Tiempo  6 horas 5 minutos

Coordenadas 9864

Fecha de subida 29 de diciembre de 2018

Fecha de realización diciembre 2018

-
-
307 m
-2 m
0
3,4
6,8
13,64 km

Vista 260 veces, descargada 16 veces

cerca de Sóller, Baleares (España)

El objetivo de la excursión de hoy es visitar las ruinas de la Ermita del Pare Catany y regresar dando una vuelta por el camino que lleva hasta el Refugio de Muleta.

Aparcamos nuestro vehículo en Sóller, en las inmediaciones del Monument, en un lateral de la carretera Ma-11 que une Sóller con el Puerto de Sóller y empezamos a caminar en dirección al puerto.

Un poco antes de llegar al túnel, tomamos un desvío a la izquierda, cruzando por los raíles del tren. Vemos un cartel indicador de la dirección al Port de Sóller/Refugi de Muleta y cruzamos el Torrent Major pasando por un puente y siguiendo por el camino que discurre paralelo al torrente, hasta conectar con el GR-221.

En este cruce vamos a tomar el camino de la izquierda, dirección Sóller según indica el cartel GR-221. De frente está el camino por el que luego regresaremos. Se trata de un bonito camino a veces empedrado y con pared de sostenimiento en algún tramo. En poco tiempo nos cruzamos con el Camí de Benidorm y lo seguimos por nuestra derecha haciendo caso al cartel GR que indica “Sóller/40 min”

A los pocos metros este camino desemboca en el Camino de Son Sales que lo cruza perpendicularmente y que lo tomamos por nuestra derecha, ahora ya dirección Deiá: por la izquierda iríamos a Sóller. Se trata de un camino cementado que comienza a ascender ligeramente.

Pasamos por una barrera abierta y seguimos hasta las proximidades de Son Sales. Nada más sobrepasar esta casa el camino continúa, ahora ya sin cementar. Obviamos una desviación que encontramos a nuestra izquierda y continuamos hasta que un poco más adelante giramos a nuestra derecha, siguiendo la indicación de la estaca GR. El camino ahora se estrecha y es más empinado.

Pasamos por una pequeña barrera que se abre permitiendo el paso y un poco más arriba encontramos otra barrera y una casa a nuestra izquierda. Nada más cruzar esta barrera abandonamos el camino por nuestra derecha para ir a la Ermita del Pare Catany. Si siguiéramos recto alcanzaríamos en poco tiempo las casas de Can Bleda y conectaríamos con el Camí de Castelló (GR-221) a la altura de las Casas de Can Carabasseta .

No hay camino definido ni hitos que nos guien . Cruzamos por una alambrada y continuamos adelante, damos enseguida a un collado donde encontramos unas tuberías metálicas semi-enterradas.
Giramos a la derecha, pasando entre los carrizos, para después seguir el hilo de las tuberías, ahora bien visibles, hasta llegar a una pared seca transversal.

Pasamos la pared por un portillo sin barrera y seguimos sin camino ni referencia clara, dirección Norte, hasta que vemos una casa en construcción, y detrás de ésta, una amplia pista que a la derecha y en subida, nos conducirá hasta la ermita del Pare Catany. Pero lo primero que vemos, no es la ermita, sino otra casa de nueva construcción, todavía en obras, que nos tapa la ermita, que está justo detrás.

De la ermita queda poca cosa; algunos bancales, unas pocas paredes de piedra en seco y poco más. Eso sí, las vistas son extraordinarias.


Una vez visto el entorno desandamos el camino hasta el collado donde estaban los tubos semi-enterrados en el suelo y ahora giramos a la derecha por un sendero cubierto por la vegetación que va descendiendo hasta dejarnos en la carretera de Béns d’ Avall.

Tomamos esta carretera por nuestra derecha. A la izquierda conecta con la carretera Ma-10, Sóller-Deiá, en una curva cerrada próxima al punto kilométrico 57. Llegamos hasta una bifurcación y seguimos por la derecha, dirección “Refugio de Muleta/ Port de Sóller” según la indicación del poste GR-221. Enseguida termina la carretera y comienza una pista de tierra.

Pronto el camino se bifurca. A la derecha, continua el GR-221; es el camino más corto para ir al Refugio de Muleta y también para ir al Puerto de Sóller. Nosotros optamos por alargar un poco la excursión y cogimos la desviación de la izquierda.

Llegamos a la urbanización de Béns d’ Avall y al final de las últimas casas sale un sendero que tomamos. A partir de aquí debemos seguir los hitos, pues el sendero desaparece en varias ocasiones entre las rocas; no obstante la ruta está marcada con suficientes hitos que impiden que nos perdamos.


Después de un buen rato alcanzamos el Refugio de Muleta y el Faro y comenzamos a descender por la carretera que lleva al Puerto. Al llegar al passeig de la Platja, giramos a la derecha por el Camí des Camp de sa Mar y luego otra vez a la derecha por un tramo empedrado en el que hay un pozo y seguimos por el camino de la izquierda.

Este camino se va a encontrar enseguida con el GR-221 que viene de Muleta/Deiá y que continúa en dirección a Sóller. Un poco más adelante nos encontramos con el cruce que mencioné al principio que a la derecha se dirige a Sóller. Nosotros ahora seguimos recto paralelos al torrent Major, cruzamos el puente y nos dirigimos por la carretera hasta el lugar donde hemos aparcado el coche.
En este lugar dejamos aparcado nuestro vehículo y comenzamos la excursión.
Desvío a la izquierda cruzando por los raíles del tren y cartel indicador de la dirección al Port de Sóller/Refugi de Muleta. Cruzamos el Torrent Major pasando por un puente y siguimos por el camino que discurre paralelo al torrente, hasta conectar con el GR-221.
Aquí giramos a la izquierda, dirección Sóller. El camino de enfrente es por el que regresaremos.
Bonito camino con pared de sostenimiento.
En este cruce giramos por nuestra derecha dirección Sóller.
El camino que llevamos desemboca en el Camino de Son Sales que lo cruza perpendicularmente y que lo tomamos por nuestra derecha, ahora ya dirección Deiá.
Pasamos por esta barrera abierta.
Casa de Son Sales.
Debemos estar atentos en este punto pues tenemos que girar a nuestra derecha, siguiendo la indicación de la estaca GR. El camino ahora se estrecha y es más empinado.
Esta pequeña barrera está sin candar y permite el paso levantando la aldaba que la cierra.
Sobrepasada una casa a nuestra izquierda tenemos que abandonar el camino y seguir por nuestra derecha sin camino definido.
En la subida sin camino encontramos un pequeño collado donde hay unas tuberías metálicas semi-enterradas. Giramos a la derecha, pasando entre los carrizos, para después seguir el hilo de las tuberías, ahora bien visibles, hasta llegar a una pared seca transversal.
En la subida encontramos esta casa en construcción y detrás de ésta sale una amplia pista que a la derecha y en subida, nos conducirá hasta la ermita del Pare Catany.
Estos son los restos de lo que fuera en su día la Ermita del Pare Catany.
En este punto conectamos con la carretera de Bén d' Avall
Aquí giramos a la derecha dirección Refugio de Muleta/Port de Sóller.
En este punto tomamos la desviación de la izquierda para alargar la excursión.
Vistas que se pueden observar desde este camino.
El refugio Muleta de la Ruta de Pedra en Sec ocupa el edificio de una antigua estación de radiotelegrafía militar que funcionó entre 1912 y 1956.El refugio está gestionado por el Consell de Mallorca y cuenta con 30 plazas compartidas y tienen literas de madera, taquillas, techo abuhardillado con vigas vistas y baño común. El albergue ofrece desayuno y aparcamiento gratuitos, y tiene Wi‑Fi, servicio de alquiler de toallas y ropa de cama, un sencillo comedor con chimenea y una sala de reuniones.
El faro des Cap Gros, controlaba la entrada de barcos al puerto de Sóller y desde su ubicación se tiene unas vistas espectaculares sobre el Mediterráneo y las montañas que rodean el valle.
Al llegar al passeig de la Platja, giramos a la derecha por el Camí des Camp de sa Mar.
Aquí giramos a la derecha por ese tramo empedrado. Vemos el pozo que hay al final y seguimos por el camino de la izquierda.
Este camino se va a encontrar enseguida con el GR-221 que viene de Muleta/Deiá y que continúa en dirección a Sóller.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta