Tiempo en movimiento  2 horas 17 minutos

Tiempo  3 horas 13 minutos

Coordenadas 1724

Fecha de subida 30 de abril de 2019

Fecha de realización abril 2019

-
-
475 m
4 m
0
2,5
5,0
9,93 km

Vista 43 veces, descargada 2 veces

cerca de Rosadelas, Galicia (España)

Descripción de la ruta

La ruta subida al Castillo de Vitres pertenece a Boiro, en la provincia de la Coruña. Esta ruta empieza en Brazos para terminar en lo alto del monte Vitrés, dónde estaba una de las numerosas torres fuertes que hubo a lo largo de nuestra historia y de la cual sólo quedan algunos restos visibles en la cúspide. No es el interés histórico lo que nos lleva allí puesto que los restos son escasos, lo que realmente motiva a realizar esta ruta es el paisaje que disfrutas desde ahí arriba junto con las cascadas que te encuentras mientras realizas la subida. Una vez estás arriba consigues ver una imagen de la ría de Arosa que deja a mucha gente con la boca abierta.

La ruta comienza con un camino de piedras que atraviesan el río Coroño para seguir por un sendero hasta Runs. Una vez ahí cogemos un desvío por un camino pedregoso y con bastante pendiente que nos llevará al siguiente desvío. En él seguimos ascendiendo con unas impresionantes vistas de unas cascadas y de los molinos de agua utilizados años atrás para moler el grano. En este camino nos encontramos con diferentes obstáculos de piedra en los cuales se requiere un nivel de forma física aceptable para poder subirlos. Terminado este trayecto llegamos a la carretera de las Escobias en la cual después de avanzar 500 metros cogemos un desvío a la izquierda por el monte. Este consta con partes de prado, caminos atravesando riachuelos y subidas complicadas debido al follaje caído de los árboles que puede ser un obstáculo a la hora de avanzar.

Terminada esta ascensión llegamos a Mosquete y nos encontramos con la calzada del Castillo de Vitres, en el cual el camino de acceso es un carrero por donde los días de lluvia baja el agua, por lo que algunas zonas son resbaladizas, en otros tramos nos encontramos con una calzada de piedra que nos muestra las marcas de los carros tirados por animales que por ahí bajaban transportando diversos materiales.

Para subir a la cúspide no hay un camino disponible, hay que ir avanzando entre las piedras y los matorrales para llegar al punto más alto, una subida complicada para gente que se encuentra fuera de forma debido a las piedras sueltas, la elevada pendiente y lo complicado del terreno pero que una vez realizada las vistas son tan maravillosas que te vas con la sensación de que ese esfuerzo valió la pena.

Una vez buscamos iniciar el descenso nos encontramos con un tramo de difícil acceso debido a los matorrales y las piedras sueltas que pueden provocar caídas. Pasados 400 metros aproximadamente, encontramos ya un camino no menos complicado ya que seguimos encontrando piedras sueltas y trozos de ramas y árboles por el medio que pueden dificultar nuestro paso si no vamos con la atención suficiente.
Este camino posteriormente se convierte en un sendero de hierba de fácil acceso y que se encuentra muy bien diferenciado del resto de la naturaleza. En él nos encontramos con pequeños riachuelos que tenemos que cruzar pero que no suponen ningún tipo de reto ya que con pequeños saltos logramos evitarlos. Esta bajada nos lleva de vuelta a Mosquete, al inicio de la calzada del Castillo de Vitres en dónde a partir de ahí, para volver al punto de partida simplemente tenemos que seguir el camino utilizado para subir pero en sentido contrario.

Añadir que a pesar de que la subida puede parecer complicada debida al gran número de rocas encontradas en el camino, tiene mayor dificultad el descenso, ya que siempre se pueden producir resbalones con rocas sueltas o el follaje al intentar frenar para reducir la velocidad. Por eso recomendamos que las personas que realicen esta ruta estén en buena forma física además de estar acostumbrados a caminar por el monte y contar con el calzado adecuado para evitar cualquier tipo de lesión provocada por una caída.

Análisis interno

Ruta realizada caminando

Alejandro Tubío Pérez
Edad: 23 años
Sexo: Varón
Talla: 170 cm
Peso: 72 Kg
IMC: 24,9
Distancia total de la ruta: 9,71 Km
Duración: 3 horas y 11 minutos
Kcal consumidas: 1232 Kcal
FC Media: 109 ppm
FC Máxima: 162 ppm
Desnivel acumulado subiendo: 515 metros
Desnivel acumulado bajando: 525 metros
Escala de Borg: 7

Eduardo Solano Cristóbal
Edad: 22 años
Sexo: Hombre
Talla: 183 cm
Peso: 71 Kg
IMC: 21.1
Distancia total de la ruta: 9.76 Km
Duración: 3 horas y 19 minutos
Kcal consumidas: 1183 Kcal
FC Media: 105 ppm
FC Máxima: 163 ppm
Desnivel acumulado subiendo: 465 metros
Desnivel acumulado bajando: 475 metros
Escala de Borg: 6.5

Análisis MIDE

Horario: 3 h y 30 min
Desnivel de subida: 470 metros
Desnivel de bajada: 470 metros
Distancia horizontal: 9.9 Km
Tipo de recorrido: Circular
Severidad del medio natural: 3
Orientación en el itinerario: 3
Dificultad en el desplazamiento: 2
Cantidad de esfuerzo necesario: 3

Otros datos de interés

Esta ruta no está recomendada para realizarse en bicicleta, excepto en personas con un gran nivel técnico y excepcional condición física. La señalización no existe prácticamente, por lo cual es necesario un gran nivel de atención para continuar por los caminos correctos.

Ruta realizada por: Eduardo Solano Cristóbal, Alejandro Tubío Pérez y Iván Vázquez Darriba

Descrición da ruta:

A ruta subida ao Castelo de Vitres pertence a Boiro, na provincia da Coruña. Esta ruta comeza en Brazos para rematar no alto do monte Vitres, onde estaba una das numerosas torres fortes que houbo ao largo da nosa historia e da cal só quedan alguns restos visibles na cúspide. Non é o interés histórico o que nos leva alí posto que os restos desta son escasos, o que realmente motiva a realizar esta ruta é a paisaxe que disfrutas desde ahí arriba xunto cas cascadas que encontras mentres realizas a subida. Unha vez estás arriba consegues ver una imaxe da ría de Arousa que deixa a moita xente coa boca aberta.

A ruta comeza con un camiño de pedra que cruza o río Coroño para seguir por un camiño ata Runs. Unha vez ahí collemos un desvío por un camiño pedregoso e con bastante pendente que nos levará ao seguinte desvío. En el seguimos ascendendo con unhas impresionantes vistas dunhas cascadas e dos muíños de auga utilizados años atrás moer o gran. Neste camiño encontrámonos con diferentes obstáculos de pedra nos cales se require un nivel de forma física aceptable para poder subilos. Terminado este tramo chegamos á carreteira das Escobias na cal despois de avanzar 500m collemos un desvío á esquerda polo monte. Este consta con partes de prado, camiños atravesando riachuelos e subidas complicadas debido ao follaxe caido das árbores que poden ser un obstáculo á hora de avanzar.

Terminada esta ascensión chegamos a mosquete e nos encontramos coa calzada ao Castelo de Vitres, no cal o camiño de acceso é un carreiro por onde os días de chuvia baixa a auga polo que por algunhas zonas está esvaradiza, en outros tramos encontrámonos cunha calzada de pedra que nos mostra as marcas dos carros tirados por animais que por alí baixaban transportando diversos materiais.

Para subir á cúspide non hai un camiño dispoñible, hai que ir avanzando entre as pedras e os matorrais para chegar ao punto máis alto, unha subida complicada para xente que se encontre fora de forma debido ás pedras soltas, á elevada pendente e o complicado do terreo pero que unha vez realizado, as vistas son tan marabillosas que vaste coa sensación de que o esforzo valeu a pena.

Unha vez buscamos iniciar o descenso encontramonos con un tramo de difícil acceso debido aos matorrais e as pedras soltas que poden provocar caídas. Pasados 400m aproximadamente, atopamos xa un camiño non por menos complicado xa que seguimos encontrando pedras soltas e cachos de ramas e árbores polo medio que poden dificultar o noso paso si non vamos coa atención suficiente.

Este camiño posteriormente convertese nun sendeiro de herba de fácil acceso e que se encontra moi ben diferenciado do resto da natureza. En el encontramonos con pequenos regatos que temos que cruzar pero que non supoñen ningún tipo de reto xa que con un pequeno salto logramos evitalo. Esta baixada lévanos de volta a Mosquete, ao inicia da calzada do Castelo de Vitres en dónde a partir de alí, para volver ao punto de partida simplemente temos que seguir o camiño utilizado para subir pero en sentido contrario.

Engadir que a pesar de que a subida pode parecer complicada debida ao gran número de pedras encontradas no camiño, ten maior dificultade o descenso, xa que sempre se poden producir esvaros con pedriñas soltas ou o follaxe ao intentar frear para reducir la velocidade. Por eso recomendamos que as persoas que realicen esta ruta estén en boa forma física ademais de estar afeitos a camiñar polo monte e contar con un calzado adecuado para evitar calquera tipo de lesión provocada por unha caída.

Análise interno

Ruta realizada camiñando

Alejandro Tubío Pérez
Idade: 23 años
Sexo: Varón
Talla: 170 cm
Peso: 72 Kg
IMC: 24,9
Distancia total da ruta: 9,71 Km
Duración: 3 horas y 11 minutos
Kcal consumidas: 1232 Kcal
FC Media: 109 ppm
FC Máxima: 162 ppm
Desnivel acumulado subindo: 515 metros
Desnivel acumulado baixando: 525 metros
Escala de Borg: 7

Eduardo Solano Cristóbal
Idade: 22 años
Sexo: Hombre
Talla: 183 cm
Peso: 71 Kg
IMC: 21.1
Distancia total da ruta: 9.76 Km
Duración: 3 horas y 19 minutos
Kcal consumidas: 1183 Kcal
FC Media: 105 ppm
FC Máxima: 163 ppm
Desnivel acumulado subindo: 465 metros
Desnivel acumulado baixando: 475 metros
Escala de Borg: 6.5

Análise MIDE

Horario: 3 horas y 30 minutos
Desnivel de subida: 470 metros
Desnivel de baixada: 470 metros
Distancia horizontal: 9.9 Km
Tipo de recorrido: Circular
Severidade do medio natural: 3
Orientación no itinerario: 3
Dificultade no desprazamento: 2
Cantidade de esforzo necesario: 3

Outros datos de interese:

Esta ruta non está recomendada para realizarse en bicicleta, excepto en persoas cun gran nivel técnico e excepcional condición física. A sinalización non existe practicamente, polo cal é necesario un gran nivel de atención para continuar polos camiños correctos

Ruta realizada por: Eduardo Solano Cristóbal, Alejandro Tubío Pérez e Iván Vázquez Darriba
En este punto comienza y finaliza la ruta. De forma clara observamos el inicio del sendero hacia una zona con árboles y vegetación. Existe un espacio habilitado donde incluso podemos aparcar nuestro vehículo, lo cual nos permite llegar hasta este punto de inicio de forma sencilla.

Neste punto comeza e finaliza a ruta. De forma clara observamos o inicio do camiño hacia unha zona con árbores e vexetación. Existe un espazo habilitado onde incluso podemos apracar o noso coche, o cal nos permite chegar ata este punto de inicio de forma sinxela.

Nada más comenzar la ruta encontramos este cruceiro, situado a la izquierda de un sendero asfaltado y regular.

Nada más comezar a ruta atopamos este cruceiro, situado á esquerda dun camiño asfaltado e regular.

Realizamos un giro a la izquierda, donde debemos estar atentos ya que no es muy visible. El giro esta ubicado justo antes de cruzar un pequeño puente con una valla, lo cual nos da una referencia clara. Continuamos la marcha por un sendero estrecho, introduciéndonos en pleno bosque.

Realizamos un xiro á esquerda, onde debemos estar atentos xa que non é muy visible. O xiro está ubicado xusto antes de cruzar unha pequena ponte con unha valla, a cal nos da unha referencia clara. Continuamos a marcha por un sendero estreito, introducíndonos no bosque de cheo.

Al finalizar el sendero en el interior del bosque, realizamos un giro a la derecha hacia un camino asfaltado y ancho. Este giro es sencillo y visible, por lo cual la única premisa importante es realizarlo en la dirección correcta.

Ao finalizar o sendero no interior do bosque, realizamos un xiro á dereita hacia un camino asfaltado y ancho. Este xiro é sinxelo e visble, polo cal a única premisa importante é realizalo na dirección correcta.

En la parte izquierda de la ruta encontramos esta ruina arqueológica un muiño en buen estado de conservación rodeado por abundante maleza. Este punto de interés reconocible es una gran referencia para indicar el óptimo seguimiento de la ruta.

Na parte esquerda da ruta atopamos esta ruína arqueolóxica, un muíño en bo estado de conservación rodeado por abundante maleza. Este punto de interés reconocible é unha gran referencia para indicar o óptimo seguimento da ruta.

Dentro del mismo sendero, observamos esta bonita cascada también en la parte izquierda del recorrido. Es una de las mejores razones para realizar esta ruta, aportando belleza a un paisaje natural y colorido con abundante flora.

Dentro do mismo sendero, observamos está bonita fervenza tamén na parte esquerda do recorrido. É unha das mellores razóns para realizar esta ruta, aportando beleza a unha paisaxe natural e colorido con abundante flora.

Posteriormente finalizamos el anterior sendero para continuar la ruta por un camino ancho y asfaltado realizando un giro hacia la derecha. Como en un punto anterior, el giro es visible y fácil de reconocer, existiendo dos muros de piedra como referencia en la parte izquierda del giro. También encontramos un panel informativo justo antes de efectuar el giro.

Posteriormente finalizamos o anterior sendero para continuar a ruta por un camiño ancho e asfaltado realizando un xiro cara a dereita. Como nun punto anterior, o xiro é visible e fácil de recoñecer, existindo sois muros de pedra como referencia na parte esquerda. Tamén atopamos un panel informativo custo antes de efectuar o xiro.

Después de avanzar por el camino asfaltado durante unos minutos, realizamos un giro hacia la izquierda continuando la senda por otro camino estrecho avanzando de nuevo dentro del propio bosque.

Despois de avanzar polo camiño asfaltado durante uns minutos, realizamos un xiro cara a esquerda continuando a senda por otro camiño estreito avanzando de novo dentro do propio bosque

En el interior del bosque encontramos este riachuelo en el lado izquierdo del camino, rodeado de abundante flora y maleza.

No interior do bosque atopamos este regato na esquerda do camiño, rodeado de flora e maleza

En este punto de la marcha efectuamos un giro hacia la izquierda continuando la ruta por otro sendero amplio de asfalto durante unos metros. Este giro posee buena visibilidad y es claro.

Neste punto da marcha efectuamos un xiro cara a esquerda continuando a ruta por otro sendero amplio asfaltado durante uns metros. Este xiro posee boa visibilidad e él claro.

Realizamos un giro a la derecha para comenzar el sendero del castillo de vitrés, antigua calzada romana. El sendero es estrecho y podemos observar las marcas de los antiguos carros romanos en la superficie. Este punto está ubicado en Mosquete.

Realizamos un xiro á dereita para comezar o camiño do castelo de Vitres, antiga calzada romana. O sendero é estreito e podemos observar as marcas dos antigos carros romanos na superficie. Este punto está ubicado en Mosquete.

Tras otros diez minutos de marcha realizamos un giro hacia un sendero situado en el lado derecho, estrecho, pedregoso y cuyo firme es irregular.

Tras otros diez minutos de marcha realizamos un xiro cara un sendero situado na dereita, estreito, empedrado co firme irregular.

Mediante el anterior sendero iniciado en el cruce del anterior punto de interés, llegamos a este punto de mayor altura donde observamos estas bellas vistas de la ría de Arosa. Esta panorámica es una de las principales razones para realizar esta ruta.

Mediante o anterior sendero iniciado no cruce do anterior punto de interese, chegamos a este punto de maior altura onde observamos estas bellas vistas da ría do Arousa. Esta panorámica é unha das principales razóns para realizar esta ruta.

Este punto es el de mayor altitud de toda la ruta, estamos a 470 metros por encima del nivel del mar. Para llegar hasta este emplazamiento debemos recorrer una zona de mayor pendiente y subir varias rocas de gran tamaño, lo cual tiene cierta dificultad.

Este punto é o de maior altura de toda a ruta, estabamos a 470 metros por riba do nivel do mar. Para chegar ata este lugar debemos recorrer unha zona de maior pendente e subir varias rocas de grandes dimensións, o cal ten certa dificultade.

Durante la zona de bajada, también de cierta dificultad por su terreno en pendiente descendente, encontramos un riachuelo en una zona llana y amplia. A su alrededor observamos arbustos y maleza.

Durante a baixada, que tamén ten certa dificultade polo seu terreo en pendente, atopamos un riachuelo nunha zona cha e amplia. Ao seu redor atopamos arbustos e maleza.

Observamos esta pequeña acumulación de agua o poza en la zona interior del bosque, después de una zona de cierta peligrosidad, ya que durante la marcha existen abundantes rocas de pequeño tamaño las cuales al pisarlas pueden desplazarse. Además en ciertos tramos el piso es resbaladizo debido a la humedad.

Observamos esta pequeña acumulación de auga na zona interior do monte, despois dunha zona de certa peligrosidade, xa que durante a marcha existen abundantes rocas de pequeno tamaño, as cales son inestables. Ademais en certos tramos, o chan é esbaradizo debido á humidade.

Realizamos un giro hacia la izquierda para comenzar el sendero, el cual en la fase de ida hemos atravesado pero en la dirección opuesta.

Realizamos un xiro cara á esquerda para comezar o sendero, no cal na fase de ida atravesamos pero na dirección contraria.

En el lado derecho del sendero encontramos un molino en un estado de conservación deficiente. Este es un gran punto de referencia para el practicante, conociendo si está efectuando correctamente el tramo. El camino actual es estrecho pero uniforme.

No lado dereito do sendero atopamos un muiño nun estado de conservación deficiente. Este é un gran punto de referencia para o practicante, conociendo se está no camiño correcto. Este paso é estreito pero uniforme.

En el último tramo del recorrido finalizamos un sendero asfaltado y amplio para efectuar un giro hacia la izquierda, comenzando un breve paso por un terreno irregular con abundante maleza.

En este ultimo tramo do recorrido finaliza nun sendero asfaltado e amplio para efectuar un xiro cara a esquerda, comenzando un breve paso por un terreo irregular con abundante maleza.

En el tramo final de la ruta encontramos uno de los puntos característicos de la misma, el paso sobre el río Corono mediante una serie de piedras. Debemos tener cuidado a la hora de pisar en ellas, ya que con el curso del río podrían mojarse y provocar un caída.

No tramo final da ruta atopamos un dos puntos mais característicos da misma, o paso sobre o río Coroño mediante unha serie de pedras. Debemos ter coidado á hora de pisar nelas, xa que co curso do río poderian mollarse e provocar unha caída.

Especificación de los parámetros establecidos en el análisis de la carga interna

Especificación dos parámetros establecidos no análise da carga interna.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta