Tiempo  3 horas 50 minutos

Coordenadas 1263

Fecha de subida 4 de septiembre de 2016

Fecha de realización agosto 2016

-
-
1.424 m
926 m
0
3,5
7,1
14,15 km

Vista 1048 veces, descargada 38 veces

cerca de Baúl, Andalucía (España)

Continuando con el GR7; hoy seguimos con nuestra andadura por el Parque Natural Sierra de Baza. Al adentrarse en este Parque, comprobará como contrasta el paisaje y el clima con su entorno estepario. La disminución de la temperatura, el aumento de precipitaciones y la variación de altitud propician la aparición de numerosas formaciones vegetales. Por este motivo, los científicos califican a este parque natural como una isla bioclimática.

Su elevada situación entre planicies permite disfrutar de unas vistas impresionantes desde casi cualquier sitio. Desde el mirador de Narváez, se contemplan unas hermosas vistas, en las que destaca el pico de Santa Bárbara, que con sus más de 2.300 metros se erige como la cima más elevada del parque.

La diferencia de altitud, clima y relieve condicionan la existencia de diferentes formaciones vegetales. En la alta montaña, se encuentran grandes bosques de pinares autóctonos como el pino silvestre y el negral, que son sustituidos por acérales y pinos de repoblación, mientras que, en las cotas más bajas, el paisaje se humaniza y los restos de antiguos encinares se intercalan con zonas de cultivo.

En otoño, este parque muestra todo su esplendor. Durante el día puede recorrer la sierra recolectando la gran variedad de setas y trufas que la naturaleza nos regala, dejando para el anochecer el espectáculo de la 'berrea'. Los ciervos comienzan su apareamiento con fuertes bramidos que atraen a las hembras. Las luchas entre machos serán frecuentes pudiendo escuchar el choque de las cornamentas.

Por este parque transcurren 36 kilómetros del GR7; de pistas forestales y veredas que le permitirán cruzar esta sierra. Partiendo de Charches, llegaremos hasta Baza. Nosotros hemos dividido estos 36 kilómetros en tres etapas:

- Charches- Mirador de las Víboras ( que nosotros haremos en sentido contrario para bajar en vez de subir)
- Mirador de las Víboras- Centro de visitantes Narváez.
- Centro de visitantes Narváez- Baza.

Para realizar este tercer tramo del GR 7 por la Sierra de Baza; aparcaremos nuestro coche en Baza, cerca de la Plaza San Antón, donde se instala el mercado ambulante. Aquí nos esperaba un taxi que teníamos concertado de antemano y que nos desplazará hasta el Centro de Visitantes de Narváez; punto de partida de nuestra ruta. El taxista es de Baza, donde hay varios taxistas más, y el precio fue de 25 Euros.

El antiguo Cortijo de Narváez era el más representativo de la cara norte de la Sierra de Baza, a pesar de que esta zona había muchos y muy buenos. Sin embargo, su situación, en el paso natural hacia la Sierra, sus fuentes, sus abundantes vegas y tener la mejor casa-cortijo, le han dado desde siempre un atractivo especial al paraje. No en vano ha sido cortijo primero, luego Casa Forestal (la buena, la de los Ingenieros…) y después Centro Receptor del Parque con todos sus servicios e instalaciones. El cortijo que ha pervivido hasta su reconversión a Centro del Parque fue construido en los años 20.

A pocos metros de Narváez nos encontramos con unas tirolinas que atraviesan el barranco, que son utilizadas por los participantes en los campamentos que se realizan en esta zona. Nos quedamos con las ganas de probar algunas. También hay numerosas cabañas de madera para los campamentos.

Entramos en el Barranco de Narváez y, en los claros del pinar, se observa un matorral formado por aulagas, jara blanca, enebro de la miera, encinas y plantas aromáticas (tomillo, alhucema, romero, etc.). Al ver esta vegetación podemos deducir que es un encinar en recuperación.

Siguiendo la pista forestal llegaremos a un punto en el que al Bco. De Narváez se la une otro Bco. por la derecha. Se trata del Bco. De la Canaleja que viene desde el área recreativa del mismo nombre, descrita en una ruta anterior.

Muy cerca encontraremos un gran Aljibe con su techo semicircular lleno de musgo, cuyas acometidas para su llenado se encuentran bastante deterioradas. Durante bastante tiempo existió junto a él, aprovechando su abrevadero, una cerca utilizada en los años 80 para la reintroducción del ciervo en la Sierra de Baza.

En el kilometro tres de la ruta entramos en el paraje conocido como “Llano de las Cuevas del Espartal” cuyo nombre es debido a un precioso conjunto de cuevas existentes en el Barranco del Espartal, en su inserción con el Barranco de Las Canalejas. El toponímico del Espartal caracteriza a toda la zona ya que también existe una aledaña Cuerda del Espartal, una Cañada del Espartal y unos Llanos del Espartal, lugares que constituyen la cabecera de este Barranco del Espartal.

En su conjunto, el Llano de la Cueva es una amplia reolla de chaparral mesomediterráneo que podría llegar a encinar si se cuidase. Sin embargo, esta propiedad pública (en parte Municipal y en parte de la Junta de Andalucía) fue intensamente repoblada por pinos que, por zonas, se han impuesto al chaparral autóctono.

Algo más adelante nos llama la atención el canto alborotador de numerosos pajarillos; al acercarnos en silencio para no asustarlos y escondidos en la maleza, observamos un bebedero a modo de gran charca que hace las delicias de las aves en este día tan caluroso.

Al final del Llano de las Cuevas del Espartal y a la izquierda hay una preciosa cárcava con una construcción (cortijo en ruinas) también adosada a una cueva que merece la pena visitar.

Seguidamente nos topamos con una encrucijada de barrancos; el Barranco de Narváez y la Cañada del Espartal se unen para formar la Rambla de Los Pinos Bordes en donde se construyó una presa de retención de arenas. A esta presa le debemos que se acondicionara un camino para llevar grava desde las canteras de La Atalaya hasta este lugar.

Un poco después, nos desviaremos de la Rambla de los Pinos Bordes por la izquierda, justo al llegar a un Aljibe con un pequeño establo ascenderemos por la pita hasta llegar al Cortijo de Santaolalla o Cruz de la Chapara.

Este cortijo también lo hemos localizado con el nombre de "Corrales de Santaolalla". En él vivían seis familias que cultivaban en aparcería la tierra y tenía además dos guardas que vigilaban continuamente esta propiedad de los intentos de hurto de leña, bellotas y esparto, muy frecuentes en aquélla época, por su proximidad a la ciudad de Baza y por utilizarse la leña como combustible para cocinar y afrontar los duros inviernos bastetanos.

Cruzaremos una pista donde hay un cartel con información sobre el GR 7 y tomaremos un sendero que nos llevará junto a la Cerrada de la Rambla del Carretón. Mientras seguimos el sendero pedregoso a la izquierda de la Cerrada , vemos como la rambla se va encajonando, ganando en profundidad con unos cortados de considerable altura y unas formaciones rocosas espectaculares.

Al final del sendero llegaremos a una Cancela que tendremos que abrir para pasar; sin olvidar cerrarla para que los ciervos no se coman las almendras de esta parcela.
Estamos en la Boca de los Cerricos y el camino discurre por una rambla muy seca hasta llegar a un punto donde veremos una gran cascada (seca en esta época del año y cercana a las ruinas de un cortijo) procedente de la Rambla de los Corralillos.

Posteriormente llegaremos al Manantial de las Siete Fuentes. El manantial consta de siete salidas, aunque las dos más altas se encuentran secas. Aproximadamente 1/3 del caudal se toma para abastecimiento urbano y de regadío. Hay una especie de área recreativa con una valla que impide el acceso.

Tras pasar el Arroyo de la Ribera (también seco) llegamos a un barrio de Baza constituido pos numerosas casas cuevas. Antiguamente, refugio de los moros en el tiempo de la reconquista de España, humildes casas de mineros y hábitat troglodítico de campesinos, las cuevas guardan la autenticidad y el encanto de aquel entonces.

Seguidamente nos toparemos con el Manantial de la Fuente de San Juan. Se trataba de un excelente manantial, situado en la parte alta del núcleo de Baza, prácticamente seco desde hace unos años, cuando se realizaron sondeos próximos para el abastecimiento de la población.

Del manantial parte una acequia que desvía parte del caudal para el llenado de una balsa. Se le estimaba un caudal de unos 40 l/s.

Siguiendo el camino, atravesando Baza, iremos hasta la plaza de San Antón, punto final de esta ruta, donde tomaremos el coche para ir al centro de Baza y tomar un merecido refrigerio y tapeo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta