Tiempo en movimiento  2 horas 38 minutos

Tiempo  3 horas 12 minutos

Coordenadas 2172

Fecha de subida 8 de julio de 2018

Fecha de realización julio 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
537 m
455 m
0
3,1
6,2
12,45 km

Vista 1132 veces, descargada 75 veces

cerca de Cabrunas, Occitanie (France)

Les Gorges du Tarn son un lugar de enorme belleza. El punto desde donde se contempla la mejor vista del gran meandro que forma el río Tarn a partir de St-Chély du Tarn recibe el nombre de Point Sublime, que lo dice todo pero, por si necesita confirmación, he reproducido en la presentación una foto panorámica de la vista desde ese punto. A partir del Point Sublime la carretera desciende por la ladera hasta alcanzar el pueblo de Saint Enimie, y después sigue al lado del río, por el fondo de la garganta, atravesando poblaciones y lugares bellísimos durante varias decenas de kilómetros. La belleza no siempre está ligada al río; como ejemplo puede ver unas impresionantes cuevas en Dargilan, o un castillo tan maravilloso como el Chateau de la Caze, o un pueblo que parece deshabitado como Hauterives, o...,. Pero vayamos por partes.
El río Tarn nace en el monte Lozère, en las Cévennes, a más de 1500 metros de altura, y sigue un curso torrencial, con numerosos afluentes, hasta adentrarse en una región de mesetas calcáreas, en las que el río ha ido tallando profundos cañones; en este recorrido el río no recibe afluentes, aunque si un buen número de manantiales (unos 40), alguno de ellos con considerable caudal, y que caen directamente al río formando cascadas, o tras un muy corto trayecto. En esta zona las crecidas son raras, pero hemos visto señales en Hauterives del nivel alcanzado en diversos años, y la conclusión es necesariamente que puede que sean raras pero pueden alcanzar niveles muy altos. A lo largo de su recorrido el río ha tallado circos de gran belleza, como los de Pougnadoires, St-Chély o Baumes, y también ha dejado zonas remansadas, en las que se encuentran poblaciones (que escalan por las laderas para crecer) o castillos (como Prades, Castelbouc o la Caze), todas y todos de gran belleza. Recorrer la garganta en coche por la carretera de la derecha es rápido e interesante, pero hacerlo andando por el sendero de la orilla izquierda, o en canoa o piragua por el propio río, es inolvidable. Varias empresas organizan los distintos tipos de recorridos en barco; para seguir el sendero lo único que se necesita es buscarlo y seguirlo (eso sí, lleve buen calzado, ropa adecuada, comida y bebida por si acaso); cruzar el río por un puente es lo habitual, pero en esta ruta me aconsejaron que al llegar de vuelta al nivel del Chateau de la Caze simplemente vadease el río, que en esa parte tiene un nivel de agua relativamente bajo (algo por encima de las rodillas), aunque a pocos metros se puede atravesar por unas pozas de mayor profundidad pero con agua absolutamente limpia, en un entorno de mágica belleza.
En nuestro recorrido en coche, llegamos desde Rodez, por la N-88, hasta Severac le Chateau, desde donde se toma la A-75 para llegar a La Canourgue, y pasar a la D 998 que nos lleva hasta el Point Sublime, desde el que la carretera desciende hasta Ste Enimie. Aquí encontraremos la D 907 bis, que sigue el fondo de la Garganta, pasando por los diversos pueblos típicos. A unos 2 km de St-Chély encontraremos el Chateau de la Caze, un hotel restaurante del siglo XV, que nos parece absolutamente recomendable por su belleza, cocina y servicio; una cena en el comedor de las ninfas (8 hijas de la dueña original, apodadas en su tiempo las Ninfas del Tarn), o un desayuno en la terraza descubierta, compiten como actividad más deseable con el senderismo o el descenso del río en canoa; a Ud. le corresponde seleccionar su preferencia (hacerlo todo evita tomar decisiones difíciles). Aviso, el hotel tiene piscina pero piense en bañarse en las pozas del río.
La ruta a pie que presento comienza en el mismo Chateau de la Caze. Frente a su puerta principal, un manantial que surge de la ladera derecha de la montaña aporta un gran volumen de agua, que baja hacia el río encauzada por unos muros de piedra y un pequeño puente; a su lado comienza un sendero de gran belleza, con algunos grandes árboles, que continúa por unos 2 km, cerca del río, entre éste y la carretera. Más adelante es necesario salir a la carretera para continuar hacia La Maléne, donde encontramos el primer puente, que nos permitirá pasar al otro lado; a la hora que inicié el recorrido, antes de las 7 de la mañana, no había tráfico (conté 4 coches en todo el recorrido, de unos 3-4 km), pero la carretera en esa zona es relativamente ancha y no hay túneles; en horas de gran circulación puede no ser recomendable hacer el trayecto circular que he efectuado, y puede ser preferible un trayecto en ida y vuelta por el sendero del otro lado. Un café en un restaurante al lado del puente de La Maléne fue suficiente para continuar el camino (a esa hora todavía no hacía calor), atravesar el puente y entrar en el sendero que sale a unos 200 metros del puente por la carretera que asciende por la ladera izquierda. El sendero es precioso, estrecho y un poco resbaladizo, pero siempre entre árboles o pequeñas aldeas, con sombra casi continua, muy cerca casi siempre del río (hay un par de zonas donde se separa para superar desniveles moderados y salvar zonas de estrecho en el río). Llegando a Hauterives vemos las ruinas de su castillo en la parte alta de la ladera, mientras muchas de las casas del pueblo, que parece abandonado, están aparentemente reconstruidas, formando un conjunto de gran belleza. Seguimos avanzando por el sendero y pronto (poco más de 1 km) vemos al otro lado del río las torres de un castillo, poco identificable en principio por la vegetación, pero que tiene que ser el Chateau de la Caze; efectivamente, poco después encuentro un cartel que lo anuncia, señalando a un pendiente sendero que baja hacia el río, así que para allá voy. Alcanzada la ribera el río presenta en esa zona unas profundas pozas, pero algo más arriba se aprecia un pequeño rápido, y justo antes las pozas tienen una menor profundidad, así que con los bastones por delante, para medir la profundidad e impedir que teléfono, cámaras y GPS acaben bajo el agua por sorpresa, cruzo el río sin ninguna dificultad (diría que el suelo es bastante liso) y alcanzo el otro lado del río, llegando en 30 metros al parking del hotel. Ponerme ropa seca y tomar un café pone el punto final a una ruta maravillosa; el día, que aún comienza, quedará eternamente en mi memoria.
Con esos antecedentes, le recomiendo mucho, mucho, mucho, esta ruta. Puede hacerla mucho más larga (el sendero recorre prácticamente la totalidad de la garganta); la repera debe ser bajar en canoa/piragua y subir por el sendero. No se si volveré nunca más, pero si puedo hacerlo lo intentaré.
foto

Point Sublime y entorno general

foto

Foto

foto

Chateau de la Caze

El Chateau de la Caze es un lujoso y bellísimo hotel-restaurante, construido en el siglo XV por François Allamand, prior de Ste-Enimie, quien lo donó a su sobrina cuando esta contrajo matrimonio. Sus ocho hijas, apodadas las "Ninfas del Tarn", son recordadas en los frescos de uno de los salones del restaurante del castillo. El entorno es mágico, con escarpadas rocas en el entorno, el pacífico y limpio río Tarn a un lado, en un escenario que parece salido de un cuento de hadas. Muy cerca se encuentra el Circo de Pougnadoires, y a poca distancia el Circo de St-Chély y las poblaciones de Ste-Enimie, St-Chély y la Maléne, todas ellas dignas de visita, si bien la garganta y el río son tal vez lo más destacado del conjunto.
foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Llegando a La Maléne

foto

Fotos sendero

foto

Fotos sendero

foto

Fotos sendero

foto

Hauterives

foto

Foto

foto

Foto

foto

Foto

foto

Entorno del Chateau

foto

Chateau

Waypoint

Chateau de la Caze, vadeo del río

foto

Interior y entorno del Chateau

4 comentarios

  • coni c 17-jul-2018

    Que bonito y que idilico!! Gracias por compartir!

  • javeadeverano 09-nov-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Maravilloso. Ese tipo de sendero por el que uno sigue transitando toda la vida.

  • luis.perecruz 10-nov-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Maravillosa. Volveré para hacerla completa.

  • jjrufilanchas 02-dic-2018

    Preciosa ruta

Si quieres, puedes o esta ruta