Tiempo  6 horas 44 minutos

Coordenadas 1122

Fecha de subida 18 de octubre de 2015

Fecha de realización octubre 2015

-
-
1.375 m
862 m
0
4,5
9,1
18,14 km

Vista 1688 veces, descargada 87 veces

cerca de Fanlo del Valle de Vío, Aragón (España)

Fanlo, perteneció a Beltrán de Anonés por donación de Jaime I el Conquistador de Aragón en 1250. Su importacia ganadera tenía sus sutentación en los pastos de Góriz y Sierra Custodia.

En Fanlo también podemos encontrar dos ejemplos de Casas Torreadas del Alto Aragón: Casa del Señor de Fanlo y Casa Ruba, ambas son Monumento declarado Bien de Interés Cultural.

El terreno está constituido por pizarras y esquistos del Paleozoico y suelos de tierra parda-húmeda. Predomina el clima alpino. La vegetación consiste fundamentalmente en bosques de pinos, robles, hayas y abetos.

En la carretera que une Fanlo con Sarvisé se encuentra el bosque de la Pardina del Señor, que es, en opinión de muchos, el bosque más espectacular de toda Europa en otoño. Tiene una mezcla de abetos, hayas, arces, álamos temblones, avellanos, serbales de cazadores, fresnos, cerezos, pinos silvestres, abedules, bojes, quejigos... en una combinación perfecta que hace que las montañas parezcan un cuadro puntillista.

Buesa, se encuentra en una pequeña cornisa en la falda de la Punta Plana de Guliana (1892 m) y del Tozal del Bun (1550 m), con abundantes vistas sobre los llanos de Plandeluviar.

El núcleo de Buesa se encuentra sobre la boca del valle del Chate, en las faldas de la Sierra Trallata, en la orilla oriental del Ara.

Ha sido tradicionalmente un núcleo ganadero, con numerosos prados y sitios en los que todavía hoy es posible observar vacas paciendo en libertad.


Sarvisé, el pueblo se encuentra en el Valle de Broto, está rodeado por montañas, mientras que en sus cercanías se encuentran los Llanos de Planduviar, cuya principal activada tradicional fue el cultivo y la cría de ganado vacuno.

Aparece mencionado por primera vez en el año 1050, con el nombre de Sarbisse.

Fue sede del Marqués de Sarvisé, que tenía allí un torreón defensivo provisto de aspilleras, del que sólo quedan los muros. El último marqués fue Joan Abarca (con fecha no identificada pero su padre, Martín Abarca, era Señor de Sarbisse en 1596), que vendió Sarbisse a las gentes del lugar por una cantidad de 15.000 jornales. Para poder pagar esta cantidad los lugareños solicitan diversos préstamos, a veces a los vicarios de las parroquias vecinas.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta