Descarga

Distancia

16,43 km

Desnivel positivo

1.854 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

2.076 m

Altitud máxima

2.358 m

Trailrank

42

Altitud mínima

1.308 m

Tipo de ruta

Solo ida
  • Foto de ESTANY NEGRE DE PEGUERA DESDE ESPOT
  • Foto de ESTANY NEGRE DE PEGUERA DESDE ESPOT
  • Foto de ESTANY NEGRE DE PEGUERA DESDE ESPOT
  • Foto de ESTANY NEGRE DE PEGUERA DESDE ESPOT
  • Foto de ESTANY NEGRE DE PEGUERA DESDE ESPOT
  • Foto de ESTANY NEGRE DE PEGUERA DESDE ESPOT

Tiempo

8 horas 44 minutos

Coordenadas

1638

Fecha de subida

4 de noviembre de 2015

Fecha de realización

agosto 2012

Búsqueda por Zona de Paso

Encuentra rutas que empiecen o pasen por zonas concretas que tú elijas.

Pásate a Wikiloc Premium Pásate a Premium para eliminar los anuncios
Búsqueda por Zona de Paso Búsqueda por Zona de Paso
Comparte
-
-
2.358 m
1.308 m
16,43 km

Vista 8833 veces, descargada 82 veces

cerca de Espot, Catalunya (España)

Desde el mismo casco urbano de la localidad de Espot, una de las puertas de entrada del Parque Nacional de Aigüestortes y Estany Sant Maurici, callejeamos hasta alcanzar la carretera que nos lleva tras un corto tramo de asfalto al inicio del sendero que se adentra por la Vall de Peguera. La señalización no genera dudas y tras un panel indicador el camino asciende sin dudarlo siguiendo empinadas rampas que pronto nos harán calentar las piernas. Seguimos la vertiente orográfica izquierda del valle, la cual progresa entre pinos y va ganando altura rápidamente. Una mirada atrás nos brindará la estampa de Espot desde lo alto, al tiempo que iremos pasando muy cerca de algunas cascadas que nos servirán de aliciente en tramos en el que el caudal se encajona en la roca.

Pasado este primer escalón la pendiente se suaviza, alternando incluso con tramos en los que el llaneo nos brinda la posibilidad de disfrutar de rincones con encanto. La presencia de grandes bloques de granito y el cruce de torrentes nos invita a detenernos y contemplar algunos saltos de agua. Tras cruzar un puente de troncos afrontaremos el ascenso de un segundo escalón en el que el bosque dará paso a un tramo más despejado y prácticamente horizontal que está habilitado con pasarelas de madera. El efecto de la inclinación de la ladera y el eventual encharcamiento del suelo se ven minimizados por las tablas que pisamos, las cuales nos permitirán pasar fácilmente. De nuevo en el bosque progresaremos de modo entretenido sorteando pequeños obstáculos propios del camino hasta alcanzar el primero de los estanys, el Estany Lladres, el cual contemplaremos desde lo alto. Su colmatación parcial hace que el agua se acumule al lado izquierdo según nuestro punto de observación, mirando valle arriba. Desde aquí las vistas son fabulosas, vislumbrándose por dónde continúa nuestra ruta, ahora por un tramo del valle más ancho, la cual da un gran rodeo por la misma vertiente que venimos siguiendo todo el rato.

Estamos ante el tercer escalón, probablemente el más duro de toda la jornada por lo sostenido de la pendiente, su longitud y el esfuerzo ya realizado. El camino, que ahora ya se transforma en pista por su anchura, va realizando varios zig-zag en terreno donde la sombra no abunda, por lo que si estamos ante un día despejado deberemos protegernos lo mejor posible del sol. Si estamos atentos podremos contemplar desde arriba y entre los pinos los Estanys de Trescuro, de intenso azul, los cuales parecen dos gemelos que juegan a esconderse de la inocente mirada de los caminantes en medio del bosque y las pedreras que les rodean. Un último esfuerzo nos llevará, ahora por sendero de pendiente más suave, a lo más alto del resalte. Ha costado lo suyo llegar pero finalmente estamos aquí. Las vistas valle abajo tienen un gran encanto pero el cielo empieza a anunciar riesgo de lluvias o incluso tormenta, que de ocurrir haría incumplir una vez más el buen pronóstico.

Proseguimos avanzando para en breve llegar a la orilla septentrional del Estany Tort de Peguera, el cual configura un escenario granítico de gran belleza. Al fondo, a orillas del lago, se vislumbra el Refugio de Josep María Blanc. No tardaremos mucho en llegar a él mientras pasamos junto a algunas pequeñas lagunas. La imagen que a nuestra izquierda nos acompaña de las Canals de la Font del Llop no tiene desperdicio, quedándose alojada en nuestra retina por largo rato. Vale la pena abandonar el camino principal por unos minutos y acercarse al refugio. La visión del Estany Tort de Peguera desde aquí es más impresionante si cabe, sobre todo por el tormentoso cielo que se está configurando sobre nuestras cabezas. De vuelta a la senda sólo nos quedará proseguir durante unos pocos minutos más para primero rebasar el Estany Trullo, también de estética soberbia, y llegar finalmente al gigantesco Estany Negre de Peguera, donde ya la vista se le pierde a uno. La personalidad de las crestas que le rodean quizás sea el hecho más destacado y relevante del entorno, el cual no está exento de la huella provocada por el impacto de las actividades antropogénicas. Llegados aquí es hora de descansar y reponer fuerzas en medio de un inmenso azul oscuro, el cual justifican sobradamente el nombre de este estany.

Como suele ocurrir en estos casos la hora se nos echa encima y ha llegado el momento de iniciar el camino de regreso. A falta de otras alternativas viables, la vuelta la realizamos exactamente por el mismo camino de subida. Por suerte, la meteorología nos fue favorable y, a pesar de que todo parecía indicar lo contario, ni siquiera nos llovió.

La ruta se realizó el 25 de agosto de 2.012 y se registró en un GPS Magellan Tritón 500.

Si quieres ver el reportaje fotográfico completo de la ruta puedes dirigirte a la sección FotoTrekking de mi página web www.nachomontesdeoca.com o si lo prefieres pinchar en el siguiente enlace.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta