Tiempo  una hora 54 minutos

Coordenadas 1323

Fecha de subida 25 de noviembre de 2015

Fecha de realización noviembre 2015

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
162 m
61 m
0
1,6
3,2
6,44 km

Vista 1806 veces, descargada 71 veces

cerca de Ribadulla, Galicia (España)

La ruta la comenzamos en Codeso, pequeña aldea que pertenece al concello de Boqueixón. Allí dejamos el coche para bajar primero a la capilla de San Paio, barroca con escasa decoración. Al lado hay una fuente que tiene propiedades milagrosas porque quita el "asombramiento" que producen los gatos en los niños.
Aquí comienza la ruta denominada del río Grande, que acompaña al río Pontillón. Bajaremos por unos escalones de madera, con cuidado, ya que con la humedad son más peligro que ayuda. Llegamos al río Pontillón y vemos ya la primera fervenza, de Codeso. Está formada por un pequeño afluente del río que se precipita desde 30 metros de altura.
Desde allí seguimos las indicaciones de la ruta, que nos lleva primero al lado del río y poco después paralelos a un canal de agua. Hay que tener cuidado por lo resbaladizo del terreno, ya que está tapizado por un manto vegetal y habrá que cruzar el canal en más de una ocasión para poder continuar.
El sendero termina en una carretera, donde observamos un puente a la izquierda. Ante la falta de señales, decidi continuar de frente por el mismo canal.
Cuando acaba el canal salí a una pista asfaltada que conduce a la aldea de Caldelas. Allí tenemos una vista bonita del puente del ferrocarril sobre el río Ulla.
Hay que retroceder para poder ver la otra cascada de este río. Por ello, se toma un camino que sale a mano izquierda y cuando llegamos a un gran prado a la derecha bajamos hasta la altura del río, que atravesamos por encima de un tronco. Aquí no hay sendero, hay que retroceder río arriba entre la vegetación buscando la mejor forma de hacerlo. Al cabo de un tiempo, llegamos a la fervenza de Pontillón, magnífico salto de agua. Está rodeado de piedras y maleza, teniendo que pasar a horcajadas por encima del tronco de un árbol caído encima del lecho del río, para poder ver la cascada en todo su explendor. Aunque sea un poco arriesgado merece la pena.
Una vez realizadas las fotos de rigor, tomamos una pequeña senda escondida entre la vegetación que nos llevará a otra que está situada más arriba. Conviene aquí retroceder otra vez río arriba, para poder ver la parte alta de la fervenza.
Después volveremos sobre nuestros pasos, para seguir esta senda que nos conducirá a la pista asfaltada que nos lleva a la aldea de Donas, la más pequeña de Galicia con 19 habitantes. No continuaremos todo el rato por el asfalto sino que tomaremos un camino de tierra que sale a mano derecha, que termina en un bosque de pinos. No hay que preocuparse, ya que atravesando el bosque, encontraremos otro camino similar del otro lado que nos lleva ya a la aldea de Donas.
Allí atravesaremos el puente y nos dirigimos a la última fervenza del día, la fervenza de Donas, señalado con un cartel en la carretera. Es un pequeño afluente que cae unos 40 metros. Pero no es una fervenza bonita, ya que el sitio está muy descuidado y, si no ha llovido mucho los días antes, suele traer poco caudal.
La vuelta al punto de inicio lo realizamos por pistas asfaltadas.

Ver más external

Arquitectura religiosa

CAPILLA DE SAN PAIO

Cascada

FERVENZA DE PONTILLÓN (PARTE INFERIOR)

Cascada

FERVENZA DE PONTILLÓN (PARTE SUPERIOR)

Cascada

FERVENZA DE DONAS

1 comentario

  • ccouvaz 03-abr-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Ruta bonita pero con bastante dificultad para seguir en ciertos tramos por las abundantes lluvias caidas en los últimos días y falta de mantenimiento en toda la ruta como señalización
    Mereció la pena a pesar de todos los inconvenientes porque as fervenzas estaban espléndidas

Si quieres, puedes o esta ruta