Tiempo en movimiento  4 horas 36 minutos

Tiempo  5 horas 38 minutos

Coordenadas 3090

Fecha de subida 25 de enero de 2018

Fecha de realización enero 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.102 m
508 m
0
4,4
8,7
17,4 km

Vista 419 veces, descargada 31 veces

cerca de Jinquer, Valencia (España)

Hacía tiempo que queríamos caminar por la Sierra de Jinquer, y en particular subir a La Rápita. Una rápida busca de tracks nos permitió identificar el de JLG Fos, para nosotros absoluta garantía de precisión y bellos paisajes, además de una excelente descripción de la ruta, sobre el que valoramos la ruta que íbamos a seguir en nuestro itinerario. Su track muestra una ruta circular, siguiendo en buena parte el PR-CV-63.6, con dos prolongaciones de ida y vuelta, para ver la Nevera de Cuatro Caminos y el Jinquer, pasando por el valle del río Veo, con una longitud media.
Para evitar las zonas de ida y vuelta, y explorar senderos más asilvestrados, identificamos sobre el mapa una serie de senderos alternativos, con el resultado que muestra el track de la ruta que realizamos. En esencia su descripción es la siguiente: Dejamos el coche aparcado en el Collado de la Nevera, al pie de la Nevera de Algimia o de Espadán, a la cual subimos inicialmente (al collado se llega por la CV-215, desde Segorbe, donde salimos de la A-23, para pasar por Vall de Almonacid y Algimia de Almonacid, y continuar en dirección a Aín; el collado está bien señalizado y dispone de área de aparcamiento). Posteriormente bajamos hacia el Collado, para cruzar la carretera, e iniciar la subida a la Almenarilla (conocida también como Las Dos Tetas), en cuya cumbre oriental hay un importante complejo de trincheras, probablemente antiguo puesto de mando en el frente bélico. Desde aquí, en continuo sube y baja, pasamos al Collado del Esparsa, el Pinar de los Cubos y el Alto de los Cubos, para alcanzar finalmente La Rápita; esta parte del trayecto muestra gran cantidad de trincheras y senderos muy agradables; aunque el desnivel total es importante, las pendientes son relativamente fáciles y el suelo bastante seguro. Desde aquí iniciamos un prolongado descenso que nos llevará al Collado de los Refugios, desde el que pasamos, por el Camino de Algimia a Villamalur, al Collado de Cuatro Caminos, y de aquí seguimos por el sendero señalizado a la Nevera de Cuatro Caminos. Desde aquí continuamos hacia adelante por el Camino antiguo de Matet a Alcudia, con trozos empedrados de claro origen medieval, para llegar la Nevera de la Talaia, a la que no podemos acceder por estar dentro de una finca cercada, y con la puerta de acceso cerrada. Desde el exterior la estructura que parece ser la antigua nevera estaba parcialmente cubierta por un cobertizo y múltiples envases grandes de plástico; en Wikiloc se ha publicado que se habían hecho obras para transformar la nevera en un deposito de agua.
Desde la Talaia seguimos el camino de Matet a Alcudia, que aquí es un sendero, para llegar al GR-36 (precioso sendero en esta zona), a la altura del Colladico Royo, que tomamos a la derecha para bajar al Barranco de Peñalba, pasando por varias fuentes actualmente sin agua (Avellaner, Tío Agustín, Felipe), y alcanzar la caseta de Ximo Forn o Mas de la Campana, con una excelente vista en la distancia del castillo de Mauz. Desde aquí se sigue hacia la Escaleta, por el Camino de Suera, y pasando las fuentes del Secano y de Jinquer (donde está el depósito de aguas de la Alcudia de Veo), para llegar al Despoblado de El Jinquer, al pie del Castillo de Jinquer.
Desde aquí cruzamos el río Veo, para ascender en dirección al Finestral y La Horca, rodeando por su cara este Las Dos Tetas, para subir al Corral de Barres y el Sequero del Tío Batán, y descender hacia el Collado de la Nevera, donde recogemos el coche, para ir a comer a Algimia de Almonacid.
Como las fotos muestran cláramente la ruta es muy bella, y está llena de puntos interesantes. De longitud moderadamente larga y con un desnivel importante, no tiene ningún paso difícil y las pendientes son moderadas, por lo que creemos que es asumible por cualquier persona con un buen estado físico. En nuestra opinión la dificultad técnica es escasa, a pesar de longitud y desnivel acumulado, y por eso la valoramos como moderada.
Aparte de las posibles modificaciones a la Nevera de La Talaia y la imposibilidad de visitarla, debemos consignar un hecho lamentable, y demasiado repetido en distintos lugares: El suelo a la entrada de la Nevera de Cuatro Caminos mostraba diferentes restos del incivismo de algún visitante anterior, en forma de múltiples pieles de plátano y naranjas, así como cáscaras de nuez (que cláramente abrían sobre el muro de la nevera con una piedra), junto a papeles, que degradan de modo lamentable el entorno de tal vez la mejor Nevera que nos queda en la Comunidad. Esperemos que estos hechos dejen de ser frecuentes, pues mal futuro ofrece una sociedad donde la educación, la ley, el civismo o el respeto a los bienes históricos y a la propia historia colectiva, dejan de ser practicados y defendidos.
Fuera de esas penosas reflexiones, esta es una ruta muy bella, en nuestra opinión áltamente recomendable.

APÉNDICES INFORMATIVOS:
LA RÁPITA Y LA SIERRA DE ESPADÁN
El parque natural de la Sierra de Espadán en la provincia de Castellón, de 31.182 hectáreas fue declarado parque natural por el gobierno valenciano el 8 de octubre de 1998, y forma parte de una sierra en las estribaciones del Sistema Ibérico que separa las cuencas de los ríos Palancia al sur y Mijares al norte,
con unos 60 km de longitud y 1.200 km² de extensión. Sus montañas más altas son el pico de la Rápita (1.106 metros), el alto del Pinar (1.101 metros) y el pico Espadán (1.099 metros). Esta zona fue parte de la linea defensiva XYZ, o línea Matallana, durante la Guerra Civil, de la que quedan numerosos vestigios.
La Sierra de Espadán constituye una alineación montañosa que posee un modelado geomorfológico caracterizado por abruptas crestas y lomas más suaves y redondeadas, con un marcado predominio del triásico inferior y medio, aunque también abundan los materiales del periodo jurásico y, a través de pliegues y fallas afloran los materiales de la Era Paleozoica. Esa configuración del terreno produce maravillosas vistas en las zonas de altura, que se extienden por gran parte de la Comunidad Valenciana (desde Peñagolosa al Montgó es una referencia habitual), pero también valles estrechos y barrancos profundos, con extensos bosques.
La sierra presenta un típico clima mediterráneo y está surcada por río Veo, aunque también hay diversos arroyos, ramblas o barrancos que desembocan en los ríos Palancia o Mijares. Posee la mayor masa de alcornoques de toda la Comunidad Valenciana, gracias a la existencia de suelos de rodeno (mineral que destaca por la alta absorción de agua y permite que el nivel de humedad ambiental sea relativamente alto). También es frecuente el pino rodeno, y de manera aislada es posible encontrar especies como tejo, acebo, castaño, arce, madroño, avellano y quejigo. En este entorno destacan por su alta calidad entre los cultivos las cerezas y el aceite de oliva, con la extracción de corcho de los alcornoques (la saca del suro) como una actividad de amplia historia.
Tal vez lo más representativo en cuanto a fauna sean las rapaces como el águila perdicera, el águila culebrera, el águila calzada, el azor, el cárabo, el búho chico y el búho real y entre los mamíferos el jabalí, el zorro, la garduña, la gineta o el tejón, además de 16 especies de murciélagos, algunos en peligro de extinción. En los últimos años se están viendo cabras hispánicas, procedentes del Maestrazgo.
La Sierra de Espadán ha estado vinculada al hombre desde tiempo inmemorial, como atestiguan los numerosos yacimientos arqueológicos de la edad del bronce y de los íberos, así como los restos de cerámica, inscripciones y diferentes construcciones romanas.
No obstante, es en la época árabe cuando la Sierra de Espadán adquiere su mayor esplendor. En esa época se edifican castillos en casi todas las poblaciones de la sierra; la ganadería y la agricultura alcanzan un gran auge gracias al sistema de riego con acequias, balsas, norias, presas y acueductos, lo que favorece un importante aumento poblacional. Durante parte de ese período la Sierra de Espadán constituyó un importante centro económico, comercial y cultural, contando con una prestigiosa escuela coránica cuya influencia llegó incluso a tierras tan lejanas como Argelia.
Cuando Jaime I inicia su conquista, establece una serie de pactos con las poblaciones de la sierra encaminados hacia su sometimiento. En el siglo XVI, la presión de la Inquisición y de las conversiones forzosas sobre la población morisca, fomentó la emigración y las revueltas. El 11 de septiembre de 1609, fueron expulsados definitivamente de la sierra, que entra en una etapa de fuerte depresión económica y poblacional.
Debido a la especial orografía del terreno, la Sierra se convirtió en un lugar estratégico por sus defensas naturales en todos los conflictos armados: los alzamientos árabes, como ya hemos visto, la guerra Carlista o la guerra Civil, que dejan muestra de su presencia a través de numerosas excavaciones y trincheras.

EL JINQUER
El despoblado de Jinquer, antiguamente caserío del Jinquer, dentro del término municipal de Alcudia de Veo, fue un antiguo poblado morisco ubicado en la orilla norte del río Veo, en una ladera orientada al sur. Buena parte de la información recogida en este apéndice procede del excelente artículo publicado en el blog de José Manuel Almerich, a la que hemos añadido la información recogida en otras fuentes.
El antiguo pueblo está abandonado desde hace muchos años (prácticamente desde la guerra civil), aunque algunos vecinos subían a cultivar terrenos hasta los años setenta, cuando un gran incendio afectó la zona y provocó su abandono. Hace algunos años, según la información de Almerich, un vecino de Silla adquirió la propiedad de la finca y se ha propuesto recuperar la zona. Actualmente se puede apreciar una explotación agrícola, con algunos animales detrás del castillo. La única construcción moderna que pudimos ver es el depósito de aguas de Alcudia de Veo, junto a la fuente del Jinquer.
En sus orígenes los pobladores moriscos vivían de la agricultura y ganadería, cultivando bancales en los que se plantaban olivos, frutales y cereales. El Jinquer fue escenario de la Revuelta de Espadán, una sublevacióne morisca que tuvo lugar en 1526 , cuando Carlos I decretó la legalidad de las conversiones forzosas que los agermanados habían impuesto a los moriscos durante la revuelta de las Germanías de 1519–1522; muchos moriscos se negaron a aceptarlo y se refugiaron en las montañas, eligiendo rey a Zelim Almanzor. En septiembre del mismo año las tropas reales penetraron en la sierra, derrotando a los moriscos sublevados.
Tras la conquista, los cristianos introdujeron el almendro, el cerezo y aproximadamente un centenar de castaños, que actualmente forman el bosque de castaños del Jinquer. En el siglo XVIII parece que vivían en el pueblo unas 10 familias, en unas 10 casas. A principios del siglo XX llegó a contar con un centenar de vecinos, que habitaban en unas 28 casas. Sin embargo esta zona fue un escenario bélico de primer orden, con los alrededores repletos de construcciones defensivas, y la guerra provocó el abandono de la población..
El castillo, de origen árabe, roquero, situado por encima y detrás del caserío, sobre un promontorio de rodeno que actualmente es inaccesible para el caminante, controlaba el valle y protegía a los habitantes y sus animales domésticos en caso de peligro; en la actualidad está en situación de ruina total, con las paredes derruidas en gran parte y su interior ocupado por la maleza. Fue declarado Bien de Interés Cultural, pero hasta ahora el interés no ha sido mucho.
Actualmente, lo que queda es un conjunto de ruinas, totalmente desolado, en el que sólo se mantienen en pie algunas paredes y una pequeña iglesia sin techo. La vegetación invade casas y restos de calles, y la erosión es visible por doquier, en un lugar desprotegido. La Iglesia, de una sola nave rectangular y de pequeñas dimensiones, posiblemente construida sobre los restos de una antigua mezquita, muestra un arco en la fachada principal y una hornacina, con dos columnas deterioradas en la zona del altar La iglesia fue construida en 1430 y estuvo dedicada a la Purísima Concepción; su campana ha tenido mejor suerte: sigue repicando en la Iglesia de Alcudia de Veo
Acabemos con unas bellas palabras para un bello lugar: “ Recuperar el Jinquer es como un homenaje a aquellos hombres que hicieron posible la vida en este rincón de la sierra de Espadán, uno de los parajes más hermosos del territorio valenciano” (José Manuel Almerich). Ojalá el actual dueño tenga éxito en su empeño.

LAS NEVERAS DE ESPADÁN
Las neveras o pozos de nieve son construcciones que, en su mayoría, datan del siglo XVIII. En ellas se almacenaba y prensaba la nieve recogida durante el invierno para venderla en las zonas costeras durante el verano, ya que poseía múltiples usos tanto medicinales como para el transporte de alimentos e incluso para su disfrute que permitió el origen de refrescos y helados. Los recursos de la sierra de Espadán han sido explotados desde tiempos ancestrales y de algunos de ellos quedan hoy testimonios como son los "pous de neu" o neveras para la obtención de hielo que se distribuía a las poblaciones de la Plana Baixa. Ejemplo de ello es la utilización de la nevera de Castro hasta el siglo XX.
Una nevera o pozo de nieve es un pozo excavado en la tierra con muros de contención de grandes dimensiones y con techo, que dispone de aperturas para la introducción de la nieve en la misma y para la posterior extracción del hielo. Sabina Pitarch en su artículo de divulgación sobre este tema nos indica que se suelen construir en puntos elevados, en zonas de umbría, aprovechando la orografía del terreno. Empezaron a construirse en el siglo XVI en la Comunidad Valenciana, y su funcionamiento se generalizó durante los siglos XVII y XVIII creándose una completa infraestructura del comercio de la nieve.
La forma de almacenar la nieve era disponerla por capas y aislada del fondo y las paredes. El aislamiento se conseguía con ramas de pinos o encinas, hojarasca de alcornoque, paja de arroz, etc. Luego era prensada con mazas de madera hasta conseguir espesores homogéneos y similares a las necesarias para las barras de hielo. De esta manera se superponían las distintas capas hasta colmatar la nevera con una capa aislante de mayor grosor y finalmente se cerraban las aperturas con puertas y material aislante para impermeabilizar el conjunto y evitar corrientes de aire. Este prensado se hacía para conseguir disminuir el volumen de la nieve almacenada y a la vez mejorar la conservación de la misma para que no se derritiese y poder obtener hielo.
Con esta forma de almacenaje (compárese con el proceso de transformación de una masa de nieve en un glaciar) la nieve duraba mucho tiempo. Cuando llegaba la hora de extraerla, ya estaba convertida en hielo, y se troceaba con hachas y sierras en forma de barras, y con mulos cargados con cajas de madera o corcho se bajaban dichas barras de hielo hasta las zonas más bajas donde esperaban los carros que ya la trasladaban a los núcleos urbanos donde se comercializaban. El transporte se hacía de noche o en horas de poca insolación; aun así la pérdida durante el trayecto solía ser del 30% de su volumen.
Este oficio se realizaba de manera complementaria compaginándose con otras actividades, ya que se realizaba cuando se paraba la actividad agrícola. Muchos vecinos de la comarca eran contratados para el almacenamiento y transporte de la nieve, creándose lazos de unión mediante rutas comerciales entre las áreas montañosas y las costeras.
Las neveras más conocidas de la Serra Espadà son las siguientes:
La nevera de Algimia, situada a los pies del Pic Espadà, data del siglo XVIII. Es un pozo excavado con planta circular de unos 9 metros de diámetro y sobre 11 metros de profundidad, construido con muros muy gruesos de piedra y mortero, y enlucido su interior con mortero de calcio para su mejor aislamiento. Está cubierto, y dispone de una abertura en la parte central superior y otra en un lateral para la introducción y extracción de la nieve. Esta tipología de construcción es la típica en la Serra Espadà.
La nevera de 4 caminos, emplazada a los pies del Monte Pina en el término de Villamalur y a muy pocos kilómetros de la anterior, estuvo en funcionamiento hasta la primera década del siglo XX. Tiene planta circular de unos 11 metros de diámetro y cuenta con dos accesos a su interior, su cubierta actualmente inexistente se apoyaba sobre dos arcos paralelos, uno de ellos derruido.
Muy cerca también de las anteriores, en término de Matet, se emplaza la nevera del Carro, pero actualmente se encuentra en muy mal estado, quedando visible sólo parte del muro.
Otra de las construcciones en buen estado por su reciente restauración es la nevera de Castro situada en el Barranco de Castro en el término de Alfondeguilla. De tipología similar a la de Algimia, pero de menor tamaño con un diámetro de unos 7 metros y profundidad 10 metros, fue utilizada hasta el siglo XVIII.
La nevera de L´Oret, pozo artificial para almacenar nieve, probablemente del siglo XIX, se emplaza en la cabecera del Barranco de L´Oret en el término de Aín. Su estado actual es también deplorable, parece que ha quedado en el olvido.

Otras rutas de eoc por Espadán:

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-villamalur-castillo-trincheras-la-talaia-villamalur-29244740

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-azuebar-alto-del-carrascal-alto-del-pinar-de-mosquera-y-vuelta-por-los-barrancos-de-falague-29049071

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-cirat-cueva-honda-jaramacil-morron-de-la-noguerica-salto-de-la-novia-barranco-de-las-salina-28595415

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-caudiel-collado-arenillas-barranco-gullirno-senda-de-los-contrabandistas-alto-de-las-paloma-26093221

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-sot-de-ferrer-ermita-y-calera-de-san-antonio-pr-cv-320-cerro-y-picacho-de-serrabogar-sot-de-25568985

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-gr-36-transespadan-2-de-alcudia-de-veo-a-eslida-24756898

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-gr-36-trans-espadan-3-de-eslida-a-la-villavella-de-nules-24495948
https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-gr-36-trans-espadan-1-de-montanejos-a-alcudia-de-veo-24466724

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-tales-monti-fuente-de-monti-barranco-de-ain-corral-del-roig-pena-negra-tales-24330380

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-pr-cv-320-ruta-desde-almaroz-por-la-dehesa-el-arenal-los-rejos-y-el-monte-de-escalas-24112770

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-espadilla-pena-saganta-espadilla-pr-cv-314-y-el-tunel-21521542

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-higueras-pavias-higueras-21138316

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-alfondeguilla-castillo-de-castro-nevera-de-castro-alfondeguilla-19830784

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-montanejos-fuente-de-los-banos-cova-negra-bojera-barranco-de-la-maimona-fuente-de-los-banos-18133629

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-villanueva-de-viver-a-fuente-la-reina-por-el-prcv-63-3-y-vuelta-por-los-barrancos-de-la-gra-18027256

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/espadan-fuentes-de-ayodar-torralba-del-pinar-poza-negra-fuentes-de-ayodar-11567719

3 comentarios

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 25-ene-2018

    Dia espendido y ruta muy bonita, subia al Rapita y visita al poblado de Jinquer y neveras.

  • javeadeverano 16-dic-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente ruta por el pico más alto de Espadán.

  • luis.perecruz 29-dic-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente ruta por el pico más alto, las mejores neveras y el Jinquer!

Si quieres, puedes o esta ruta