-
-
1.688 m
1.027 m
0
3,4
6,8
13,68 km

Vista 1248 veces, descargada 47 veces

cerca de Cauterets, Région Midi-Pyrénées (France)

Extraordinaria, fantástica, bella, faltan adjetivos para describir esta gran ruta lineal, es decir de ida y vuelta por la misma senda.

Amanece el día con niebla cerrada sobre Gavarnie, cogemos las furgonas y nos vamos a la zona de Cauterets y más concretamente a La Raillere que es donde iniciamos la ruta, sobre 1 hora más o menos en las furgonas.

En el programa inicial esta ruta no estaba prevista hacerla, pero Nacho el día anterior ya me habló de ella, y decidimos cambiarla ¡vaya acierto!, ¡madre mía!, y pensar que nos podríamos haber dejado de ver tanta belleza.

La iniciamos por bosque de pinos, helechos, etc., una bonita senda, y nada más empezar a caminar al lado del rio, que no abandonaremos en toda la jornada, la primera y gran cascada (nunca habíamos visto bajar tanta agua y con tanta fuerza).

Nosotros siempre al lado del río y cascada tras cascada hasta el Pont d'Espagne, donde hay un restaurante, y Nacho da la posibilidad de hacer dos opciones, los que quieran subir en el telesilla y el resto caminando, entre los que me incluyo, son 260 m. de altitud en unos 2,5 km.
Como he dicho, subimos por un camino con muchos escalones de piedra, y que dependiendo del ritmo te saca los colores, entre pinos.

Para entonces ya hacia buen sol y se sudaba con ganas.

Cuando llegamos al impresionante Lago de Gaube, con el Vignemale enfrente, ya estaba el resto del grupo tomándose una cerveza (pues hay un restaurante).

Nosotros como llevábamos hasta la bebida y el café decidimos comer con nuestras pertenencias al lado del lago, toda una gozada.

La mayoría optamos por mojarnos hasta las rodillas (la verdad es que no estaba muy fría), se aguantaba bien, y como en todos los lagos, Nacho fue el único que se bañó.

Este día, si que hubo media hora de siesta, se estaba de maravilla..

Foto de grupo con el lago y el Vignemale y para abajo, los que habían subido en el telesilla volvieron a bajar (pues el billete era de ida y vuelta), y los que subimos a patita, bajamos con nuestras patitas, la verdad es que cuando llegamos, todavía no estaban los del telesilla.
Los esperamos con una cervecita en Pont d'Espagne, y cuando estábamos ya todos, como la vuelta era por la misma senda de la mañana, cada uno bajó, cuando y como le dio la gana.

2 comentarios

Si quieres, puedes o esta ruta