Tiempo en movimiento  7 horas 6 minutos

Tiempo  9 horas 57 minutos

Coordenadas 6221

Fecha de subida 23 de julio de 2018

Fecha de realización julio 2018

-
-
232 m
140 m
0
9,0
18
36,08 km

Vista 133 veces, descargada 9 veces

cerca de Vilberg, Akershus fylke (Norge)

Larga pero entretenida etapa donde pasaremos por algún tramo urbano, por campos y bosques con bonitas vistas a lagos. Al inicio de la etapa pasamos por el Club de Golf Miklagard y luegos llegamos a la iglesia de Klofta, donde como en todo el camino, podremos repostar agua y poner un sello en la credencial. Desde allí, el camino oficialmente nos lleva a la derecha donde saldremos a un campo y al cruzar un puente seguiremos el Wingerske Kongevei. En realidad, nos dará la sensación de estar dando bastante rodeo, ya que tras algo más de un par de kilómetros tendremos otra vez la iglesia de Klofta en línea recta. En el paraje de Slåttebråtan entramos a un bonito bosque que nos llevará a la localidad de Jessheim y después a un curioso lago de origen glacial desde el cual se puede subir, sólo ocupa unos metros, a la colina del Raknahaugen, un antiguo túmulo funerario. Llegados al lago bastante mayor Nordbytjernet, muy animado por cierto en pleno verano, la señal se pierde en algún momento, aunque basta rodear el lago por su derecha pasando por la zona de baño para salir luego a la carretera del Trondheimnsvegen y seguir por el carril bici. Como curiosidad, pasaremos por un templo budista que dejaremos a nuestra derecha, donde no faltan las más variadas y pintorescas estatuas. Después del largo tramo del carril, llegaremos a una gasolinera donde podremos comprar algo y volver a repostar agua. Volvemos a alternar zonas abiertas de campo y bosques, hasta pasar por una granja que nos ofrece un punto de descanso peregrino. Poco después, nos espera un largo tramo de carretera entre bosques y después en una zona urbanizada ya en Mogreina, donde se encuentra nuestro alojamiento en la granja Risebru. Antes de llegar, sin embargo, dejaremos la carretera pasando una valla por un paso de escaleras de madera, a partir de hoy, nos vamos a encontrar muchas de ellas en todo el camino; rodeamos una bonita zona de marismas y por otro paso de madera sobre la valla, llegamos a Risebru, una antigua granja que se remonta a 1600. La construcción que hace de albergue de peregrinos, fue la antigua escuela, tal como podemos comprobar en los restos de escritos y grabados que los antiguos alumnos dejaron en las maderas.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta