Tiempo  5 horas 38 minutos

Coordenadas 1083

Fecha de subida 10 de junio de 2013

Fecha de realización junio 2013

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.882 m
1.253 m
0
4,4
8,7
17,43 km

Vista 5364 veces, descargada 171 veces

cerca de El Cardoso de la Sierra, Castilla-La Mancha (España)

Marcha realizada el sábado 8 de junio de 2013
Cinco minutos para las diez cuando salimos del sorprendentemente vacío aparcamiento que hay nada más pasar el río Jarama (límite provincial entre Madrid y Guadalajara) y muy próximo a la entrada del Hayedo de Montejo. Ocho grados y la previsión meteorológica de nubes y claros, tiene muchas más nubes que claros.

El suelo está bastante mojado, pero a pesar de todo queremos creer y confiar en que la evolución del tiempo, conforme avance el día irá mejorando y nos dejará llegar hasta la misma cuerda del pico del Lobo, para pasar por el collado de la Chana y enfilando la cuerda del Cerrón, pasar por esta cumbre, para bajar después hasta el valle del Ermito. La temperatura es ideal para caminar, pero antes de llegar al puente sobre el río Ermito ya nos ha llovido una vez. Estamos a punto de iniciar la subida por la cuerda de en medio, antiguo camino a Riaza, que se encuentra señalizado con las marcas de GR, y podemos ver como a ambos lados por la izquierda por el valle del Jarama y por la derecha por el valle del Ermito vienen nubes bajas que descargan a su paso una especie de txirimiri u orbayu, y que cuando se alejan dejan ver algún que otro trazo de cielo azul. Antes de llegar al cerro de la Tinada, primera cumbrecita de la cuerda de enmedio, nos ha vuelto a llover en un par de ocasiones. La diferencia ahora, es que la suave brisa de las zonas bajas se está convirtiendo en un viento racheado del noroeste, que nos hace dudar cada vez más de que el tiempo nos deje hacer un recorrido tan largo, con un tramo tan generoso por zonas altas y de cumbres. De vez en cuando se abre algún hueco, que nos permite ver los neveros que hay bajo el Tres Provincias y en buena parte de la cuerda hacia el pico del Lobo. El Cerrón permanece, casi todo el tiempo, tapado por masas nubosas, que según superan dicha cuerda se meten por los valles, disminuyendo bruscamente la temperatura y empapando un terreno que parece haber agotado la capacidad para absorber más agua. A pesar de todo, decidimos continuar para ver cómo están las cosas más arriba. Desde la Tinada hasta la cumbrecita del Reajo del Puerto, ya en la misma cuerda que separa el Tres Provincias y el Lobo, hay una subida de casi quinientos metros. Cuando estamos a punto de culminar, y a solo cuatrocientos metros de llegar a dicha cuerda e iniciar el tramo hasta el collado de la Chana, el cielo se cubre de tal manera que una fuerte ventisca lateral, por nuestra izquierda, arroja sobre nosotros agua nieve con tanta fuerza que nos dificulta por momentos la progresión y la visibilidad. Echamos un vistazo a nuestro entorno y de golpe y porrazo hemos perdido todas las referencias que traíamos. Ya no sólo se han tapado por completo todas las demás cuerdas, la que llevamos nosotros parece haberse sumergido en un mar de nubes bajas, que nos hace tener una sensación extraña de flotar con cierta falta de control y un pálpito de que las cosas, ya de por sí feas, aún pueden empeorar complicándonos mucho las cosas, justo en el tramo más delicado, expuesto y arriesgado de toda la marcha. Sin pensarlo demasiado, decidimos dar la vuelta por el mismo camino. Esta vez las nubes no han dado paso a los claros sino a muchas más nubes que nos persiguen con aspecto amenazador y tormentoso. La cuerda por la que vamos también se ha vuelto un lugar arriesgado, por lo despejada y aislada que está, y de ahí que a mitad de recorrido decidimos atrochar, bajando por la ladera menos larga y “fácil” hasta la senda que transcurre por el valle del Jarama. Lo de fácil lo entrecomillo, porque esta sierra, tanto tiempo mal llamada “Pobre” nunca es fácil, y menos en el momento en que uno se sale de los caminos. Los valles y barrancos son muy profundos, los desniveles y pendientes muy fuertes y la abundante vegetación pone la guinda para empeorar aún más las cosas. A pesar de todo, nosotros conseguimos bajar los doscientos metros de desnivel en menos de medio kilómetro, y así llegar sin mayores contratiempos hasta el camino junto al Jarama. Este terreno nos parece mucho más protegido y menos hostil, sobre todo con un tiempo, que al mirar para atrás y ver así la zona de la que veníamos, ésta en menos de media hora, se ha cerrado de tal manera que con ese aspecto tan oscuro no se puede presagiar nada bueno. Una vez abajo, nos alegrábamos de no haber seguido, puesto que la evolución ha sido claramente a peor, y ahora incluso en el valle el viento acompañado de agua nieve sopla con bastante fuerza. No nos queríamos ni imaginar cómo estarían las cosas setecientos metros más arriba. Al llegar al coche, nos sigue llamando la atención que en el lateral de la carretera al Cardoso, donde siempre hay coches aparcados, no hay ni uno solo. Sólo un par de coches un poco más arriba, de vuelta a Montejo y en la entrada al Hayedo de Montejo, de algún visitante al que también le traicionó la previsión del tiempo.
La semana pasada oía una entrevista a Carlos Soria, recién llegado del Kangchenjunga, cuando a poco más de doscientos metros para la cumbre decide volverse junto a su fiel sherpa. Una expedición húngara y otra coreana que deciden seguir adelante, no valoran los riesgos de un regreso que se acabaría convirtiendo en todo un infierno. Varios montañeros húngaros, un coreano y dos sherpas fallecen en la bajada, siempre mucho más peligrosa y arriesgada que la subida. Carlitos, a pesar de sus casi setenta y cinco años y con una gran experiencia a sus espaldas, nos volvía a recordar que “no vence, ni triunfa el que hace cumbre, sino el que regresa sano y salvo a casa”.
Salvando las distancias, en relación a nuestra pequeña aventura, creo que la montaña nos mide y pone a prueba cada vez que salimos. Con ello, parece querernos demostrar que ni ella, ni nosotros somos siempre los mismos, y que dependiendo de nuestras respuestas y decisiones, el resultado final puede ser totalmente distinto e insospechado.
Intersección

Atajo desde Cuerda de Enmedio al camino del Jarama

08-JUN-13 14:14:26
Puente

Puente en pista sobre río Ermito

08-JUN-13 10:30:08

6 comentarios

  • ARRIBAYABAJO 11-jun-2013

    Aunque te sigo desde hace poco, tus recorridos, fotos y descripciones me parecen de lo más interesantes. Incluso, en algunas descripciones, como es el caso de esta última, te permites el lujo de darle cierto toque narrativo.

  • Foto de sextante

    sextante 11-jun-2013

    Gracias ARRIBAYABAJO, creo que eres demasiado generoso a la hora de valorar algunas de mis rutas.
    Un saludo

  • Foto de IUM

    IUM 29-ago-2013

    Enhorabuena campeón por tus rutas dignas de enmarcar.
    Saludos.

  • Foto de sextante

    sextante 29-ago-2013

    Gracias también a ti, IUM, por ser tan generoso en tus comentarios.
    Un saludo

  • markuz 12-nov-2014

    Hola, leo en la web http://www.montejodelasierra.net/hayedo_ficha.php?id=55 que el acceso está restringido, ¿hay que hacer reservas para visitarlo?

    Un saludo.

  • Foto de sextante

    sextante 12-nov-2014

    Efectivamente markuz, la entrada al hayedo está restringida y requiere reserva, pero no así a un entorno que también merece mucho la pena, y que es por donde transcurre la marcha que hicimos.
    Un saludo

Si quieres, puedes o esta ruta