alvarho
88 9 6
  • Foto de Ferreira - Mina Carmina - Ferreira
  • Foto de Ferreira - Mina Carmina - Ferreira
  • Foto de Mina Carmina
  • Foto de Mina Carmina

Coordenadas 126

Fecha de subida 17 de julio de 2011

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
650 m
396 m
0
1,2
2,3
4,61 km

Vista 3158 veces, descargada 59 veces

cerca de Ferreira, Asturias (España)

La mina localizada en el ayuntamiento de San Martín de Oscos y explotada durante los años 1950 -1962 se encuentra situada en un entorno de difícil acceso, donde los aportes iniciales y evacuación del mineral solamente se podían realizar por arrastre sobre tableros de madera o con caballerizas.

Los primeros kilogramos de mineral salieron a lomos de un único mulo capaz de dar cuatro viajes diarios desde la mina hasta la zona del cargue, donde hoy se inicia el sendero peatonal próximo a Villarín de Transmonte.

En los primeros tiempos de la explotación, se arrancaba el mineral con piquetas o barras y se desmenuzaba con mazas, de una forma totalmente arcaica y rudimentaria.

A finales del año 1951 la llegada de electricidad por cable desde Ferreira, permitió la utilización de equipos de barrenar neumáticos, gracias a un compresor que aun permanece en la mina, así mismo, nuevas instalaciones mejoraron la tecnología para el tratamiento primario del mineral y el transporte se comenzó a realizar por medio de un cable de calderos que subia el material hasa el punto de cargue.

Blenda y Galena, principalmente esta segunda eran los minerales explotados.

Tras un tratamiento a base de: machaqueo, molienda y decantación en bandeja flotante, el mineral con bastante pureza era evacuado por medio de un cabrestante de calderos hasta una zona accesible y de ahí se transportaba a la planta de fundición o al puerto de Ribadeo con camiones.

Veintiséis trabajadores que atendían la explotación y la planta de tratamiento dieron vida a esta mina hasta su cierre, a principios de los sesenta.

Un cúmulo de circunstancias fueron la causa del final:
- Altísimo grado de toxicidad de la explotación
- Problemas en la fundición del mineral para la obtención del plomo
- Baja productividad de la mina, unas 80 tm/semana
- Perdida progresiva de interés por la utilización del plomo en la industria y la construcción.

Primero vislumbramos una escombrera, que partida en dos por un arroyo, nos habla de dos épocas diferentes de explotación; luego, una edificación de piedra a la derecha de los que fue forja y cuadra. A la izquierda, y también de piedra, la tolva donde se basculaban los vagones con la producción. De frente, y situada a un nivel más bajo, vemos la caseta que alberga al antiguo transformador.

Si miramos hacia abajo, observaremos restos de las cimentaciones que sostenían los equipos para el tratamiento de la Galena, el principal mineral que se explotó en esta mina, las fosas decantadoras y restos del cable de calderos que servía para evacuar el mineral ya tratado.

Pero lo más interesante de esta visita lo encontraremos en el interior de la mina. La iluminación artificial nos permitirá dar un paseo por la galería principal, podremos ver rampas de arrastre, compuertas, un cabrestante de tiro, mineral en el propio yacimiento y más.

Aunque la galería principal de la mina Carmina está acondicionada para ser recorrida interiormente y dispone de un sistema de iluminación que facilita el recorrido, por seguridad se aconseja acceder a su interior con linterna.

Texto extraído de un panel informativo situado en la entrada de la mina y de la web del ayuntamiento de San Martín de Oscos (Asturias), www.sanmartindeoscos.es
Senderismo

Mina Carmina

La mina localizada en el ayuntamiento de San Martín de Oscos y explotada durante los años 1950 -1962 se encuentra situada en un entorno de difícil acceso, donde los aportes iniciales y evacuación del mineral solamente se podían realizar por arrastre sobre tableros de madera o con caballerizas. Los primeros kilogramos de mineral salieron a lomos de un único mulo capaz de dar cuatro viajes diarios desde la mina hasta la zona del cargue, donde hoy se inicia el sendero peatonal próximo a Villarín de Transmonte. En los primeros tiempos de la explotación, se arrancaba el mineral con piquetas o barras y se desmenuzaba con mazas, de una forma totalmente arcaica y rudimentaria. A finales del año 1951 la llegada de electricidad por cable desde Ferreira, permitió la utilización de equipos de barrenar neumáticos, gracias a un compresor que aun permanece en la mina, así mismo, nuevas instalaciones mejoraron la tecnología para el tratamiento primario del mineral y el transporte se comenzó a realizar por medio de un cable de calderos que subia el material hasa el punto de cargue. Blenda y Galena, principalmente esta segunda eran los minerales explotados. Tras un tratamiento a base de: machaqueo, molienda y decantación en bandeja flotante, el mineral con bastante pureza era evacuado por medio de un cabrestante de calderos hasta una zona accesible y de ahí se transportaba a la planta de fundición o al puerto de Ribadeo con camiones. Veintiséis trabajadores que atendían la explotación y la planta de tratamiento dieron vida a esta mina hasta su cierre, a principios de los sesenta. Un cúmulo de circunstancias fueron la causa del final: - Altísimo grado de toxicidad de la explotación - Problemas en la fundición del mineral para la obtención del plomo - Baja productividad de la mina, unas 80 tm/semana - Perdida progresiva de interés por la utilización del plomo en la industria y la construcción. Primero vislumbramos una escombrera, que partida en dos por un arroyo, nos habla de dos épocas diferentes de explotación; luego, una edificación de piedra a la derecha de los que fue forja y cuadra. A la izquierda, y también de piedra, la tolva donde se basculaban los vagones con la producción. De frente, y situada a un nivel más bajo, vemos la caseta que alberga al antiguo transformador. Si miramos hacia abajo, observaremos restos de las cimentaciones que sostenían los equipos para el tratamiento de la Galena, el principal mineral que se explotó en esta mina, las fosas decantadoras y restos del cable de calderos que servía para evacuar el mineral ya tratado. Pero lo más interesante de esta visita lo encontraremos en el interior de la mina. La iluminación artificial nos permitirá dar un paseo por la galería principal, podremos ver rampas de arrastre, compuertas, un cabrestante de tiro, mineral en el propio yacimiento y más. Aunque la galería principal de la mina Carmina está acondicionada para ser recorrida interiormente y dispone de un sistema de iluminación que facilita el recorrido, por seguridad se aconseja acceder a su interior con linterna. Texto extraído de un panel informativo situado en la entrada de la mina y de la web del ayuntamiento de San Martín de Oscos (Asturias), www.sanmartindeoscos.es

1 comentario

  • Miguelvava 09-nov-2019

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Aunque le ponemos una valoración de moderada, decir que la hicimos un día de Noviembre con mucho calor lo que dificultó mucho la subida (que no es precisamente corta). La ruta es de una belleza impresionante, con vistas únicas.
    LLevar linterna para adentrarse en la mina, aunque en un tiempo atrás tuvo su propia iluminación unos bárbaros la destrozaron.

Si quieres, puedes o esta ruta