Tiempo  5 horas 12 minutos

Coordenadas 1750

Fecha de subida 24 de febrero de 2019

Fecha de realización febrero 2019

-
-
307 m
-1 m
0
2,9
5,9
11,74 km

Vista 284 veces, descargada 38 veces

cerca de Gornutz (Montaña), País Vasco (España)

Esta ruta recorre la zona de Erantzinzabaleta popularmente conocida como "playa de los fósiles" donde sen encuentran cantidad de paramoudras y el valle de Gaztarrotz conocido como Labetxu o "valle de los colores".
Lo que tiene de diferente ésta ruta con otras subidas a Wikiloc por mí es que no tiene tanto desnivel y hace algo más sencillo su recorrido. Aunque hay que pasar el "muro" de Erentzin que es una zona algo aérea para las personas que tengan vértigo.

Sobre el recorrido de la excursión adjunto los artículos redactados por uno de los mayores difusores de los encantos de estos lugares; Jesús Mari Alquezar, presidente de honor del Vasco de Camping.

Zona de ERANTZINZABALETA:

LAS PARAMOUNDRAS DE ERENTZIN

Por Jesús María Alquézar



Entre los diferentes parajes secretos del litoral del monte Jaizkibel, uno de ellos es la rasa mareal de “Erentzin zabala”, en la puerta del sector “amable” de la costa, hacia Hondarribia. En ese escenario natural y sobresaliente, a donde se puede llegar con facilidad con la ayuda de las bandas blancas en la travesía del litoral, se sitúan las paramoudras, fenómeno geológico muy apreciado y sin embargo aún ignorado. En Erentzin zabala, playa pétrea, se sitúa la mayor concentración y las mejor conservadas del planeta de estas geoformas. Las impresionantes paramoudras son concreciones silíceas de gran tamaño organizadas en torno a trazas fósiles (icnofósiles) de la madriguera de un organismo. En un pseudokarst del litoral del Jaizkibel, las paramoudras se desarrollan con formas inusuales en areniscas carbonáticas
de edad eoceno (Cenozoico) adoptando las más caprichosas formas: esféricas, serpentiformes, en forma de senos, falos, ánforas, esponjas, balones, bolas del mundo, conjugadas en esculturas de extraño diseño que recuerdan a gusanitos articulados, tortugas, focas….El resultado es una obra maestra de la naturaleza a nivel mundial.

El descubrimiento de esta joya, un tanto escondida, tiene un condicionamiento. Hay que jugar con la marea baja y con mar tranquilo. Tenemos una experiencia, con mar embravecido y con grandes olas de ensordecedor ruido, gran e inolvidable espectáculo, que nos impidió recorrer todo el espacio.

Llegar allí es fácil desde varios puntos de la carretera turística del puerto de Jaizkibel, que une Lezo con Hondarribia, con diferentes itinerarios, todos de gran belleza. Pero en esta ocasión, desde “Mendia” ofrecemos a los lectores la ruta más corta, para poder disfrutar preferentemente de la fantasía a orillas del océano, necesario una hora más o menos, pues la sesión lo merece y también para obtener un buen e incomparable reportaje gráfico fotográfico.

El recorrido que se sugiere es una “circular” que se inicia en el km 11,600 de la carretera del puerto de Jaizkibel desde Lezo. Tras pasar la cima y la explanada mirador del antiguo parador de la DFG hacia Hondarribia, en el lugar conocido como “Zioso”, nace una pista hacia el mar, con la referencia de que en el aparcamiento para coches existe una rueda de molino, un tanto tapada por la maleza, con la
inscripción “camino de Erentzin”. La arenosa y ancha pista conduce a los montañeros hasta el punto conocido como “Aierdi”, (encrucijada de caminos) donde se sitúa otra similar rueda de molino con otra inscripción “camino de Gastarrotz” y señaléticas del Talaia bidea, (balizas rojiblancas). Aquí el senderista abandona la ruta iniciática y se dirige raudo y directamente hacia el litoral, al N, ahora por ancho camino, que en breves minutos le sitúa en el ruinoso y antiguo cuartel de carabineros de Erentzin
(Isiroko kuartela). El camino sigue descendiendo en una orografía de valles colgados y antes de derivar resueltamente al W -vueltona- que va hacia el puerto de Erentzin (utilizado por los romanos), otro ramal directo (cairn) y hacia el mar es el que hay que seguir para alcanzar el cordal sobre la rasa mareal de Erentzin zabala, en el extremo oriental desde donde las pétreas formas de la Paramoudras son visibles en panorámica. Ahora se trata de recorrer todo este hermoso cuadro. Aunque las bandas
blancas de la senda litoral-ruta de los acantilados dirigen al excursionista a la playa rocosa, es mejor continuar el sendero para llegar al sector central y luego al occidental, donde se encuentran las más afamadas geoformas. Sin rumbo, con un itinerario hechizante inimaginable, irá el visitante a la búsqueda de las mejores, en ida y vuelta, para al regreso asomarse sobre un corte natural a la cueva más curiosa de la costa, con la boca horadada al mar, y donde la leyenda dice que allí llegaba “Mari” desde Aiako Harria, para realizar sus akelarres. Tras disfrutar de la zona toca regresar.

Después de disfrutar esta maravilla continuamos el camino hacia otra.
Tomamos una senda para salvar la zona rocosa..


Zona de GAZTARROTZ

El valle de Labetxu en Jaizkibel Escenario único en el mundo

Plantear una excursión montañera al litoral del monte Jaizkibel no es una propuesta al uso. Es más, es espectáculo y fantasía, y hoy en día es una ruta «deseo». En las diferentes sugerencias que pueden barajarse, la más sorprendente es, sin duda, la que lleva al montañero a Labetxu, escenario que conforma una de las maravillas naturales única en el mundo, que data de la época eocénica del arco plegado vasco con un itinerario en circulo de descubrimiento, aventura y contemplación. Jaizkibel en un día brillante, soleado, es una sinfonía de formas, luces y colores, donde el protagonista son las extravagantes geoformas escultóricas de pseudokarst en arenisca, en parajes hasta hace poco desconocidos, que compiten con el océano, espectacular siempre, y centinela perenne. Sin embargo, el sector mas relevante, por la concentración de formaciones de areniscas que datan de hace 40 millones de años, es el valle colgado de Labetxu (popularmente valle de los colores). En este relieve abundan las grutas, oquedades, con macro y micro formas que dibujan un paisaje espectacular en las estribaciones marinas, de alto interés geológico y algunas infrecuentes en la tierra. Los colores blancos, amarillos, anaranjados, rosados y ocres, en discos, pilares, laminaciones y módulos con concavidades, alveólos, panales de abejas. Orfebrería en abrigos y grutas forman parte de un patrimonio natural que obliga a su conservación y protección a nivel de parque natural, para disfrute de nuevas generaciones. La Sdad de Ciencias Aranzadi ha realizado, y sigue haciéndolo, valiosos trabajos científicos de este fenómeno natural que tenemos colgados en la red. Los impactantes colores y excepcionales diseños añaden, además, a «esta escapada» un recorrido fotográfico para inmortalizar auténticos tesoros geológicos y biológicos. Solo una advertencia, un ruego, una obligación: respeto. Es un lugar muy frágil, se ve pero no se toca.

Aparcando los excursionistas su coche en el espacio situado al efecto en el km 9 de la carretera GI- 3440 del alto del Jaizkibel -Lezo-Hondarribia-, caminarán 2 centenares de mts hacia San Juan y allí, donde un panel indica «itinerarios», cruzarán la «ataka», dirección al litoral y en descenso.

La senda balizada con 2 bandas blancas salva una pista y alcanza las ruinas del caserío Gaztarrotz (mugarri explicativo). Derivará el aficionado sus pasos a la izda, al pie de la muralla rocosa (abrigos) y en el 2º paso brecha se dirigirá resueltamente a la dcha, hacia la costa. Están situados los deportistas en la cabecera del valle de Putrekabi, y deberán seguir descendiendo por el borde de su espolón W que conforma la cuenca de Labetxu. Nuevamente por sendero de ganado, entre boscaje e inclinándose a la izda para progresar perderá altura hasta encontrar la vereda principal que se asoma al vertical farallón. Allí, un único paso claro y a la dcha, una vira de hierba y roca y en balcón (balizada) permite al mendizale descender con prudencia hasta el fondo de la depresión, con ayuda de una cuerda en la zona más inclinada. Una vez en la cuenca, se encuentra el excursionista en la «joya de la corona» del litoral. Es el espacio más secreto y el tesoro mejor conservado, donde se concentran muchas geoformas de todo tipo, monumentos naturales citados al inicio de este Ibiliz Ibili. El excursionista los buscará deambulando de arriba abajo y de izda a dcha, en un ejercicio de observación y fotografía obligada. Salvando la bucólica erreka el visitante pasará a la ladera oriental para buscar otras dos obras de artesanía, una cavidad y la ventana. Para cerrar el bucle, continuará el recorrido por el sendero cercano a la costa. Pasará por una geoforma llamada "La concha" y de ahí comenzará el ascenso, por una senda hasta encontrar el camino principal de descenso a Erentzin desde Lekueta, en la cima del cordal que conforma un nuevo valle. Allí nuevamente, hacia la costa se sitúa otra escultura, con bóveda excepcional. Esta senda en subida alcanza el paraje Lekueta (señal), supera la pista panorámica y asciende resueltamente primero y en lazo después hasta la cima del cerro Artzain al lado de la carretera. El coche está situado a menos de medio km a la dcha.
Crónica de Jesus Mª Alquézar, publicada en Ibiliz ibili (Gara).
En verano en alguna zona te puedes encontrar tábanos. También en algunas zonas hay zarzas y argoma por lo que es conveniente llevar pantalón largo.

Voy a publicar un nuevo recorrido para facilitar la ruta corrigiendo los datos de alguna zona. Pero lo PRINCIPAL de esta ruta es que una vez abajo en el litoral cada cual investigue todos los rincones que pueda. Seguro que quedará maravillado.

Enlace imprescindible para visionar: http://www.jaizkibelamaharri.org/?lang=es

En Navidades se ha publicado un libro muy recomendable "JAIZKIBEL Amaharri" de un grupo de autores coordinados por José Manuel Cortizo.

ENLACE a FOTOS DE DIFERENTES SALIDAS A LABETXU:

https://onedrive.live.com/redir?resid=23F3F0F676F27BCA!11647&authkey=!AEbhPfARHQ7JxMA&ithint=folder%2cJPG

https://1drv.ms/f/s!Asp78nb28PMj5kUsDK4S4ZlysLcU

COMO LLEGAR

Por Lezo, carretera del Puerto de Jaizkibel, hasta el km 11,600, bajando hacia Hondarribia tras la cima y la explanada mirador del antiguo parador de la DFG. Por Hondarribia, tras Guadalupe, antes del Parador.
Como llegar: Por Lezo, carretera del Puerto de Jaizkibel, hasta el km 11,600, bajando hacia Hondarribia tras la cima y la explanada mirador del antiguo parador de la DFG. Por Hondarribia, tras Guadalupe, antes del Parado Procurar no dejar nada a la vista La ruta empieza cruzando el paso canadiense y tomando la pista.
Llegamos a un cruce de caminos. Hay una piedra de molino y un poste informativo. Nosotros tomamos a la derecha descendiendo, A la vuelta volveremos a este punto.
Seguimos por la derecha descendiendo hacia el mar.
Caminamos por la amplia pista. A la izquierda hay un pequeño estanque de agua.
Cuartel de miqueletes y mas tarde de la guardia civil. Actualmente abandonado. Disponía de un cabo y seis números.
Estamos en la zona de Mazkor Zuria también llamada "La concha".
Estamos en Erantzinzabaleta-. Una de las maravillas de Jaizkibel. Para recorrer la zona lo mejor es hacerlo con marea baja y poco oleaje.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta