así que ahora, al comienzo, nos hemos desviado hacia la izquierda, por un camino que encontré en un viejo mapa y que, efectivamente, está operativo, con señalización de hitos realizada por otros montañeros. Pero hay que ir muy atentos para no pasarlo porque vamos por una pista de aspecto principal y el desvío es un sendero poco frecuentado que atraviesa un bojedal con algún quejigo.

Por este caminito llegamos a la parte superior del murallón rocoso y continuamos por el cantil en suave ascenso, con las mejores vistas del vallecito prodigioso.

Solo nos hemos apartado del cantil para visitar una torca con un hayedo centenario.

Luego hemos pasado por las cumbres de Arnaba y Montesanto (conocido también como Otzamendi y Okamendia) y hemos vuelto de nuevo hacia el climax del paseo: el Valle Escondido.

Entrar en el Valle Escondido es como llegar a Narnia pero sin bestias parlantes, o arribar a Macondo, o al Centro de la tierra de Verne, en fin, hay una sensación de *traspasar hacia un mundo diferente. Se sigue un camino bien marcado pero lo mejor es abandonarlo y explorar ad libitum, soltando al niño que llevamos dentro. He marcado con waypoints el inicio y fin del valle y otro waypoint en medio como "Elige tu propia aventura", que es desde donde nosotros nos hemos desviado.

Nuestra exploración nos ha llevado hasta un desfiladero asombroso, también con su waypoint.

La vuelta ya es muy corta, como debe ser tras las mejores emociones, y únicamente hay que tener cuidado con el cascajo para no resbalar.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta