Tiempo  2 horas 26 minutos

Coordenadas 1338

Fecha de subida 21 de abril de 2018

Fecha de realización diciembre 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.117 m
973 m
0
2,2
4,3
8,64 km

Vista 5109 veces, descargada 354 veces

cerca de Pelegrina, Castilla-La Mancha (España)





    Sorprendente ruta geomorfológica, paisajística y faunística, consistente en recorrer el Barranco del Río Dulce desde el pueblo de Pelegrina, enlazando los senderos oficiales de las Rutas Naranja y Azul. Nos encontramos en el Parque Natural Barranco del Río Dulce.




    Antes de entrar al pueblo de Pelegrina, hay que hacer una parada obligatoria en el Mirador de Pelegrina, dedicado al naturalista Félix Rodríguez de la Fuente, desde donde tantas veces rodó a la nutrida colonia de aves rapaces rupícolas que anidan en los riscos de este barranco.




    Desde este mirador tenemos una excelente panorámica de 180º del Barranco de Río Dulce, y podemos hacernos una idea de su magnitud.




    Además seremos testigos del cercano planeo de buitres leonados, los cuales fueron filmados desde aquí en multitud de ocasiones por Félix, para su entrañable serie televisiva de fauna ibérica. Durante la Ruta Naranja en el fondo del barranco pasaremos por una caseta con su nombre, lugar donde guardaba el pesado equipo de filmación y material de rodaje de aquella época.




    Estacionamos en la entrada del pueblo, donde una adecuada señalización nos lleva rápidamente al inicio de la Ruta Naranja, también denominada Ruta de la Hoz de Pelegrina. Se trata de un pequeñísimo pueblo enfocado hoy día al turismo, dado el gran valor de su entorno natural, que en fin de semana puede soportar gran afluencia. Las ruinas de un viejo castillo dominan la hoz estratégicamente. Al finalizar esta ruta, podemos aprovechar para visitarlo y contemplar nuevas panorámicas desde su ubicación.




    La senda de bajada al fondo del barranco es muy cómoda, al igual que todos los senderos que recorreremos. Tanto la Ruta Naranja como la Ruta Azul tienen un trazado circular, compartiendo ambas rutas parte del recorrido. La idea es combinarlas haciendo dos bucles, y añadiendo al final de la Ruta Azul un corto trazado lineal a modo de apéndice, para recorrer el Ramal de las Pozas.




    Vamos recorriendo la ribera izquierda del Río Dulce, al amparo del exuberante bosque de galería. Pasamos por la Caseta de Félix comentada anteriormente. En estos parajes se rodaron episodios sobre lobos, águilas, buitres, nutrias y martines pescadores.




    La altura y verticalidad de las paredes del barranco son impresionantes. En la fotografía se aprecia el Mirador del Gollorio, por el que pasaremos más adelante. Aunque las mejores panorámicas las tendremos desde el puntal de esa escarpada pared, cerca de la cual discurre el sendero en la altiplanicie.




    Vadeamos el Río Dulce por una pasadera de piedras, aunque en esta época otoñal aún lleva poco caudal. Pasamos muy cerca de la base de la Cascada del Gollorio. Pero como su barranco va seco, esperaremos a las vistas que tendremos más adelante desde su salto. De momento caminamos por la ribera derecha, donde hemos enlazado ya con la Ruta Azul, también llamada Ruta de la Cascada del Gollorio y Ramal de las Pozas. En la fotografía se observa en lo alto del risco el Mirador de Pelegrina, donde paramos antes de acceder al pueblo.




    En este tramo nos sumergimos aún más en el frondoso bosque ripario. La vegetación predominante la forman encinas, rebollos, arces, sauces, chopos, fresnos, álamos, sabinas y enebros. Además de matorral de sotobosque y de ribera, como brezos, jaraestepas, rosales silvestres y carrizos. También plantas trepadoras como yedras. En cuanto a la fauna, es habitual el avistamiento de rapaces forestales y rupícolas, como azores, gavilanes, buitres leonados, águilas, alimoches y halcones, así como otras aves de roquedo y acuáticas, como chovas piquirrojas, aviones roqueros, ánades, garzas, lavanderas, martines pescadores y mirlos acuáticos. Más difícil será cruzarnos con corzos, ciervos, zorros, jabalíes o nutrias.




    Llegamos a una bifurcación por la que comenzamos a ascender al Alto del Picozo. Los buitres leonados no dejarán de sobrevolarnos. Este tramo también dispone de señalización roja, ya que es coincidente con los senderos GR-10 Valencia — Lisboa y GR-160 Camino del Cid, además de una etapa de la Ruta de El Quijote. Un espolón en la pared del barranco, nos servirá como improvisado mirador natural. Dejo marcado el waypoint.




    En el Alto del Picozo también disponemos de magníficas panorámicas, siendo el punto más elevado de la ruta. Aunque más que en una cima, da la impresión que nos encontramos a ras de suelo, ya que en realidad estamos al nivel de la planicie de la paramera.




    Un poco más adelante llegamos a otro mirador, donde podemos divisar la Cascada del Gollorio. A la derecha de la fotografía se aprecia la grieta del barranco secundario, por donde debería estar saltando el agua. Pero como en esta época está seco todavía, proseguimos hacia su cauce para cruzarlo.




    Volvemos a ver de cerca las imponentes paredes del barranco. El puntal rocoso que se observa en el centro de la fotografía, es el que veíamos hace un rato desde abajo, al vadear el Río Dulce. Y hacia ese puntal nos dirigimos, para asomarnos y disfrutar las estupendas vistas que tendremos desde él.




    Esta visión de la fotografía es la que tenemos al vadear el Barranco del Gollorio a la altura del cauce seco de su cascada. Precaución con no acercarse demasiado al borde, porque una posible caída no se contaría.




    En esta fotografía contemplamos la perspectiva desde otro mirador en la otra vertiente, tras cruzar el Gollorio. Precioso colorido del fin otoñal.




    Y en esta fotografía admiramos el fondo del barranco desde el puntal comentado anteriormente. Vemos el sendero por el que vamos a regresar, y los senderistas que lo están recorriendo. Merece la pena desviarse desde el cercano sendero para asomarnos, pero siempre con mucha precaución ante un posible resbalón en el cantil.




    Desde este puntal en el paraje de Los Castillos, vemos hacia la izquierda el mirador y la grieta del salto de la Cascada del Gollorio.




    Y hacia la derecha observamos el sendero que continúa hacia el Ramal de las Pozas, al cual nos dirigimos, para contemplar el tramo más angosto del Río Dulce.




    Al frente admiramos la cabecera del barranco principal. Arriba a la izquierda de la fotografía se observan varios senderistas en el puntal de Los Castillos, de donde venimos. Y debajo otros senderistas, por el sendero que discurre al fondo del barranco, hacia donde vamos, tras darnos la vuelta al final del Ramal de las Pozas.




    Enlazamos de nuevo con el sendero a la altura de la pasadera de piedras de la Ruta Naranja, y continuamos hacia el puente de madera que cruza el Río Dulce y conecta con el sendero de la otra orilla.




    Las Rutas Naranja y Azul vuelven a cruzarse y cerramos los dos bucles previstos. Ya solo nos queda desandar nuestros pasos hacia el pueblo, pero esta vez en ascenso, disfrutando de nuevas perspectivas de las caprichosas formaciones pétreas que nos rodean.




    Entre las fotografías de los waypoints incluyo un panel informativo con un mapa de la zona, donde también se incluyen otras rutas señalizadas por colores que amplían las aquí descritas.




    Con una mirada atrás nos despedimos del Barranco del Río Dulce. Fuera del track, podemos aprovechar para callejear por el pintoresco pueblo y subir a las ruinas de su castillo, donde añadiremos nuevas panorámicas a nuestra ruta, completando las vistas de las hoces que han esculpido el río. En cuanto al avituallamiento, entre la amplia oferta gastronómica del pueblo, recomiendo el exquisito menú serrano del restaurante El Paraíso. Si queremos ampliar esta sencilla ruta descrita, podemos ampliarla con la Ruta Verde, que se dirige de forma lineal a Sigüenza por un quejigar, siendo también muy recomendable visitar esta bella ciudad medieval. Otra alternativa es la Ruta Morada, hacia La Cabrera y Aragosa.




    El itinerario transcurre según el tipo de terreno: un 95% por camino y sendero terrizo, y un 5% por pavimento. El desnivel positivo es de 255 m. y el tiempo en movimiento fue de 2 horas 10 minutos, sin incluir las paradas.
   Ver también las siguientes rutas cercanas al Sistema Central:
Ruta Barranco de la Hoz del Río Gallo.
Ruta Hayedo de Tejera Negra.
Ruta Pico Ocejón desde Majaelrrayo.
Ruta Cuerda del Calvitero - Canchal de la Ceja - El Torreón.
Ruta Hoces del Río Duratón.
Ruta Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara.
Ruta Garganta de los Infiernos.
Ruta Pico Morezón desde La Plataforma.
Ruta Pico La Mira por Los Galayos.
Ruta Pico Zapatero desde Navandrinal.
Ruta Valle de Las Batuecas.


2 comentarios

  • Foto de lottis

    lottis 22-oct-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Fui en otoño. Me encantó la ruta, fácil. Para algunas persona que tengan alguna dificultad de estabilidad puede parecer moderada, cuando yo fui acababa de llover y el terreno podía estar resbaladizo. El pasaje es muy bonito y la naturaleza igual. Vi gamos y buitres. Recomendable para pasar una mañana agradable. No olvideis tomar refresco en el pueblo. Apoyo al comercio local.

  • Foto de crispichu

    crispichu 30-ene-2019

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Hice la ruta en invierno (mucho frío pero sin nieve) y me encantó. Es un entorno muy bonito y agradable, tranquilo. Para mi fue un descubrimiento el Barranco del río Dulce. Había pasado mil veces por la autovía y no había imaginado encontrar ese paisaje tan cerca.

Si quieres, puedes o esta ruta