Tiempo  4 horas 45 minutos

Coordenadas 1448

Fecha de subida 20 de diciembre de 2018

Fecha de realización diciembre 2018

-
-
1.342 m
970 m
0
4,1
8,2
16,42 km

Vista 163 veces, descargada 8 veces

cerca de Guadarrama, Madrid (España)

El paseo de hoy por las dehesas de Guadarrama y Los Molinos, ideado para consumir la mañana y despertar el apetito, para la comida de despedida del año, del grupo de senderismo; terminó mereciéndose formar parte del catalogo de rutas, gracias al “cerrete” de Las Encinillas .

Desde el aparcamiento del Área Medioambiental del Parque del Gurugú, a la salida del pueblo de Guadarrama; en dirección al Puerto del León. Bajamos hasta el cruce del antiguo Camino Real de Castilla (carretera N-6), con la c/. Canfranc, viendo los dos grandes hitos de granito; denominados "picutos".

Los dos cilindros de piedra coronados por sendos conos, están situados en ambas vertientes del puerto (Guadarrama y El Espinar) y en ambos lados de la carretera.
Los mojones forman parte del Camino Real de Castilla y su finalidad era señalizar el camino, y en su caso; cortarlo por nevadas o para evitar el paso de carros cargados de leña por la noche, a través del nuevo paso de la sierra por el Puerto de Guadarrama o Alto del León.

Callejeamos hasta dar con la c/. Doctores Gomez Embuena y Cordel de la Calleja de los Poyales, el cual seguimos hacia las afueras. Pasamos junto a la Fuente del Maillo y seguidamente cruzamos el Arroyo de la Teja. A continuación se atraviesa el Descansadero de la Calleja de los Poyales, donde vemos el Abrevadero del Rasillo. Luego en la bifurcación, dejamos ésta vía pecuaria y marchando por la derecha; llegamos al Cordel del Toril.

Lo cruzamos al mismo tiempo que una puerta ganadera y entramos en el T.M. de Los Molinos. Continuamos al norte, acercándonos a otro abrevadero que hay dentro de la dehesa, situada a la diestra; cuya puerta puede abrirse. Luego vemos otra fuente a la izquierda, a pocos metros de la capilla y llegamos a la Ermita Virgen del Espino; situada en un pequeño altozano. Donde Jorge se sube hasta la espadaña y no puede abstraerse de hace tocar la campana.

Prosiguiendo por el camino y cruzado el Arroyo de las Atalayas, hay un primer desvío que obviamos, dado que vamos bien de tiempo. Tomamos el segundo y en la siguiente bifurcación, otra vez a la izquierda; para llegar hasta el Embalse de los Irrios. En el arroyo del mismo nombre y en cuyo dique, falta la compuerta que retendría el agua.

Seguidamente pasamos por encima de las vías, traspasamos una portezuela y remontamos hasta conseguir la máxima altura del recorrido. Pasada la senda que lleva al Monumento del Arcipreste de Hita, comienza el descenso y en el tramo asfaltado, enlazamos con el Cordel de Valladolid; por el que llegamos a la estación de Tablada, donde tomamos el almuerzo y tenemos una pequeña charla con el jefe de estación, que nos informa del paso de un convoy en pocos minutos.

Una vez que ha pasado el tren, retomamos la marcha por la vía pecuaria (con un corto tramo prácticamente por el cauce de un arroyo) y rodeando la Dehesa de los Poyales, volvemos a cruzar el Arroyo de la Teja. Acto seguido vemos la Fuente de la Teja y luego pasamos entre las instalaciones de una granja abandonada (izquierda) y un Sanatorio Militar (derecha) y tras andar unos metros por un angosto paso, recuperamos el buen camino.

Cercano el final, vemos que nos sobra tiempo y puestos a rellenarlo, Enrique y yo
nos dirigimos hacia una cruz, que divisamos a lo lejos; sobre un cerrete -mi cariño hacia cualquier promontorio que oteo, necesita de una tesis para que mis compañeros me comprendan- y el resto del grupo también nos sigue -en el fondo, muy en el fondo; les gusta sufrir- Cruzada la ctra N-6, ascendemos por un amplio camino, hasta que lo dejamos para lanzarnos entre jaras directo a él.

Tramo en el que sufrimos una pendiente del 30% , que o casualidad; resulto ser la mayor del trayecto. Pero logramos pisar el Cerro de las Encinillas y ver la magnifica cruz, con unas inscripciones que no son legibles; además de unas estupendas vistas.
Desde arriba vemos una mejor senda para llegar hasta aquí y por ella retornamos a la pista. Desandamos el camino hasta al Cordel de Valladolid y entrando en el casco urbano, damos por concluida la facilona ruta.

Ver más external

3.6 km - 1052 m
4.4 km - 1087 m
6.4 km - 1190 m
9.3 km - 1285 m
14.1 km - 1137 m
11.3 km - 1123 m
15.7 km - 1019 m

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta