Tiempo  7 horas 6 minutos

Coordenadas 1814

Fecha de subida 8 de agosto de 2014

Fecha de realización agosto 2014

-
-
2.174 m
1.915 m
0
3,3
6,6
13,12 km

Vista 5550 veces, descargada 364 veces

cerca de Brañavieja, Cantabria (España)

Ruta que merece mucho la pena por transcurrir su recorrido por zonas muy elevadas, prácticamente se va cresteando todo el tiempo entre los cordales Tres Mares - Cuchillón y Tres Mares - Peña Labra; en consecuencia, tenemos grandes panorámicas durante todo el recorrido y sin que ello implique un desnivel acumulado excesivo. Geográficamente se encuadra en la Sierra de Peña Labra, frontera entre la provincia de Palencia y la de Cantabria, en las inmediaciones de la estación de esquí de Alto Campoo.

Comenzamos en el aparcamiento de la Fuente del Chivo, siguiendo la carretera que deja atrás Brañavieja y la estación de Alto Campoo.

El primer objetivo es el Cuchillón, así que avanzamos por la pista que lleva hacia el mirador en la cumbre del pico Tres Mares durante unos 700m y ahí bajamos un poco pero manteniendo la misma dirección. Atravesamos una zona llena de grandes rocas desprendidas y un poco inestables hasta que empezamos a encontrar hitos y nos unimos a un sendero bastante más cómodo. Siguiendo los hitos llegamos en poco tiempo a las inmediaciones del Cuchillón. Lo vamos bordeando por su lado derecho hasta que unos hitos nos indican el lugar más cómodo para acceder a la parte superior del pequeño macizo.

Volvemos sobre nuestros pasos hacia el Tres Mares. Como nuestra intención es ir directamente a Peña Labra, vamos perdiendo altura por donde más cómodo nos va resultando hasta que, cuando tenemos la cima del Tres Mares a nuestra derecha, ya empezamos a tener mejores referencias visuales de senderos por el cordal que nos lleva a Peña Labra. El camino transita por las dos vertientes del cordal con hitos bastante claros, aunque en esta zona el recorrido a seguir no tiene ninguna pérdida. En Peña Labra seguimos por la amplia cima hasta que encontramos el vértice geodésico y buzón que marcan la mayor altitud y el camino de vuelta lo hacemos por el mismo sitio, esta vez siempre por arriba para llegar hasta el Tres Mares. La niebla nos impide ver nada hacia la vertiente cántabra (como casi siempre que hemos estado en esta zona), pero aún así es un tramo que se disfruta mucho. El sendero nos deja en la pista del principio que va hacia el aparcamiento, algo más abajo del Tres Mares, así que subimos por ella hasta el mirador que hay en la cumbre. Desde ahí bajamos directamente hacia el coche.

En cuanto a la dificultad, en temporada estival no encontramos ningún punto complicado ni demasiado expuesto. El desnivel (algo más de 800m) se hace muy llevadero por estar bastante "repartido" a lo largo de todo el recorrido.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta