Tiempo  6 horas 48 minutos

Coordenadas 509

Fecha de subida 21 de febrero de 2016

Fecha de realización febrero 2016

-
-
2.063 m
1.632 m
0
2,6
5,3
10,56 km

Vista 807 veces, descargada 61 veces

cerca de Porcuna, Andalucía (España)

Ver esta sierra de la Guillimona cubierta de nieve de punta a punta es un espectáculo natural inigualable. Con el lujo añadido de que uno puede meterse dentro y vivirlo y disfrutarlo en primera persona como un enano. Sentirse rodeado de frío y blancura en esos momentos de calma en que cesa el viento y todo se aquieta es una experiencia única: parece que estamos en otro mundo.

La ruta ha transcurrido toda ella por nieve, presente ya desde el mismo aparcamiento, pero en ningún caso su cantidad hacía imposible el avance; habría hasta medio metro en las partes en que más. Pero el camino es fácil: no hay más que ir siguiendo las huellas de quienes han pasado ya antes, y además hay una verja que recorre la sierra por toda la cresta y junto a la que hay que ir avanzando, excepto en los tramos más rocosos, en los que la senda va por la parte alta de la vertiente oeste.

El trayecto de ida es más fácil porque el sendero está más frecuentado, ha pasado más gente y la nieve está más aplastada, aunque a veces se te junta nieve en la suela de la bota y hace un poco de placa y es fácil resbalar, así que cuidado y casi imprescindibles los bastones para ir manteniendo bien el equilibrio; en cambio, en el trayecto de vuelta, que había sido menos transitado, la nieve estaba bastante alta, menos trillada y muy blanda, por lo que el avance era más costoso. En distancia puede parecer corta, pero al ser los 10 km enteros por nieve, se tarda lo suyo, y más si vas disfrutando de cada paso y de las vistas. Yo pensaba en principio hacer otro recorrido más variado bajando hasta el camino del Pinar del Duque, pero al ver lo genial que estaba la nieve, opté sobre la marcha por este otro para disfrutar completamente de ella.

La Guillimona es idónea para este tipo de ruta: tiene nieve y en buena cantidad con más facilidad que otras sierras cercanas, aunque sean más altas; y la subida es constante pero muy suave, de modo que no es nada difícil. No he visto necesario el uso de material más técnico como crampones, aunque desde luego polainas imprescindibles, y también un buen pasamontañas, además de gorro, porque en la parte alta puede soplar un viento que te deje heladas las ideas. Es genial ir viendo las huellas de animales en la nieve, de jabalí, de conejo, de distintas aves, de cabra o ciervo... Y dos parejas de rapaces enormes, que por el tamaño bien podrían ser buitres, planeando en las inmediaciones de la cumbre.

A la bajada, de regreso por la cuerda de los Buitres, salió el sol y la vista hacia atrás de toda la sierra cubierta de nieve era majestuosa.

Este mismo recorrido coincide con el de Javier Aristeando Montañas en el invierno de 2013 (http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6086868).

Distancia recorrida: 10,5 km
Altura Mínima: 1632 m
Altura Máxima: 2063 m
Ganancia Altitud: 563m

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta