Tiempo  7 horas 54 minutos

Coordenadas 2481

Fecha de subida 29 de septiembre de 2018

Fecha de realización septiembre 2018

-
-
1.500 m
912 m
0
4,5
8,9
17,85 km

Vista 206 veces, descargada 31 veces

cerca de Escuaín, Aragón (España)

Partiendo de Escuaín tomamos la carretera que se dirige a Puértolas, siguiendo las marcas del GR 15, algo menos de un kilómetro para tomar un sendero que en rápida bajada, ojo a los resbalones, nos lleva hasta el cauce del río Yaga que dependiendo del caudal puede presentar problemas cruzarlo ya que hay que saltar de piedra en piedra. En la otra orilla un poste nos indica la dirección a seguir, no ir hacia la izquierda donde hay un pasamanos instalado, iniciando la ascensión hacia Revilla. Cruzamos el barranco de Consusa por un paso en balcón donde hay un pasamanos para seguir ascendiendo hasta llegar a la pista asfaltada que seguiremos hasta llegar a una cerrada curva justo antes de llegar a Revilla.

En este punto parte el famoso y camino de los miradores de Revilla, que tras pasar por un primer mirador y dejar a la derecha del camino las ruinas de la Ermita de San Lorenzo, llega al que es posiblemente el mirador más espectacular de la zona, en el punto donde el barranco de Angones se une al cauce del río Yaga formando un espectáculo grandioso. Para continuar la ruta hay que retroceder unos metros desde el mirador por el camino que habíamos venido desde Revilla para tomar un camino ascendente hacia la izquierda, en el poste está señalado como Revilla, que con fuerte desnivel nos lleva hasta la solana, tramo despejado donde la pendiente aminora y hasta donde llega otro camino procedente de Revilla. Continuamos siguiendo la dirección La Valle y tras entrar en territorio del Parque Natural de Ordesa llegamos a una pasarela por la que cruzaremos el Barranco de Angones.

Seguimos camino dejando dos desvíos casi seguidos que nos llevaría al Circo de Gurrundué, uno de los más espectaculares de la zona. Nosotros cogemos en ambos el ramal de la izquierda, para enseguida afrontar una bajada fortísima, en la que hay que ayudarse de las manos en algún punto, y en la que hay que tener cuidado de no resbalar. Tras superar este tramo llegamos al Puente de los Mallos punto clave de esta ruta ya que es el único punto donde se puede cruzar el cauce del río Yaga.

Para volver a Escuaín desde el Puente de los Mallos hay dos posibilidades, por la derecha un camino que pronto enlaza con una pista y que va a mayor altura, o en su defecto tomar el camino de la Senda Colgada o Faja Cazcarra que sale a la izquierda nada más pasar el puente y que no está señalizada. Como su nombre indica, este segundo camino sigue una faja o cornisa en plena cortadura de la garganta, orilla derecha del río Yaga, en la mejor tradición del resto de las fajas del Parque. Yo me decidí por seguir el camino de la Senda Colgada que enseguida desciende a encontrarse con el Barranco Carcil formando una cascada y una poza de gran belleza. Transcurrido casi un kilómetro llegamos a un cruce, que por la derecha nos da la opción de enlazar con la pista de la Valle. Elegí esta opción y sin mayores problemas ya que es buen camino y está señalizado con hitos fui a dar a un plano y enseguida a una pista que se dirige hacia Cuello Viceto, collado estratégico de esta zona y que separa los sectores de Añisclo y Escuain. En este tramo se abren las panorámicas y podremos disfrutar de la vista de los diferentes barrancos que van a desembocar al río Yaga. Ya solo nos queda recorrer esta cómoda pista durante algo más de tres kilómetros y que nos llevará sin ningún problema hasta Escuaín.

Espectacular ruta que nos ayudará a conocer este sector del Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, quizá la más desconocida aunque no por ello deja de tener un gran interés y belleza. Básicamente consta de una garganta principal formada por el río Yaga y unos afluentes que forman una serie de barrancos y gargantas de gran belleza. La ruta se puede empezar tanto desde Revilla como de Escuaín, aunque quizá este último pueblo pille más cerca. Para llegar a Escuaín desde Ainsa hay que tomar la carretera de Bielsa hasta Escalona y en una rotonda a la salida del pueblo hay que girar a la izquierda dirección Añisclo. A los doscientos metros tomar una estrecha carretera a la derecha en dirección a Puértolas. Pasado este pueblo llegamos a un cruce en el que tomaremos el ramal de la derecha. En unos siete kilómetros llegaremos a Escuaín. Este último tramo es bastante estrecho y tiene mal firme en algún tramo por lo que es recomendable circular con precaución. Antes de llegar a Escuaín hay unas praderas a mano izquierda donde se puede aparcar. Se puede tardar entre 30 y 45 minutos para llegar desde Ainsa. Para llegar a Revilla hay que seguir desde Escalona por la carretera en dirección a Bielsa y después de pasar Hospital de Tella tomar un cruce a mano izquierda que nos llevará hasta un cruce, tomando el ramal de la izquierda llegaremos a Revilla donde se puede aparcar justo en la curva antes de llegar al pueblo. La ruta transcurre por buenos y bonitos senderos en general y en los cruces más problemáticos suele haber postes de señalización. Sin embargo hay un par de puntos que pueden ser problemáticos. El camino que lleva de Escuaín a Revilla nos obliga a cruzar el cauce del río Yaga sin haber ningún paso habilitado, saltando de piedra en piedra, por lo que dependiendo del caudal puede presentar problemas el cruzarlo. Debido a ello es recomendable empezar la ruta por el camino que lleva de Escuaín a Revilla y no en sentido contrario. Otro punto a destacar es la fortísima bajada que tendremos que afrontar antes de llegar al Puente de los Mallos que con terreno húmedo puede presentar problemas. Si volvemos por la Senda Colgada a Escuaín hay que tener cuidado cuando crucemos los diferentes barrancos para no despistarnos del camino. En esta Senda Colgada llegando ya a Escuaín hay un paso equipado con cadenas para salvar una zona rocosa pero que se supera con facilidad ya que no tiene patio. Merece la pena al terminar si hay tiempo recorrer las bonitas calles de Escuaín y hacer la ruta de los miradores que nos descubrirá bellas perspectivas de esta zona. El desnivel que sale en el track está un poco inflado. Son unos doscientos metros menos de desnivel tanto de subida como de bajada
Escuain

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta