Tiempo en movimiento  una hora 53 minutos

Tiempo  3 horas

Coordenadas 1566

Fecha de subida 26 de abril de 2018

Fecha de realización abril 2018

-
-
137 m
19 m
0
2,3
4,6
9,18 km

Vista 205 veces, descargada 7 veces

cerca de Tombo, Galicia (España)

Se trata de una ruta circular, de dificultad media, cuyo inicio y final se hayan en Bora (Pontevedra). Su longitud es de 9,18km, y su duración puede variar desde las 3 horas hasta las 4 horas y media.
El inicio de la ruta está bastante escondido y solo lo encontraremos si nos fijamos bien en el cartel informativo de la foto ya que a su izquierda descubriremos un paseo cubierto de una gran vegetación que marcará el comienzo. Nada más avanzar unos metros nos damos cuenta de lo poco cuidado que está el camino ya que se hace bastante difícil atravesarlo debido a troncos en medio del camino, rocas, camino escondido, etc.
Esta gran dificultad para atravesar vegetación la encontramos desde el inicio hasta el paso de piedras sobre el río, sitio en el cual nos toparemos con el siguiente problema. Por culpa de la meteorología, 3 rocas del paso se las ha llevado el agua y para cruzar el río tocará mojarse hasta las rodillas para poder alcanzar la siguiente roca.
Una vez superado llegaremos al tramo urbano, ese que discurre por carretera y entre las casas. Es el tramo mas fácil debido al terreno por el que se camina aunque sus cuestas no deberán engañarnos. En este tramo encontraremos numerosos puntos de interés como son el horreo, la fuente o el molino viejo.
Una vez superado este tramo volvemos a meternos en un medio más natural. El camino ahora se ve mucho mejor y discurre entre las montañas con un camino ancho y unas vistas panorámicas espectaculares. Una vez aquí ya hemos llegado a la parte más alta de la ruta y solo quedará descender por lo que nos encontramos un descenso muy vertigal que se hace más llevadero gracias a unas cuerdas que hay en forma de pasamanos.
Es aqui abajo donde llegamos a la gran fervenza, con sus pozas, cataratas y saltos de agua, un sitio idóneo para tomarse un respiro y bañarse en verano.
A partir de aqui solo habrá que continuar el sendero hasta volver a toparse con el paso de piedras sobre el río y volver al punto de inicio.
Esta ruta se encuentra actualmente mal señalizada, lo que da lugar, en numerosas ocasiones, a confusión respecto a la dirección que se debe seguir. Una de las cosas que nos hemos dado cuenta es que debido a la mala señalización, la gente que la ha realizado anteriormente señalizó el camino con un punto rojo en numerosas rocas por lo que si veis un punto rojo ya sabréis el camino a seguir.
Otra de los puntos negativos a destacar, a parte de la mala señalización, es el estado de la ruta. Se encuentra en unas condiciones pésimas, dando en numerosas ocasiones problemas para continuarla ya que no es raro encontrarnos con saltos sobre rocas para sortear el agua, zonas de barro resbaladizo, numerosas zarzas que invaden el camino, etc.
La ruta en si es muy bonita y posee unas vistas preciosas, el río describe tanto cascadas como zonas tranquilas que incitan a darse un baño. La accesibilidad no es muy buena (imposible en bici) pero si vas con buenas botas y pantalón largo no tendrás problema. Lo peor sin duda será la señalización, el saber por que camino continuar. Tanto es así que en numerosas ocasiones habrá que desviarse del camino para llegar a ciertos puntos de interés y luego volver atrás para continuar la ruta.
El aspecto más positivo de la ruta quizás sea el gran numero de puntos de interés que posee.


Tratase dunha ruta circular, de dificultade media, cuxo inicio e final atópase en Bora (Pontevedra). A sus lonxitude e de 9,18km, e a sus duración pode variar entre as 3 horas e as 4 horas e media.
O inicio da ruta está bastante escondido e so o atoparemos e nos fixamos ben no cartel informativoda foto xa que a sua esquerda descubriremos un camiño cuberto dunha gran vexetación que marcará o comezo. Nada mais avanzar unhs metros damonos de conta Do pouco coidado que está o camiño xa que se fai bastante difícil atravesalo debido aos troncos no medio do camiño, rocas, camiños escondidos, etc.
Esta gran dificultade para atravesar vexetación atopámola dende o inicio ata o paso de pedras sobre o rio, lugar onde nos atoparemos co seguinte problema. Por mor da meteoroloxía, 3 rocas do paso levounas o auga e para cruzar o rio tocará mollarse ata os xeonllos para poder alcanzar a seguinte roca.
Unha vez superado chegaremos ao tramo urbano, ese que discorre por carreteira entre as casas. É o mas sinxelo debido ao terreo polo que se camiña inda que a súas costas nos deberán de enganarnos. Neste tramo atoparemos numerosos puntos de interese como son o hórreo, a fonde ou o muiño vello. Unha vez superado esta tramo volveremos a meternos no medio mais natural. O camiño veise agora moito mellor e vai entre as montañas con un camiño ancho e unhas vistas panorámicas espectaculares. Unha vez aquí xa estaremos na parte mais alta da ruta e so quedará descender polo que nos atoparemos cun descenso moi vertical que se fai mais sinxelo gracias a unhas cordas que hay en forma de pasamáns.
É aquí abaixo onde chegamos a gran fervenza, coas súas pozas, cataratas e saltos de auga, un sitio idóneo para tomar un respiro e bañarse en verán.
A partir de aquí so haberá que continuar o sendeiro ata volver a atoparse co paso de pedras sobre o rio e volver ao punto de inicio.
Esta ruta atopase actualmente mal sinalizada, o que da lugar, en numerosas ocasiones, a confusións respecto a dirección que se debe de seguir. Unha das cousas que nos demos de conta e que debido mala sinalización, a xente que a realizou anteriormente sinalizou o camiño un punto vermello en numerosas rocas, polo que se vedes un punto vermello xa saberedes o camiño a seguir.
Outro dos puntos negativos a destacar, a mais da mala sinalización, é o estado da ruta. Atópase en condicións pésimas, dando en numerosas ocasiones problemas para continuala, xa que non é raro atoparnos con saltos sobre rocas para sortear o auga, zonas de lodo resbaladizo, numerosas zarzas que invaden o camiño, etc.
A ruta en si é moi bonita e ten unhas vistas preciosas, o rio describe tanto cascadas como zonas tranquilas que incitan a darse un baño. A accesibilidade no é moi boa (imposible en bici) pero se vas con boas botas e pantalón largo non terás problema. O peor sen dubida será a sinalización, o saber por que camiño continuar. Tanto é así que en numerosas ocasiones haberá que desviarse do camiño para chegar a certos puntos de interese e logo volver atrás para continuar coa ruta.
O aspecto mais positivo da ruta quizás sexa o gran número de puntos de interese que ten.

Análisis interno:
- Martín López Núñez
Edad: 22 años
Estatura: 180cm
Peso: 72 Kg
IMC: 22,2
Distancia total de la ruta: 9180m
Kcalorias totales: 1822 Kcal
Fc media: 90 ppm
Fc máxima: 134 ppm
Desnivel acumulado subiendo: 177m
Desnivel acumulado bajando: 177m
Valoración escala de Borg: 5

- Irene López Fresneda:
Edad: 24 años
Estatura: 160cm
Peso: 60 Kg
IMC: 23,4
Distancia total de la ruta: 9180m
Kcalorias totales: 1932 Kcal
Fc media: 97 ppm
Fc máxima: 152 ppm
Desnivel acumulado subiendo: 177m
Desnivel acumulado bajando: 177m
Valoración escala de Borg: 6

Análisis mide:
Horario: 3h
Desnivel de subida: 177m
Desnivel de bajada: 177m
Distancia horizontal: 9,2km
Tipo de recorrido: Circular
Severidad del medio natural: 4
Orientación en el itinerario: 2
Dificultad en el desplazamiento: 3
Cantidad de esfuerzo necesario: 2
Al inicio de la ruta podemos encontrarnos un cartel bastante deteriorado con información sobre toda la ruta, sus puntos de interés y sus señalizaciones
Poco después de comenzar la ruta os podréis encontrar con un puente con carretera sobre él. Es bastante nuevo y no tiene mucha relevancia en la ruta pero cuando estéis de vuelta, al verlo, sabréis que vais en la dirección correcta y que la ruta está a punto de acabar.
A medida que continuas con la ruta verás que el agua del río pasa de estar en calma y con una profundidad considerable a toparse con muchas rocas que impedirías por ejemplo su paso con piragua.
Resulta impactante ver este árbol caído que crea un puente perfecto entre un lado y el otro del río. En las fotos es difícil apreciarlo ya que había muchos arbustos por el medio que impedía su buena visibilidad.
En medio del rio se encuentra una isla natural de hierva que crea numerosos saltos de agua y cascadas. Tiene accesibilidad y es un buen lugar para bañarse.
Hay que tener especial cuidado con este salto ya que se encuentra en medio de la ruta y no tiene otro desvío más que pasar por encima de él. Se trata de un pequeño río que desemboca en el río de la ruta con piedras y mucha vegetación.
A lo largo de toda la ruta nos podemos encontrar con numerosas fervenzas y saltos de agua como este.
Llegados a este punto nos encontramos con un antiguo molino abandonado que se ha ido desgastando con los años y ha quedado tal y como lo veis. Cerca de él corre el río y por ello hay mucho barro al su alrededor.
Se trata de un paso que deberemos cruzar para continuar la ruda. Antiguamente tenia unas piedras sobre el nivel del río para poder cruzarlo pero ahora falta 2 o 3 piedras y en ese punto tendréis que mojaros los pies si queréis continuar.
Si os desviais un poco del camino hacia la derecha os encontrareis con una pequeña cascada pero muy bonita que sigue el curso del río terminando este en el propio río grande de la ruta.
En cuento la ruta se mete por las poblaciones podemos encontrarnos con este bonito hórreo a un lado de la carretera. Para quien no los conozca puede resultar muy interesante sobre todo por su gran tamaño.
Una vez sales del sendero y vuelves a la carretera te encuentras con una señalización donde te marca ciertos puntos de interés y otro panel con todo sobre la ruta completa.
Nos encontramos también con esta pequeña fervenza de agua que debemos cruzar con cuidado de no revelar para poder continuar con la ruta.
Si continuas la carretera llegarás a un punto en el que te encontrarás la fuente al lado derecho y un molino al lado izquierdo. Puedes aprovechar para tomarte un respiro y beber un poco de agua.
Al lado izquierdo de la fuente puede ver un molino que aun posee todas sus paredes y al que puedes acceder aunque deberás tener cuidado con la vegetación.
En lo mas alto de la ruta podemos apreciar estas maravillosas vistas panorámicas de todo el monte donde no se verás más que vegetación y no se escuchará más que a los pájaros cantar.
En cuanto comenzamos a bajar nos encontramos con un camino señalizado que nos lleva a esta gran fervenza con cascadas, pocas y saltos de agua.
Como último punto de interés tenemos este molino en perfectas condiciones, con un cartel informativo que explica la historia de este mismo. No se puede acceder a él pero sus condiciones lo hacen de lo más atractivo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta