Tiempo  5 horas 5 minutos

Coordenadas 6131

Fecha de subida 24 de julio de 2018

Fecha de realización noviembre 2017

-
-
823 m
293 m
0
2,3
4,5
9,07 km

Vista 64 veces, descargada 7 veces

cerca de Esporles, Baleares (España)

El objetivo de esta excursión es alcanzar la cima de la Fita del Ram por una ruta poco conocida que nos obliga a superar el Pas de s’Ego a la ida y el Paso de Son Poquet al regreso.

Desde Esporles, tomamos la carretera que conduce a la urbanización de Es Verger. Un poco después llegamos al cruce señalizado con los carteles: ES REDOS; Es Verger/Sa Casa Nova, aquí vemos un desvío a la derecha donde aparcamos el coche en un lateral del camino.

Desde el cruce antes mencionado seguimos en la dirección que marca el cartel Posada del Marqués 800 m. Ignoramos el desvío a la Posada, el camí s´Ulzinar, la calle des Pins, un desvío a la izquierda y un poco después al llegar a un cruce seguimos por un camino asfaltado sin salida.

Al final de este camino comienza un sendero, de tierra al principio, que se va adentrando en un bosque de encinas y está señalizado con hitos y tiene una fuerte pendiente en gran parte su recorrido. Debemos seguir los hitos que marcan la subida, no los que nos llevan a la derecha. Al final de esta pendiente se encuentra el Pas de s´Ego.

Vamos a reconocer fácilmente este Paso por unas marcas de pintura azul puestas en la roca y porque, los primeros metros presentan el aspecto de una rampa con pendiente de unos 45 o 50º. Superados los primeros metros la pendiente disminuye y se hace más fácil caminar aunque seguimos ascendiendo.

Pasamos por la entrada de una cueva que no ofrece ningún interés salvo el de confirmar que vamos por buena dirección. Continuamos siguiendo los hitos hasta encontrar una caseta en ruinas y un aljibe cubierto que tiene una mancha de pintura azul en el frontal. Desde aquí no se ve ningún hito ni camino por donde seguir, por lo que colocandonos de espaldas a la boca del Aljibe tenemos que tomar por nuestra derecha. Enseguida aparece el primer hito y luego otros más y un poco más adelante el camino se hace evidente.

Después de un tiempo de caminata llegamos a un pequeño paso entre rocas. Superado el paso lo siguiente que nos encontramos es una casa de nieve y a nuestra derecha se encuentra el camino que desciende a la Ermita de Maristella.

Nuestro camino va ascendiendo hasta dar con una pared transversal que traspasamos por su parte más fácil que está marcada con una mancha de pintura azúl. Un poco después de superada la pared damos con unos hitos que discurren paralelos a la pared y que nos conducen hasta la cima de la Fita del Ram.


A la cima de la Fita del Ram subimos por una estrecha grieta escalonada abierta entre las peñas. Un vértice geodésico marca la cumbre, a 833 m. de altitud. La vista que ofrece es amplia pero limitada por la copa de los árboles.

Caminando unos cuantos metros a la derecha de la grieta por la que hemos subido, descendemos entre unas rocas y un poco más a la derecha vemos la entrada de la Cova dels Ermassets.

Desde la cima de la Fita del Ram descendemos Caminando unos cuantos metros a la derecha de la grieta por la que hemos subido, descendemos entre unas rocas y un poco más a la derecha vemos la entrada de la Cova dels Ermassets.

Desde la cima de la Fita del Ram descendemos por la ruta tradicional hasta alcanzar el camino que conduce a la Ermita de Maristella y que lo alcanzamos justo cuando la pared de piedra seca que hemos venido viendo en el descenso a nuestra derecha presenta un derrumbe por el que pasa el camino. En este punto giramos 90º a nuestra derecha.

Unos cuantos metros después vemos a la izquierda el aljibe de Son Vic, que se encuentra en muy buen estado de conservación y unos metros más allá del aljibe, está situado un cruce.

En el cruce ignoramos el desvío de la izquierda que conduce a la Ermita de Maristella y seguimos por el camino de la derecha hacia el Paso de Son Poquet. Alcanzamos un portillo, que no atravesamos, sino que giramos por nuestra izquierda. Si cruzamos el portillo vemos enseguida un camino que sale a la derecha y que nos llevaría de nuevo hasta la Fita del Ram pasando por la casa de nieve que he mencionado antes.

Después de dejar el portillo, el camino primero llanea y luego desciende por un barranco serpenteando. Después de abandonar el barranco cruzamos un campo de cultivo abandonado. Posteriormente descendemos por un camino invadido por el carrizo y llegamos hasta las casas de Son Ferrá.

Un poco después de dejar las casas, cruzamos otro portillo cerrado con una verja y lo hacemos por la parte de esa verja que se puede abrir, que es tan estrecha que a duras penas se cabe de perfil. El portillo nos da acceso a la carretera que seguimos por nuestra derecha; atajamos en dos puntos señalizados con un cartel que indica camí d’es Verger y caminamos hacia el lugar en el que hemos aparcado el coche.
En este punto se inicia y finaliza la excursión y es el lugar donde hemos dejado aparcado el coche.
Al final del camino asfaltado y sin salida comienza un sendero, de tierra al principio, que se va adentrando en un bosque de encinas y está señalizado con hitos y tiene una fuerte pendiente en gran parte su recorrido.
El Pas de s´Ego se reconoce fácilmente por unas marcas de pintura azul puestas en la roca y porque, los primeros metros presentan el aspecto de una rampa con pendiente de unos 45º ó 50º.
Pequeña cueva que no ofrece ningún interés salvo el de confirmar que vamos por buena dirección.
Caseta en ruinas y aljibe cubierto que tiene una mancha de pintura azul en el frontal. Desde aquí no se ve ningún hito ni camino por donde seguir, por lo que colocándonos de espaldas a la boca del Aljibe tenemos que tomar por nuestra derecha.
A la derecha de la casa de nieve se encuentra el camino que desciende a la Ermita de Maristella y que no tomamos.
Pared transversal que traspasamos por su parte más fácil que está marcada con una mancha de pintura azúl.
A la cima de la Fita del Ram subimos por una estrecha grieta escalonada abierta entre las peñas. Un vértice geodésico marca la cumbre, a 833 m. de altitud. La vista que ofrece es amplia pero limitada por la copa de los árboles.
Desde la cima de la Fita del Ram descendemos Caminando unos cuantos metros a la derecha de la grieta por la que hemos subido, descendemos entre unas rocas y un poco más a la derecha vemos la entrada de la Cova dels Ermassets.
Desde la cima de la Fita del Ram descendemos por la ruta tradicional hasta alcanzar el camino que conduce a la Ermita de Maristella . Cruzamos la pared de piedra por un derrumbe girando 90º a nuestra derecha.
Aljibe de Son Vic, que se encuentra en muy buen estado de conservación.
En el cruce ignoramos el desvío de la izquierda que conduce a la Ermita de Maristella y seguimos por el camino de la derecha hacia el Paso de Son Poquet.
Portillo, que no atravesamos, sino que giramos por nuestra izquierda.
El camino primero llanea y luego desciende por un barranco serpenteando.
Portillo cerrado con una verja y que cruzamos por una portezuela extremadamente estrecha.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta