Tiempo en movimiento  2 horas 8 minutos

Tiempo  2 horas 21 minutos

Coordenadas 1729

Fecha de subida 25 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
17 m
-31 m
0
2,5
4,9
9,83 km

Vista 5 veces, descargada 0 veces

cerca de Benicàssim, Valencia (España)

GRAO DE CASTELLÓN. ACEQUIA DEL MOTOR DE SERRADAL Y DE LA TRAVESÍA (25-07-2019)


Agradable excursión de aproximadamente 10.000 metros que permite recorrer una de las zonas emblemáticas del Grao de Castellón porque nos acerca a la ingente obra de canalización y zanja realizada para el óptimo aprovechamiento y regulación de las aguas de riego de esta zona litoral.

La Avenida de Ferrandis Salvador recorre la línea de costa que discurre entre el Camino de la Plana del Grao de Castellón y el monolito situado en el límite sur de la localidad de Benicasim así que en dicho vial desembocan todas las acequias de esta notable red de canalizaciones de riego..

A la distancia de unos 1.500 metros al S. de nuestro punto de partida, encontramos la desembocadura de la Acequia del Motor del Serrradal que cuenta con dos compuertas independientes y carece de edificación aneja o de otros aditamento que la enriquezcan.
Es cierto que, medio centenar de metros antes de su desembocadura, se ubica la central hidráulica -el denominado Motor de Serradal- con su edificación y correspondientes turbinas elevadoras del caudal para abastecimiento y drenaje de los campos anejos.

Continuamos caminando en dirección O. y después de 500 metros llegamos a la Parada de Seradal, que todavía mantiene en buen estado de conservación y a pleno rendimiento sus tres grandes esclusas para la distribución del caudal.
Remontamos su cauce, que a partir de ese momento casi siempre es subterráneo, hasta que la discontinuidad del camino nos obliga -haciendo un giro a mano derecha- a dirigirnos a la paralela Acequia de Senillar junto a la caminamos en otra ocasión.
Accedemos a ella en el tramo en que está a punto de separarse de su canal auxiliar.
Y por allí continuamos hasta el Segundo Canal, rama transversal que comunica entre sí las distintas acequias de la zona, a saber, de norte a sur, la de la Obra, la de Bovar,, la de la Molinera, la del Senillar, la del Serradal y la de la Travesera que finalmente vierte su caudal, junto al Río Seco, en al Mar Mediterráneo.

Seguimos nuestro recorrido siempre en dirección O hasta alcanzar el Primer Canal y allí giramos a mano izquierda -ángulo de 90 grados y, por lo tanto dirección S, hasta que indefectiblemente terminamos llegando a la Acequía de la Travesía que nos acompañará hasta que recobremos la línea de costa.
La Acequia posee un aspecto magnifico, sus aguas son abundantes y discurre en paralelo a la vía del ferrocarril.
Hay que destacar que la acequia sirve de hábitat natural para abundante fauna avícola -patos de diversa especie, gallinejas, etc.- y piscícola -barbos y carpas-.
Poco después su curso de aproxima al río Seco y juntos llegan hasta la desembocadura.
Sucesivamente vamos descubriendo diversos elementos funcionales como puentes, distribuidores, vaciadores, conjuntos de drenaje, compuertas y, muy próximos a la carretera de Serradal (CV 150) un grupo de pontones particularmente interesante y otro conjunto de compuertas.

Una vez hayamos cruzado la carretera del Serradal -tras andar unos cientos de metros- llegaremos a la desembocadura en la que se ubica una gran compuerta de dos esclusas y en la zona misma zona de desagüe se han construido ocho pirámides de argamasa aglomerada con roca fragmentada.

Regresamos al punto de partida por el paseo marítimo de la Avenida de Ferrandis Salvador, así que tendremos ocasión de volver a ver la desembocadura de la Acequia del Motor del Serradal y la de la Obra
A la distancia de unos 1.500 metros al S. de nuestro punto de partida, encontramos la desembocadura de la Acequia del Motor del Serrradal que cuenta con dos compuertas independientes y carece de edificación aneja o de otros aditamento que la enriquezcan.
Continuamos caminando en dirección O. y después de 500 metros llegamos a la Parada de Seradal, que todavía mantiene en buen estado de conservación y a pleno rendimiento sus tres grandes esclusas para la distribución del caudal.
Medio centenar de metros antes de su desembocadura, se ubica la central hidráulica -el denominado Motor de Serradal- con su edificación y correspondientes turbinas elevadoras del caudal para abastecimiento y drenaje de los campos anejos.
Continuamos caminando en dirección O. y después de 500 metros llegamos a la Parada de Seradal, que todavía mantiene en buen estado de conservación y a pleno rendimiento sus tres grandes esclusas para la distribución del caudal.
Remontamos su cauce, que a partir de ese momento casi siempre es subterráneo, hasta que la discontinuidad del camino nos obliga -haciendo un giro a mano derecha- a dirigirnos a la paralela Acequia de Senillar junto a la caminamos en otra ocasión. Accedemos a ella en el tramo en que está a punto de separarse de su canal auxiliar.
Y por allí continuamos hasta el Segundo Canal, rama transversal que comunica entre sí las distintas acequias de la zona, a saber, de norte a sur, la de la Obra, la de Bovar,, la de la Molinera, la del Senillar, la del Serradal y la de la Travesera que finalmente vierte su caudal, junto al Río Seco, en al Mar Mediterráneo.
Seguimos nuestro recorrido siempre en dirección O hasta alcanzar el Primer Canal y allí giramos a mano izquierda -ángulo de 90 grados y, por lo tanto dirección S, hasta que indefectiblemente terminamos llegando a la Acequía de la Travesía que nos acompañará hasta que recobremos la línea de costa.
La Acequia de la Travesía posee un aspecto magnifico, sus aguas son abundantes y discurre en paralelo a la vía del ferrocarril.
Sucesivamente vamos descubriendo diversos elementos funcionales como puentes, distribuidores, vaciadores, conjuntos de drenaje, compuertas y, muy próximos a la carretera de Serradal (CV 150) un grupo de pontones particularmente interesante y otro conjunto de compuertas.
Hay que destacar que la acequia sirve de hábitat natural para abundante fauna avícola -patos de diversa especie, gallinejas, etc.- y piscícola -barbos y carpas-.
Una vez hayamos cruzado la carretera del Serradal -tras andar unos cientos de metros- llegaremos a la desembocadura en la que se ubica una gran compuerta de dos esclusas y en la zona misma zona de desagüe se han construido ocho pirámides de argamasa aglomerada con roca fragmentada.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta