Coordenadas 491

Fecha de subida 26 de agosto de 2013

Fecha de realización agosto 2013

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.118 m
943 m
0
1,6
3,1
6,29 km

Vista 4501 veces, descargada 121 veces

cerca de Matibidi, Mpumalanga (Republic of South Africa)



Marcha realizada el domingo 4 de agosto de 2013
Hoy tomamos la misma carretera que desde Graskop, población más destacada de la zona, lleva hasta los miradores del Blyde River Canyon, pasando el tercer y más espectacular mirador de las Tree Rondawels, o como rezan en los carteles que ellos ponen en la carretera “Dree Rondawels”. Las carreteras africanas, y esta no iba a ser menos, hay que tomárselas con cierta calma, pues al tráfico de coches, personas y animales andando por los márgenes de las mismas, hay que añadir el que aquí se circula por la izquierda y que se adelanta en cualquier sitio (incluso con línea continua) siempre que el coche de delante se eche al arcén, que suele ser lo más frecuente. A los pocos kilómetros de pasar dicho mirador, se puede ver a la derecha un “Forever Resort” al que habrá que entrar, pasando previamente por el centro de información. Tras volver al coche, nos levantarán la barrera (que tanto gusta a los africanos) y por la calle principal llegaremos hasta la tercera calle a la derecha que finaliza un poco más adelante en una rotonda. Aquí hay que dejar el coche e iniciar cualquiera de los tres recorridos que tienen por la zona: A1 o Leopard trail, A2 o Guinea trail, o bien el A3 o Loerie trail. Nosotros como sólo teníamos este día para andar por la zona, decidimos hacer una combinación de los tres, de manera que el primer tramo de poco más de kilómetro y medio lo hicimos sobre parte del recorrido del A1 y A2, hasta que llegamos a un cruce a la izquierda que señaliza el A3 o Leopard trail. Sabíamos que iba a ser muy difícil poder ver un leopardo, aunque nos habían dicho que en ocasiones sí que se podían observar sus huellas por la zona. Pues bien, nosotros hicimos un tramo de algo menos de un kilómetro por dicho recorrido, y nada de nada; aunque bien es cierto que vimos unas cuantas atalayas rocosas ideales para el control visual de la zona del bonito e impresionante felino, que si bien aquí no, en el Kruger sí que pudimos disfrutar un buen rato, desde el mismo coche. Tras llegar a una curva, que inicia la subida y regreso por otra zona, decidimos volver sobre nuestros pasos, para continuar por un tramo más en el que siguen coincidiendo el Guinea trail y el Loerie trail. Esto que comento es fácil de comprobar sobre el terreno, ya que aquí gustan de dibujar con distintos colores las siluetas que indican cada tipo de camino. En el caso de la Guinea (ave típica y muy frecuente en Sudáfrica) dibujan la silueta de la propia ave, mientras que en el caso del Leopard lo que hay dibujado en color amarillo son las huellas del atractivo felino. Ni que decir tiene, que todo este primer tramo es bastante aéreo y tiene unas vistas mucho más bonitas y cercanas, tanto del cañón del Blyde, de la garganta del río Kadisi, y como no de las mismísimas protagonistas del cañón del río Blyde: “las tres Rondawels” (gigantescas piedras que la naturaleza y el paso del tiempo han ido tallando, para que se acaben pareciendo a tres imponentes campanas, que es con lo que aquí las comparan). También podemos ver la zona en la que el río Blyde se ensancha, gracias a la presa que hay unos kilómetros más abajo, y que convierte esta zona del cañón en navegable con una pequeña barcaza, que utilizaremos el día siguiente. Tras regresar del Leopard trail y volver a retomar el tramo en el que coinciden el Guinea y el Loerie trail iniciaremos una fuerte bajada que nos va acercando cada vez más hasta el río Kadisi, afluente del río Blyde. Al poco de llegar al Kadisi, una enorme lancha de piedra con forma de sofá, sobre una bonita poza, nos parece el sitio ideal para reponer fuerzas tomando algo. Son cerca de las 13 h. y el estómago nos empieza a hablar. Aquí echamos un buen rato, y es que se está tan a gusto, a la sombra con el sonido del agua y la tertulia de unos buenos amigos, que el tiempo se nos pasa volando. Al poco de reemprender la marcha, por el margen derecho del Kadisi, un rincón a la derecha casi de película, con una bonita y escondida cascada y una gran poza de aguas transparentes que invitan al baño. Aquí las fotos de rigor y el rato de contemplación para realizar el primer cruce del río; y digo bien el primero puesto que aún habrá que cruzarlo otras cuatro o cinco veces más, eso sí todas ellas muy divertidas, sin mojarnos apenas y con muchas risas y equilibrios. Es la época seca, pero nos imaginamos que este precioso recorrido en época de lluvias debe ser casi impracticable. A poco menos de medio kilómetro de la cascada, llegamos al cruce del A1 o Guinea trail con el A2 Loerie trail. Aunque nuestra intención es subir por la garganta del río Kadisi, queremos comprobar sobre el terreno la dirección y trazado del Guinea, cosa que con cien metros de patearlo nos permite hacernos una idea de que sube por la ladera de enfrente por la que hemos bajado, se aleja cada vez más del río y de que está más expuesto al sol, siendo menos divertido, y aunque más fácil, también menos bonito que el Loerie o garganta del río Kadisi. Subir por aquí, nos acorta ligeramente la distancia total, pero sin embargo nos ralentiza bastante el ritmo, pues la marcha se hace más cuidadosa, con algún que otro paso en el que hay que poner un poco de atención. A destacar que hay un paso un poquito aéreo al borde del mismo Kadisi, por una zona rocosa (sin mayor complicación, haciéndolo con cuidado) y un par de trepadas, que tampoco exigen ni dotes ni habilidades especiales para superarlas. A pesar de todo ello, no es este tramo de subida por el Kadisi muy recomendable para hacerlo con niños pequeños. Este tramo de poco más de kilómetro y medio nos lleva algo más del doble del tiempo que hubiera sido normal, pero a cambio el río Kadisi se nos ha ido desnudando y ofreciendo rincones de mucha belleza; de ahí que una parte del tiempo empleado lo hayamos utilizado en hacer un montón de fotos. Alrededor de las 15 h. cuando salimos de nuevo al primer tramo de camino, muy cerca de la rotonda donde tenemos el coche aparcado. Los cuatro nos subimos en el coche con la sensación de haber hecho una de las caminatas más bonitas que se podrían hacer por el Blyde River Canyon, y con la sensación de que aunque el camino no fuera muy propicio para hacerlo con niños, sin embargo nosotros hemos disfrutado del mismo como si fuéramos niños pequeños.
Intersección

Cruce con trail Leopardo-Guinea

04-AGO-13 12:30:58
foto

primer mirador

04-AGO-13 10:49:02
foto

segundo mirador

04-AGO-13 12:02:00
Río

Rio Kadisi y Cascada

04-AGO-13 13:49:17
Intersección

Salida al Loerie trail

04-AGO-13 15:27:54

4 comentarios

  • ARRIBAYABAJO 29-ago-2013

    Muy buena pinta, la marcha que describes, y como siempre unas excelentes fotos.

  • Foto de sextante

    sextante 29-ago-2013

    Gracias por tus comentarios positivos.

  • Foto de José Rolo de Sousa

    José Rolo de Sousa 04-feb-2015

    Fantástico trail. Muito bem documentado.

  • Foto de Port flora

    Port flora 09-dic-2016

    Very scenic hike.

Si quieres, puedes o esta ruta