-
-
253 m
5 m
0
5,5
11
22,12 km

Vista 702 veces, descargada 23 veces

cerca de Costa Calma, Canarias (España)

ATENCIÓN: Llevar bastante liquido. Solamente hay bares y restaurante a la salida y a la llegada de la ruta. Y mucho cuidado con determinadas zonas del sendero. No esta confirmado pero he oido que en la zona hay cobertura móvil. Lo digo por si surge alguna emergencia.

El Parque Natural de Jandía ocupa la mayor parte de la península de Jandía, al sur de la isla de Fuerteventura. Se extiende desde el límite norte del jable de El Istmo o de La Pared, hasta el extremo occidental de la isla, en la punta de Jandía, exceptuando una banda al levante y al sur, de forma que abarca 14.318,5 hectáreas.

Este territorio fue declarado Parque Natural en 1987, por la derogada Ley de Declaración de los Espacios Naturales de Canarias, y reclasificado con la misma categoría por la vigente Ley 12/1994, de 19 de diciembre, de Espacios Naturales de Canarias.

El Parque tiene dos zonas claramente relacionadas pero ambientalmente diferentes, las zonas de jable al nordeste y a poniente, y la cadena montañosa central que alcanza su vértice en el Pico de La Zarza, que con sus 807 metros de altura es la máxima cota de Fuerteventura. Al norte y sur de esta barrera natural de 16 millones de años se pueden apreciar ciertas diferencias climáticas.

Los jables que se extienden en los extremos nororiental y suroccidental del Parque son amplios paisajes llanos o suavemente ondulados, con predominio de colores claros debido a la arena organógena.
La presencia del hombre en Jandía no está datada con exactitud, pero cabe suponer que fue sincrónica con el resto del poblamiento de Fuerteventura. La actividad principal de los aborígenes en esta península fue fundamentalmente el pastoreo, además de la recolección de marisco, posiblemente la pesca por embrosque (anestesiando a los peces con savia de cardón) en las lagunas de la playa de Sotavento y los grandes charcos de Cofete, así como la actividad mágica/religiosa, tal como lo atestigua el centenar de yacimientos arqueológicos censados.

Jandía fue desde la época de la conquista propiedad señorial. En ella, como en el resto de la isla, el señor era el dueño de las tierras, bienes y personas y ostentaba los poderes legislativo, ejecutivo y jurisdiccional. A partir de 1675, se produce una fragmentación de la propiedad del suelo y, desde esta fecha hasta 1833, el Coronel de Milicias era el cargo mas importante en la isla. Sin embargo, Jandía, debido a su lejanía y despoblamiento, escapó tanto a la división de la propiedad como al afán acaparador de los coroneles.
Aunque en 1811 las Cortes de Cádiz abolieron el derecho medieval de los señores, ese mismo año el Consejo de Castilla reconoció el Señorío de la Península de Jandía a los marqueses de Lanzarote, condes de Santa Coloma y Cifuentes, Grandes de España. El propietario de Jandía nunca visitó sus tierras, y para ejercer su dominio nombró un administrador en Canarias, que a su vez designó a un arrendatario en Jandía. Esta situación permanece hasta el comienzo de la guerra civil, en que con la muerte del titular, la propiedad pasa a diferentes herederos. En 1941, una sociedad anónima volvió a reunificar la propiedad, teniendo como administrador a un súbdito alemán llamado Gustav Winter. A partir de 1965 hay una disgregación de la finca matriz y se procede a la división de la propiedad entre los diferentes accionistas de la sociedad propietaria, configurando la estructura de las actuales grandes propiedades.

Jandía es depositaria de un conjunto de tradiciones y leyendas, que con la alteración del estilo de vida están a punto de perderse. Las marcas de ganado, las apañadas y delanteras, la elaboración artesanal de los productos derivados del ganado cabrío (queso, leche mecida, pieles, ...), la pesca artesanal, la elaboración de "pilas" para destiladeras, etc., son prácticas en peligro de perderse con la actual generación. Escasa representación tienen los Bienes de Interés Cultural declarados, dado que sólo los petroglifos se encuentran catalogados. Mención especial merecen algunas construcciones como los hornos de cal de Cofete, el Camino de los Presos, que atraviesa el jable del Istmo por la costa norte, y que fue construido por presos políticos durante la Guerra Civil española, el faro de Jandía, o el caserío de Cofete, edificado por Gustav Winter como residencia particular y que pone escala y referencia al paisaje.

Delimitaciones, Localizaciones y ruta en Google Maps

Transporte: Deje el coche aparcado en Costa Calma. Al regresar cogi el transporte público de Tiadhe, la
número 111 (Línea Morro Jable - Cofete - Punta de Jandía) y la número 25 (La Lajita - Morro Jable)

1 comentario

  • miguelcarrillo49 15-mar-2018

    estas hecho un hacha, te felicito . ganas de ir y ver todo lo que cuentas . gracias por tu dedicacion y publicacion para todos los que amamos este deporte.

Si quieres, puedes o esta ruta