Tiempo  5 horas 5 minutos

Coordenadas 2984

Fecha de subida 25 de diciembre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

-
-
972 m
766 m
0
4,5
8,9
17,84 km

Vista 232 veces, descargada 11 veces

cerca de Moradillo del Castillo, Castilla y León (España)

El recorrido circular discurre entre la localidad de Moradillo del Castillo y Hoyos del Tozo, en el corazón del Parque Natural de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón, donde la ida la realizaremos por la zona de páramos y la vuelta por el desfiladero y paralelos al río Rudrón.

Iniciamos la ruta desde la zona de aparcamiento de Moradillo del Castillo junto al campo de fútbol y cruzando el pueblo hasta la fuente que vimos a la entrada de la población.

Continuamos por la carretera que sale por la derecha de la fuente, que hasta hace poco era una pista de tierra y hoy asfaltada, la cual abandonaremos hasta la población de San Andrés de Montearados.

En el trayecto, recorridos 600 metros encontraremos los restos del Molino del Zurdo, donde saliendo de la ruta, por la pasarela, veremos unas bonitas vistas del río Rudrón.

Vuelta al camino y recorridos algo menos de 1,5 km, llegamos a una intersección, donde a la derecha nos indica Hoyos del Tozo, la cual ignoraremos, ya que será nuestro camino de retorno.

Llegados a San Andrés de Montearados, a cuya localidad no entramos y continuamos por la izquierda, tramo que se convierte en pista de tierra, el cual recorreremos hasta la siguiente intersección, donde seguiremos por la izquierda. Este tramo de 240 metros no existe en la cartografía actual ya que debe ser de reciente construcción.

Incorporados a la nueva pista, la continuaremos sin abandonarla hasta llegar prácticamente a Hoyos de Tozo. En este trayecto encontramos una intersección que nos indica a la izquierda Ceniceros, a tan solo 80 metro, poblado abandonado totalmente en 1956, del cual solo quedan restos de muros caídos entre zarzas y malezas. Nunca llegó a tener electricidad ni agua, teniendo sus pocos pobladores tener que subir el agua de una garganta 200 metros más abajo. Allí encontraras un poste donde cuelga carrillón de viento, un cencerro y un par de cajitas metálicas con un libro de visitas.

Tras la visita, continuamos camino llegando a La Curacada, zona geológica de interés especial, señalizado con un cartel, desde cuyo roquedo hay unas bonistas vistas de Hoyos del Tozo y su vega a sus pies. Su riqueza geológica pasa un tanto desapercibida, ya que se encuentra próxima la Cueva de Chulacada, cuya cavidad posee un bonito arco natural como pórtico de su entrada, por hundimiento de parte de la galería. Consta en su interior de dos amplias salas con grandes bloques en el suelo y presencia de antiguas formaciones litogénicas, finalizando en una gatera impenetrable. El desarrollo es de 49m y un desnivel de +10m. Esta forma parte de los 24 Km de terreno kárcastico que determinan la fracturación del terreno, en dirección NE-SE, desde Basconcillos hasta Hoyos del Tozo, donde se encuentran numerosas cuevas, fuentes y manantiales, por donde pasaremos en nuestro recorrido. Si os interesa la geología del lugar podéis ver el informe del Grupo Espeleológico Edelweiss en este link: https://grupoedelweiss.com/pdf/cubia_17_todo.pdf

Continuamos y tras pasar por un depósito de agua, llegaremos a otra intersección, que nos indica de frete Barrio de Panizares y a la izquierda Hoyos del Tozo, por donde continuaremos en fuerte descenso alcanzando la población, donde en pocos metros encontraremos un cartel a nuestra izquierda que nos indica la cascada La Coladera.
Tras la visita y pocos metros más adelante alcanzamos la Ermita de Santa María, que tras rebasarla continuamos por la izquierda, incorporándonos a la carretera BU-V-3431 y calle Real, la cual recorreremos unos 280 metros hasta abandonarla por el camino que sale a nuestra izquierda, llamado camino del Molino, donde a la derecha tendremos La Vega y el río Rudrón y a la izquierda los cortados calizos.

Finalizando la vega encontraremos a nuestra izquierda una mesa redonda y asientos de piedra, lugar ideal para hacer un tentempié antes de continuar camino.

A partir de aquí comienza la parte más bonita del recorrido, donde el camino se hace sendero tras alcanzar las ruinas del Molino de Hoyos, adentrándonos en la parte más encajonada de las hoces, donde nunca dejaremos la orilla del río que llevaremos a nuestra derecha, sumergiéndonos en una tupida vegetación de ribera, formada por chopos, alisos y sauces, donde se genera un microclima con diferencia a los páramos superiores, permite que se mantengan otras especies mediterráneas y atlánticas como encinas, quejigos, hayas, etc.

El recorrido es un serpenteante recorrido a lo largo de los estrechos meandros trazado por el río cuya fuerza erosiva ha sido capaz de excavar una profunda garganta caliza, que sirven como refugio para numerosas rapaces, algunas fáciles de observar, como el buitre leonado, águila real, alimoche, halcón peregrino, búho real y la escasa águila-azor perdiguera. También se han catalogado ocho especies de anfibios, once especies de reptiles, 117 aves y 21 mamíferos donde destacan la nutria, el desmán de los Pirineos y el tejón, las cuales desgraciadamente no son fáciles de ver.

Llegamos a un punto donde se produce un desnivel o escalón en el sendero, por el que tenemos que subir, el cual está equipado con un par de cuerdas gruesas a modo de pasamanos y se salva sin dificultad.

Pocos metros más adelante encontramos un cartel que indica La Fuentona de Ceniceros, cuya cavidad está explorada los primeros metros, adentrándose a través de un paso superior entre bloques hasta alcanzar el curso activo de agua. En 2010 espeleobuceadores madrileños, constatan su importancia a nivel espeleológico. Cuatro meses más tarde se inicia su exploración con equipos de inmersión, confirmando que la cavidad tiene continuación.
Actualmente se llevan explorados cerca de 500 m, divididos en varios ramales sumergidos, caracterizados en algunas zonas por estrecheces y mala visibilidad.

Continuamos ruta, disfrutando de las estupendas vistas de los cortados y del río Rudrón, hasta llegar a la intersección señalizada que nos indica a Moradillo del Castillo, punto de inicio de nuestra ruta.

Fecha: octubre de 2018.
Datos de la ruta (según GPS):
Distancia proyectada: 17,90 kms.
Tiempo en movimiento: 5:05 horas.
Altura máxima: 972 m.
Altura mínima: 766 m.
Desnivel acumulado de subida: 348 m.
Desnivel acumulado de bajada: 344 m.

Otras rutas por el Parque Natural de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón

GR 99 - Camino Natural del Ebro - PRC BU 1 - Valdelateja - Pesquera de Ebro


Cascadas Tubilla del Agua


Sedano - Valle de Sedano



Próximo a la fuente se encuentran sendos paneles informativos.
Fotografías, anterior y posterior al depósito de agua.
Ignorar el camino de la derecha y continuar de frente.
De regreso a Moradillo del Castillo

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta