-
-
846 m
779 m
0
2,4
4,8
9,64 km

Vista 999 veces, descargada 42 veces

cerca de La Santa Espina, Castilla y León (España)

Embalse de La Santa Espina
Tiempo en movimiento: 01:47
Altura Máxima: 845m
Ganancia Altitud: 367m
Pérdida Altitud: -374m

El monasterio de la Santa Espina es un monasterio cisterciense que se manda construir por orden de Sancha de Castilla, hermana de Alfonso VII el Emperador, en el año 1147, aunque como ocurre en gran parte de los monasterios, se construyó en diferentes épocas y sufrió numerosas reformas.
Esta infanta obtuvo por mediación del Rey francés, Luis el Joven, una espina de la corona de Cristo custodiada en el Monasterio de San Dionís, y que posteriormente regaló a este monasterio, de ahí su nombre de Real Monasterio de Santa María de La Santa Espina.
Se ubica en el valle del río Bajoz que riega sus fértiles tierras de cultivo, en el extremo oeste de los Montes Torozos. Aguas arriba, el Bajoz fue represado en los años 50 formando un modesto embalse donde hoy en día se dan cita gran variedad de especies animales y vegetales.
Entre su fauna destacan la focha, el cormorán, tencas y bermejuelas, en su flora abundan los endrinos, majuelos y rosas silvestres, conformando todos ellos un pequeño ecosistema en medio de los Montes Torozos muy grato para la práctica del senderismo, la pesca o la observación de aves.

En la fachada del monasterio vemos dos puertas de acceso, la entrada principal y otra, un poco más a la izquierda, que se utiliza para el acceso de vehículos y que encontramos cerrada con una valla metálica, aunque el acceso peatonal está permitido.
Accedemos a las instalaciones anexas al monasterio a través del paso peatonal que hay junto a la valla y nos dirigimos hacia el arco que vemos al fondo. Cruzamos bajo el arco e inmediatamente después giramos a la derecha para ir rodeando el edificio principal del monasterio.

Situados en la parte trasera del monasterio llegamos a la zona de cuadras, lugar en el que sale un camino a nuestra izquierda y que nos sube hacia el monte. En éste desvío se encuentra señalizada la ruta del pantano.
Tomamos éste camino ancho y cómodo que en suave subida nos lleva a pasar junto a un gran depósito de agua, punto de referencia para la ruta. A nuestra izquierda vemos que se levanta en la falda contraria del monte una torre de vigilancia contra incendios. Curiosa torre ésta, pues está construida de ladrillo, en contraste con las torres metálicas a las que estamos acostumbrados en esta zona.

Continuamos por el mismo camino que nos lleva a pasar junto a una zona de viñedos, propiedad de la orden que regenta el monasterio. Un poco más adelante nos interna en un bosque de jóvenes encinas.

Aproximadamente en el km. 2,5 de ruta el camino se topa con la carretera que une la Santa Espina con la localidad de Castromonte, cruzamos la carretera y transitamos ahora junto a ella por un sendero algo menos marcado pero sin posibilidad de pérdida pues en todo momento veremos el camino señalizado en los árboles.

Tras un tramo de apenas un kilómetro caminando junto a la carretera de Castromonte, el sendero hace un giro de 90 grados a la izquierda para bajarnos hacia el pantano a través de una zona de monte más poblado y húmedo, señal de la cercanía del embalse.

Llegados al pantano, tomamos un sendero hacia nuestra derecha que repentinamente nos interna en un frondoso y húmedo bosque que deja el pantano a nuestra izquierda.
El sendero transita junto a la orilla y sus carrizos, hábitat de la multitud de aves acuáticas que aquí tienen su morada y nos lleva a dar un hermoso paseo disfrutando de la bonita imagen de las aguas tranquilas del embalse.

Seguimos caminando en busca del final del embalse, hasta llegar al punto en el que el río Bajoz vierte sus aguas en el pantano y donde queda reducido su caudal en apenas un pequeño regato. Cruzamos el río a través de un par de viejos troncos que hacen de improvisado puente y tomamos el sendero que junto a la orilla contraria esta vez, nos lleva de vuelta al monasterio.

Es curioso apreciar la diferencia del bosque de ésta orilla de vuelta con respecto a la orilla contraria. La orilla de vuelta, principalmente poblada por pinos, tiene su orientación hacia el sur, por lo que es notablemente más seca. En ésta orilla encontraremos zonas y escenarios preparados para la pesca.

Tras completar el recorrido circular a la orilla del pantano tomamos el camino de vuelta al monasterio no sin antes visitar los restos de un antiguo molino situado junto al camino y al que accedemos a través del conocido como “Pontón el Romano” cuya salida se encuentra señalizada.

Junto a los restos de esta construcción encontramos un panel informativo donde se explica detalladamente el funcionamiento de este tipo de molino y como se canalizaba el río Bajoz para aprovechar la fuerza de la corriente y producir energía para la molienda del grano.

Retomamos el camino después de la visita a los restos del molino que en un tranquilo paseo entre tierras de cultivo nos lleva de vuelta al monasterio de la Santa Espina al que entramos por la parte trasera para salir por la misma puerta de acceso. Para completar la excursión recomendamos la visita al monasterio y a su interesante colección de mariposas.

En el siguiente enlace puedes ver un reportaje de la ruta en nuestra web www.planetazul.es:

Ver más external

Waypoint

Depósito de agua

Waypoint

Giro izquierda

Waypoint

Embalse

Waypoint

Giro izquierda. Cruzamos río

Waypoint

Pontón El Romano

Waypoint

Ruinas molino

Waypoint

Cruce carretera

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta