Tiempo en movimiento  una hora 23 minutos

Tiempo  3 horas 5 minutos

Coordenadas 861

Fecha de subida 3 de noviembre de 2018

Fecha de realización noviembre 2018

-
-
1.401 m
1.067 m
0
1,2
2,4
4,9 km

Vista 289 veces, descargada 21 veces

cerca de Argovejo, Castilla y León (España)

Punto de partida: Argovejo.
Espacio protegido: Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre.
Época recomendada: Otoño.
Elementos de interés: Hayedos, el Contadero y el puerto de Tejedo.
Tipo de camino: Senda y pista desde el Contadero, que se corresponde con la PR-LE 50.
Servicios: Argovejo cuenta con tres bares y dos alojamientos rurales.

Descripción del itinerario.

En Argovejo se encuentra uno de los mejores secretos guardados en forma de bosque de toda la Cordillera Cantábrica. Su espectacular hayedo, pequeño pero bien cobijado, bañado por su arroyo, le otorga especialmente en la estación otoñal, un marco incomparable a otros bosques. En apenas 5 kilómetros podremos disfrutar de dos hayedos, el de Argovejo primero y, si somos capaces de hacer frente a una dura subida muy pindia, el de Las Barriaticas.

Desde la plaza del pueblo de Argovejo, junto a la fuente (figura 1) iniciamos nuestro itinerario en un día ideal para disfrutar del colorido de las hayas. Saliendo de Argovejo por las calles Pontón y Sol pondremos rumbo dirección este (figura 2). A los pocos metros encontramos ante nosotros unas cuantas señales. En nuestra ruta, la ida la realizaremos siguiendo la pista principal, dejando para volver el camino de la derecha, pegado al arroyo (figura 3).

Tras haber recorrido un primer kilómetro, ahora ya si deberemos abandonar la pista principal. Giraremos pues a la derecha en dirección al hayedo, perfectamente señalizado y bien visible (figuras 4 y 5). La pista se transformará en una senda bien pisada con unas bonitas vistas, flanqueadas por rocas calizas pobladas por sabinas (figura 6).

Poco a poco ganaremos altura y, tras pasar una pequeña foz (figura 7), entraremos en el primer hayedo y principal foco de atracción de la ruta: el hayedo de Argovejo (figuras 8 y 9).

El hayedo de Argovejo es uno de esos rincones mágicos que te cautivan. Se trata de un pequeño bosque de hayas, no muy maduras, que cuentan con un elemento clave que le otorga más valor si por si cabe, el arroyo Lampas, afluente del Valle de la Trapa, que riega y divide a las hayas en dos. Además les proporciona el musgo tan característico de este hayedo a las innumerables rocas cercanas a él (figuras de la 10 a la 16).

En el corazón del hayedo hay que tener en cuenta la señal que refleja un cruce de caminos. Como muestra la figura 15, tendremos que seguir pegados al arroyo por su margen izquierda (derecha en nuestro sentido) en continuo ascenso.

En el momento en el que dejemos de escuchar el arroyo, pues éste desaparece, (probablemente se filtra por debajo del terreno) tendremos que hacer frente a la loma derecha que muestra la figura 17. Es el motivo por el que he considerado la ruta como moderada pues en este tramo acumularemos más de la mitad del desnivel de la ruta. Tendremos que ascender de una forma muy vertical y pindia unos 250 metros de desnivel. Lo desaconsejo especialmente para familias con niños y personas que no estén habituadas al desnivel, pues la dificultad, además del propio desnivel será un canchal muy tedioso (figura 18).

Tras haber superado esta dura parte llegaremos a una amplia campa ideal para tomar un respiro o, porque no, comer (figura 19). En este pequeño collado tendremos dos opciones. La primera será girar hacia la izquierda para ver el puerto de Tejedo y el Contadero, que explico su uso en las figuras 20, 21, 22 y 23. Tras descender de este paraje, tendremos justo en frente el camino por el que efectuaremos la vuelta, siendo ya visibles algunas de las copas de las hayas (figura 24).

Entraremos en el segundo hayedo de nuestro itinerario, el hayedo de Las Barriaticas. Se trata de un hayedo más amplio pero que no cuenta con ningún arroyo que lo cruce lo que después de haber visto el de Argovejo, puede que nos sepa a poco (figuras 25, 26 y 27). Se trata de un hayedo silencioso tapizado por un manto de hojas amarillentas y rojizas.

La ruta no tiene pérdida pues la tendremos ya balizada desde "El Contadero" hasta salir de ella, la ruta PR-LE 50 titulada como "Puerto de Tejedo" (figura 30). Seguiremos descendiendo de manera continuada contando con unas vistas divinas del macizo del Mampodre y de los dos hayedos visitados (figuras 31 y 28).

Sólo nos quedará cruzar una valla para el ganado (figura 29) y desviarnos del camino teniendo que descender hacia la derecha, pudiendo coger como referencia el aspa de la figura 32. Tras haber descendido por una senda casi imperceptible pero con un rumbo bastante evidente, saldremos a la pista en el lugar que comenté en la figura 3.

Impresiones.

El hayedo de Argovejo es una auténtica pasada en la época otoñal. Muestra su mayor esplendor. Como indiqué anteriormente, este itinerario lineal le he otorgado la calificación de "moderado" debido a la importante loma que hay que subir desde el hayedo de Argovejo hasta llegar al Contadero. Es la única dificultad en todo el trayecto.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta