Coordenadas 500

Fecha de subida 27 de marzo de 2013

Fecha de realización marzo 2013

-
-
389 m
57 m
0
5,8
12
23,23 km

Vista 2714 veces, descargada 47 veces

cerca de Parderrubias, Galicia (España)

Para este recorrido por el Sendeiro das Greas, hemos unido un tramo del GR-58 que pasa por Faro de Budiño con la variante 4, lo que da lugar a una ruta circular de poco más de 23 kilómetros. Salceda de Caselas es una tierra de Pazos, construcciones que combinaban su condición de casas residenciales y de descanso con la de centros de producción agrícola. La suave climatología y la fertilidad de estas tierras explican que desde hace 400 años, varias familias de linaje aristocrático e hidalga decidiesen levantar aquí sus casas de mayorazgo. Se conservan pazos como el de Pegullal y el de Avalle, aunque lamentablemente, alguno como la Casa Grande da Picoña, sean una muestra del “feismo” y de la degradación y destrucción del patrimonio cultural. Es una vergüenza que el Ayuntamiento de Salceda la incluya entre sus atractivos turísticos. En el paisaje de los montes que recorreremos, destacan las enormes formas esféricas de las piedras graníticas que le dan nombre a la zona de los Penedos de San Cibrán. Tendremos también la oportunidad de ver una numerosa muestra de construcciones del arte y la arquitectura popular gallega, como cruceiros, petos de ánimas, hórreos y molinos de agua. Comenzamos la caminata en Salceda de Caselas, dejando el núcleo urbano por un camino asfaltado que nos lleva hasta el cruceiro de Maceira. En este punto abandonamos esta carretera por un sendero que nos lleva hacia el norte a través de viñas, bosques y vegetación baja hacia el Alto da Forca. En este trecho el camino se hace más angosto haste llegar a una carretera en dirección a Faro Budiño y poco después tomaremos un desvio a la derecha por un camino de carros que nos llevará hasta el parque de forestal de As Conforcadas. Desembocamos en el eje principal del GR-58, que tomamos a la derecha para llegar a Faro de Budiño. Unos tres kilómetros después en dirección a O Confurco, encontraremos la indicación de comienzo de la variante 4, por una pista que, a la derecha, desciende de manera pronunciada por una zona muy frondosa, que llega a otra que comunica el Alto da Forca y el Pazo de Picoña. Continuamos a la izquierda por esta pista. El sendero recorre ahora zonas de repoblación forestal, dejando a nuestra izquierda la ermita y el Alto de San Cibrán y, por un trayecto de descenso, bordeamos el Coto da Cruz, hasta llegar a la Casa Grande de A Picoña. El sendero atraviesa los terrenos del pazo y acaba en una carretera que va hacia Pomar de Suso, donde veremos una casa de turismo rural con restaurante. Dos kilómetros después encontramos una de las zonas de mayor riqueza natural, el parque dos Agoeiros, en donde existe una laguna y un merendero. Desde aquí y siguiendo un arroyo, llegamos al Pazo de Aballe tras un bello paseo por un sendero cubierto de árboles y frondosa vegetación. Nos acercamos a Salceda por caminos rurales repletos de construcciones populares de piedra, como cruceiros y petos de ánimas, cerca de la iglesia de Santa María de Salceda (antiguo monasterio donde habitó la reina Aragonta, segunda esposa de Ordoño II de León). Llegamos al privilegiado espacio natural das Covas, donde existen varios molinos rehabilitados y un merendero. Cuando llegamos de nuevo a la carretera tomamos la que va a la derecha, en dirección oeste, que nos lleva hasta el Pazo de Pegullal, el tercero del recorrido, muy cerca ya del casco urbano de Salceda, donde finaliza esta ruta.
Restaurante tapería A Calustra, ubicada en un entorno natural, a los pies de el Monte Faro, con sus diferentes salones que ofrece una cocina basada en una selección de tapas variadas.
Parque forestal con mesas y bancos de piedra, barbacoas y fuente. está muy cerca de la ermita de San Cibrán
Área recreativa situada en la parroquia de San Xurxo (Vendanova). Dispone de mesas y bancos, asadores y fuente, bajo unos enormes castaños, robles y acacia negra. Llegamos a este parque siguiendo la variante 3 del GR 58 Sendeiro das Greas, desde el camino que lleva a Faro de Budiño. Desde aquí parten la mencionada ruta de senderísmo GR 58.3 y la PR-G 132 Ruta dos Montes de San Cibrán.
Fundada en el año 1543 por D. Morguete Rodríguez, su jurisdicción fue otorgada por Felipe II. Lamentablemente este pazo presenta un estado deplorable, ya que fue convertido en viviendas unifamiliares y se le han adosado edificaciones, sin orden ni concierto, convirtiéndose en una muestra del "feísmo" y de la degradación y destrucción del patrimonio cultural. Quedan pocos elementos del pazo inicial, catalogado como uno de los que presentaba mayor riqueza de los alrededores. Está formado por diversas construcciones. Con planta en forma de L, tiene una solana sobre el soportal recorriendo la fachada principal. Presenta una zona abalconada de doble arcada compuesta por siete arcos de medio punto en la solana y cinco en la base. En uno de los tejados conserva el Rollo, donde se exponían los delitos públicos cometidos por la persona determinada como culpable. Hay una capilla separada de la edificación principal, de pequeñas proporciones y dedicada a San Antonio, que se ha convertido en una vivienda.
Se ubica en un cruce de caminos entre la iglesia de Santa María y el Pazo de Aballe. Conforma un magnífico conjunto integrado por un peto de ánimas y un cruceiro con mesa altar que data, según inscripción, del año 1721. El cruceiro consta de tres peldaños y base cuadrangular con inscripción labrada. De fuste esbelto y capitel decorado a base de hojas de a canto y cuatro querubines. En la cruz, un Cristo crucificado y una imagen mariana de la Piedad.
Bonito cruceiro de piedra que dispone de un peto de ánimas
"A Regueira dos Ojea" es una casa de turismo rural de 170 metros cuadrados de superficie habitable, está construída en manpostería de piedra con interiores de madera. Data de 1748 y en el año 2000 fue restaurada y acondicionada conservando la tipología de las casas del medio rural gallego y adaptándola a las necesidades del viajero actual para dedicarla a turismo rural, manteniéndose desde entonces todas sus instalaciones en perfecto estado.
Es una espectacular montaña situada cerca de los límites de los ayuntamientos de Porriño y Salceda de Caselas, formada por enormes paredes verticales de granito de hasta 90 metros de altura. Por su especial configuración se ha convertido desde hace bastantes años en un punto de referencia para la escalada deportiva y cuenta con un refugio y escuela de esta modalidad deportiva. Esta relevante altitud permite unas espectaculares vistas del Val da Louriña y del norte de Portugal, llegándose a ver en los días claros el monte de Santa Tegra en la desembocadura del río Miño. La denominación de "faro" es muy común en Galicia ya que estos montes, debido a su orografía, servían de guía para caminantes desde tiempos lejanos. En lo más alto, a 399 m, podremos adivinar los restos de un castro. Únicamente se puede ver una pared de un tramo circular de una vivienda y los restos de una gran cantidad de piedras que formaban parte del poblado y de las murallas, así como los restos de varias viviendas rectangulares. Junto los restos de la vivienda circular se puede apreciar lo que parece una pequeña piedra de sacrificios. Restos de "tegula" y otros materiales esparcidos por el alto dan una muestra de una ocupación romana o posterior. Una de las cavidades que se encuentran en lo más alto, una espcecie de "furna", se abre en forma de grieta y acaba en un fantástico mirador. Lo más sorprendente es que en la brecha se encuentra un gran piedra vertical en el medio que supuestamente servía para golpear las paredes de la brecha y así crear un sonido grave, a modo de campana, que se escuchara en gran parte de O Val de O Louro. Esta piedra es conocida como O Catabún.
El Muiño das Covas, que ha sido rehabilitado, está situado en la margen derecha del Rio Caselas. En las respuestas generales del Catastro del Marqués de Ensenada de 1752, referido al Coto de Santa María, ya cita este molino: ---“en dicha freguesía no ay minas salinas ni otro artefacto delos que contiene a excepción de tres molinos arineros pertenecientes el uno a Benito Baqueyro vecino de este dicho coto y consortes el qual está sito donde llaman las Cobas que muele con agua corriente y con dos ruedas ocho meses del año: cuia utilidad regulan en cinto ochenta Reales de Vellón” … En este molino de herederos, también tienen derecho a ocupar en su beneficio horas o días de molino los Señores del Pazo de Pegullal. Históricamente existía la llamada “Semana do Marqués”, donde los propietarios del Pazo tenían derecho a molienda durante esos días.
Este arco es el punto de acceso a la Casa Grande da Picoña. Presenta un arco de medio punto con escudo en el centro, escoltado por dos leones, con las armas de los Troncoso de Lira y Sotomayor y las de los Quiroga-Losada. Lo más característico es el hierro incrustado que da el "derecho de amparo o asilo". Esta característica está presente en muy pocos pazos, pudiendo los delincuentes agarrarse a el para quedar libres.
Este Pazo de estilo barroco, fue construido en 1787 y modificado a lo largo de los años. Es un edificio con planta en forma de U y dos plantas. A la fachada principal se asciende por una escalera exterior con balaustre (presenta una serie de pináculos con un ángel sosteniendo el sol que da origen al escudo del Ayuntamiento), que continúa en una solana que configura una fachada de cinco arcos muy rebajados. En una de las fachadas laterales, tiene una solana de arcos de medio punto y balaustrada. El portalón de entrada se compone de un muro y un vano sobre el que sobresale un alto y artístico adorno con escudo con forma de corazón, con las correspondientes armas de Avalle, Lira, Sarmiento y Falcón.
Fue construido en el siglo XVIII. Rodeado por una muralla con un gran portal de entrada flanqueado por dos cubos con cruces sobre remates semiesféricos y escudo con las armas de los Correa y otros. Es un edifico en U de dos plantas. A la principal se accede por una doble escalinata de estilo barroco, con solana balaustrada, sostenida por columnas. Vanos rectangulares sencillos, algunos con molduras. Tiene un hórreo de ocho claros y una capilla externa de grandes proporciones, de planta rectangular cubierta interiormente con madera en nave y ábside.
Bonita área recreativa con mesas y bancos de piedra, barbacoas y fuentes, bajo la sombra de robles, castaños y acacias negras.
Poste indicativo: Desvío variante GR 58.4 - Picoña

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta