Tiempo  6 horas 9 minutos

Coordenadas 1864

Fecha de subida 18 de febrero de 2018

Fecha de realización febrero 2018

-
-
1.401 m
981 m
0
3,9
7,8
15,57 km

Vista 506 veces, descargada 24 veces

cerca de Hoyo de Manzanares, Madrid (España)

Ruta circular por esta sierra situada a medio camino entre la planicie madrileña y su hermana mayor la sierra de Guadarrama, con una preciosas vistas panorámicas de ambos entornos desde sus cumbres principales, que se recorren de Este a oeste.

Comienza nuestro itinerario junto al depósito de aguas situado al pié del cerro del Picazo, avanzando por cómodo camino hacia una encrucijada donde empezaremos a ascender por la senda de los Peregrinos en dirección norte; el camino se hace ahora pedregoso y alterna tramos de fuerte desnivel con otros más llevaderos, ganando altura para bordear el cerro del Molinillo y alcanzar poco después la explanada de el Estepar, donde un canchal de rocas exhibe el vértice geodésico como cumbre cimera de esta sierra (1.403 m).

Esta cresta rocosa alberga una hornacina dedicada a la Virgen del Estepar y la corona una cruz cristiana bellamente forjada, siendo lugar de peregrinación para muchos devotos que la visitan con frecuencia, de ahí el nombre de la senda que nos ha conducido hasta este punto. Lo recorremos con respeto y dejamos testimonio de nuestro paso en el buzón allí existente, además de hacernos las acostumbradas fotos de grupo.

Tomamos después la senda que discurre por la cuerda serrana en dirección oeste, yendo siempre flanqueados por el bello espectáculo que ofrecen las cumbres nevadas del parque nacional de la sierra de Guadarrama. Al poco buscamos el ascenso campo a través a otro de los cerros que jalonan nuestro avance, el de la Silla del Diablo, crestón de rocas en el que destaca una de peculiar forma que sugiere la silueta de una figura sentada vista por su cara oeste. En ella nos acomodamos para hacer un corto descanso y tomarnos un tentempié, además de aventurarse los más arriesgados a intentar trepar algunas de sus formaciones rocosas.

Retomada la senda cordal, nos rodean en ocasiones jaras, retamas y otros arbustos muy crecidos y frondosos, que se alternan con encinas que son los árboles más abundantes en esta sierra. Caminamos junto a muretes de piedra de media altura que marcan límites con la zona militar de maniobras de la Academia de Ingenieros del Ejército y, en un punto determinado, pasamos al otro lado de dicha delimitación para ganar altura hacia el Canto Hastial, agrupación de rocas y canchales graníticos de curiosas formas que domina las laderas occidentales de la sierra, ya asomadas a la población de Moralzarzal.

Entretenemos de nuevo un rato recorriendo tan atractivo paraje y haciéndonos diversas fotos, antes de continuar camino ya en descenso con dirección suroeste. Otra gran roca bautizada como Peña del Águila nos sale al paso, la rebasamos por su base y sufrimos un primer extravío en nuestro rumbo al encontrar la senda invadida por una espesa vegetación. Recuperamos orientación con ayuda del GPS y nos dirigimos hacia Peña Herrera (1.289 m), pequeño cerrete al que nos encaramamos para contemplar las abruptas gargantas que descienden a sus piés.

Nos hemos desviado otra vez de la senda principal que discurre por la divisoria entre los términos municipales de Collado Villalba y Moralzarzal y ello, unido a la vegetación abundante y entremezclada de zarzas, nos obliga a improvisar nuestros pasos campo a través hasta recuperar el buen camino no sin complicadas trepadas entre rocas y arbustos. Bordeamos luego el cerro Lechuza por su cara sur y nuevamente la acumulación de matorrales, árboles y zarzas nos dificulta el paso por el trazado del camino, dando algunos rodeos hasta retomar la senda que nos llevará a la cascada del Covacho.

Este fresco y húmedo paraje apenas cuenta con caudal en su arroyo y tal cascada no es sino un débil hilo de agua que se desliza entre la caída de sus rocas de ladera; no obstante, dedicamos un rato a recuperarnos de tantos esfuerzos inesperados y hacemos las pertinentes fotos. Finalmente, por el camino a la Casa del Monte, regresamos en ligero ascenso hasta la encrucijada donde ya pasamos al principio de la ruta, restándonos solo un corto paseo hasta su punto de inicio y fin del recorrido.
Riesgo

Invasión del camino por el denso follaje

En zonas meridionales de la ruta, la espesa vegetación invade sendas poco transitadas y dificulta el trazado del camino previsto
panoramica

Canto Hastial

Paraje dominante en el extremo occidental de la sierra, con sus 1.374 m de cota.
Cascada

Cascada del Covacho

El cauce de este arroyo forma una bonita cascada en su caída por esta ladera rocosa, aunque su poco caudal apenas la ponía de relieve en esta ocasión.
cima

El Estepar

Con sus 1.403 m de altitud, constituye la cumbre cimera de esta sierra.
Intersección

Encrucijada

Cruce de caminos que encontramos al principio y fin de la ruta.
Puerta

Paso de muro

Un muro de piedra separa los límites de una zona militar a lo largo de la cuerda serrana, cruzándose en este punto para facilitar la ruta.
foto

Peña del Águila

Cercana al Canto Hastial, llama la atención su inspiradora forma que le vale tal sobrenombre.
cima

Peña Herrera

Saliente rocoso de notable pendiente en su cara sureste, con 1.289 m de altitud.
Waypoint

Silla del Diablo

Crestón de rocas con diversas y curiosas formaciones, una de las cuales inspira la figura de un ser humano sentado.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta